“Cien años de soledad” no hubiera sido posible sin Mercedes Barcha: esta es la historia

La novela no hubiera siquiera podido ser enviada de no haber sido por la esposa de Gabriel García Márquez

Sin una Mercedes Barcha no hubiera existido un Gabriel García Márquez
Sin una Mercedes Barcha no hubiera existido un Gabriel García Márquez

Este sábado, Mercedes Barcha Pardo, esposa del escritor colombiano Gabriel García Márquez, falleció en la Ciudad de México a los 87 años de edad. A pesar de que se sabe solamente lo que García Márquez y sus amigos escribieron de ella, Mercedes fungió como musa, crítica y administradora del hogar y sin ella, el éxito de su esposo no hubiera sido posible.

De acuerdo con un video de TED-ed, el autor de “Cien años de soledad” y su familia se encontraban de camino a Acapulco en 1965 cuando de repente volteó su coche y le pidió a Mercedes que se hiciera cargo de las finanzas del hogar. Esto debido a que el principio de su novela más reconocida llegó a su cabeza.

Después de 18 meses, el manuscrito de su nueva historia estaba listo y se dirigieron a Correos de México. Una vez ahí, el plan era enviarlo a una editorial en Argentina que estaba interesada en el libro.

Según lo que reportó el diario El País, al llegar a la oficina de correos un funcionario pesó el manuscrito y le informó a la pareja que el precio del envío sería de 83 pesos mexicanos. Pero Mercedes le informó que solamente contaban con 45 pesos. En ese momento los dos tomaron la decisión de expedir la mitad del manuscrito, lo único que podían costear. Lo demás se quedó en sus manos, junto con la esperanza de mandarlo después.

El nobel de Literatura colombiano usó a su esposa como inspiración de sus personajes femeninos (Foto: Archivo)
El nobel de Literatura colombiano usó a su esposa como inspiración de sus personajes femeninos (Foto: Archivo)

“Entonces nos fuimos a la casa y Mercedes sacó lo último que faltaba por empeñar”, reveló el autor en su momento.

Mercedes empeñó los únicos electrodomésticos que le quedaban en el hogar: un calentador, su secadora de cabello y la batidora. De esta forma, ella logró enviar el resto de la novela que haría a su esposo acreedor del Premio Nobel de Literatura.

Sin embargo, esta última parte no la sabían por lo que ella le reprochó enfadada a su pareja: “Ahora lo único que falta es que la novela sea mala”.

Pero ella misma sabía que el manuscrito era bueno, ella misma leyó las palabras que su esposo escribió acerca de la familia Buendía. Mercedes era una devota de la literatura y cuando García Márquez estaba finalizando su trabajo, ella lo leyó mucho antes que otros literatos.

Mercedes Barcha costeó el envío del manuscrito de su esposa (Gentileza: Sara Facio)
Mercedes Barcha costeó el envío del manuscrito de su esposa (Gentileza: Sara Facio)

La expresión en su cara me aseguró que el libro iba en el camino correcto”, contó el escritor en su día.

Después de su éxito, el escritor siempre agradeció que su esposa estuviera ahí para mantenerlo en pie mientras se dedicaba a escribir.

“[Mercedes] hubo de hacerse cargo de todas las cuestiones domésticas y de mantener en pie la casa mientras yo luchaba en el frente. Ella realizó toda clase de proezas maravillosas. Diariamente, de uno u otro modo me procuraba los cigarrillos, las cuartillas, todo cuanto necesitaba para escribir”, dijo en una entrevista con la revista Playboy en 1982.

Los amigos de García Márquez le describieron como un “muro” que decidía quien se podía acercar a sus esposo y quién debía ser tratado a la distancia.

Mercedes Barcha falleció seis años después de la muerte de su esposo (Foto: Archivo)
Mercedes Barcha falleció seis años después de la muerte de su esposo (Foto: Archivo)

Cuando yo escribí un perfil sobre Gabo, en 1999, entendí que solo con la aprobación de ella lograría acceder a él. Cuando la conocí en Bogotá y hablamos, sin decírmelo, sentí que ella me había dado la aprobación para que yo pudiera acercarme a él” contó Jon Lee Anderson, periodista de la revista The New Yorker y amigo Mercedes.

Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha Pardo se conocieron en Sucre, un pueblo del Caribe Colombiano en 1941, él tenía 13 años y ella 9. Pero en ese momento el futuro escritor y periodista supo ese mismo día que ella sería su esposa.

Se casaron en marzo de 1958 en Barranquilla y tuvieron dos hijos, Rodrigo y Gonzalo. La pareja se mantuvo casada durante 56 años, hasta la muerte de García Márquez, en 2014, en México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Murió Mercedes Barcha, esposa, musa y gran amor de García Márquez

6 libros imprescindibles de Gabriel García Márquez a 6 años de su muerte

García Márquez y la esperanza en tiempos de crisis: 30 actores recrearon “Cien años de soledad” en un cortometraje

García Márquez, Vargas Llosa, Cortázar y cía.: la otra historia detrás del Boom Latinoamericano, hecho serie

MAS NOTICIAS