Un punto del PIB por la Igualdad en Salud: organización propuso aumentar el presupuesto destinado al INSABI e IMSS

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza señaló que el gasto privado en salud es una hemorragia constante en la economía de las personas, por lo que es necesario emprender acciones para pararla

Actualmente, la cantidad contemplada en el presupuesto del gobierno es de 2.5% para el sector Salud, por lo que se requiere llegar al 6% del PIB, según la organización (Foto: Cuartoscuro)
Actualmente, la cantidad contemplada en el presupuesto del gobierno es de 2.5% para el sector Salud, por lo que se requiere llegar al 6% del PIB, según la organización (Foto: Cuartoscuro)

El gasto privado y de bolsillo en salud afecta gravemente la economía de las personas, produce endeudamiento, pérdida de patrimonio y, en ocasiones, empobrecimiento, aseguró Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. En este sentido, la organización propuso, como primer objetivo, destinar un punto del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a 240 millones de pesos, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar y al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

Actualmente, la cantidad contemplada en el presupuesto del gobierno es de 2.5%, por lo que se requiere llegar al 6% del PIB, indicó.

El gasto de bolsillo se da cuando un individuo enferma y tiene que recurrir a servicios privados de salud y pagar el costo de medicamentos, tratamientos, estudios médicos, atención o cualquier otro gasto que se derive de este.

En este sentido, el gasto de bolsillo es la peor forma de gasto privado en salud, ya que se ejerce en los momentos más críticos y en las peores condiciones. Además, requiere pagar costos al menudeo, con una capacidad limitada de buscar alternativas por se situaciones de emergencia. En este contexto, pueden llegar a presentarse abuso e inflación de precios, por urgencia, dolor o momentos de vida o muerte.

El gasto de bolsillo es la peor forma de gasto privado en salud, ya que se ejerce en los momentos más críticos y en las peores condiciones (Foto: Especial)
El gasto de bolsillo es la peor forma de gasto privado en salud, ya que se ejerce en los momentos más críticos y en las peores condiciones (Foto: Especial)

Así pues, de acuerdo con un comunicado de prensa emitido por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, México es uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que tiene una de las tasas más altas de gasto privado y de bolsillo en salud. Según datos del sistema de Información en Salud, en 2006 el gasto de bolsillo era el 53% del gasto total, disminuyendo 12 puntos porcentuales al ubicarse en 41% en 2018.

Esta situación “genera desigualdad, pues obviamente las familias de menores recursos tienen menor capacidad para pagar tratamientos de alto costo”, señala la organización en el documento.

Otra acción propuesta por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es integrar funcionalmente las redes de todos los subsistemas púbicos (IMSS, INSABI, y demás), iniciando por la atención primaria en salud. Asimismo, la organización recomendó resolver de manera ágil la atención inmediata y la provisión de medicamentos.

Aunado a esto, la creación de una “Profeco de la Salud”, que supervise y defienda los intereses de la población frente al abuso de los servicios privados.

Según datos del sistema de Información en Salud, en 2006 el gasto de bolsillo era el 53% del gasto total, disminuyendo 12 puntos porcentuales al ubicarse en 41% en 2018 (Foto: Twitter@Tu_IMSS)
Según datos del sistema de Información en Salud, en 2006 el gasto de bolsillo era el 53% del gasto total, disminuyendo 12 puntos porcentuales al ubicarse en 41% en 2018 (Foto: Twitter@Tu_IMSS)

Causas principales del gasto de bolsillo

Exclusión

En 2018, 20,245 personas, el 16% de la población, no se encontraban afiliadas a ningún subsistema de salud. “Estas personas están totalmente excluidas para ejercer su derecho a la salud. La carencia de afiliación es una de las dimensiones de la pobreza en México”, señala Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Fallas en la atención

Las personas que están inscritas en alguno de los subsistemas de salud pública en México también se enfrentan a situaciones en las que la atención presenta fallas, por lo que tienen que gastar de su bolsillo. El costo de los medicamentos representa el 23.4% del gasto privado en salud de las familias, y para los hogares más pobres este porcentaje se eleva a 34.5 por ciento. Asimismo, la programación de citas con varias semanas o meses después es un inconveniente que limita el acceso a los servicios públicos sanitarios.

Debilidad en la atención primaria y proliferación de consultorios privados

El abandono y deterioro de la atención primaria también es una causa del gasto de bolsillo; además, tiene efectos negativos en la salud de las personas. Al detectar fallas en la atención primaria, la población opta por acudir a consultorios privados o adyacentes a farmacias, lo que produce un mayor gasto, sobre todo, impide detección oportuna o complicación de enfermedades.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Salud no descarta que COVID-19 se convierta en una enfermedad estacional “como la influenza”

Sheinbaum reportó “ligero incremento” de hospitalizaciones por COVID-19 en la CDMX

La historia de Don Juan, el mexicano que derrotó al COVID-19 a los 106 años

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos