“No renunciaré”, respondió Zamarripa a pesar de violencia en Guanajuato

El Fiscal del estado aseguró que "sería defraudar al Poder Legislativo"

infobae-image

Luego de informar que ascendió a 27 el número de personas fallecidas tras el ataque a un centro de rehabilitación de Irapuato, Guanajuato, ocurrido el pasado miércoles, el fiscal de la entidad Carlos Zamarripa, aseguró que no renunciará.

Durante su comparecencia ante los diputados locales para rendir su informe de resultados correspondiente al 2019, el fiscal aseguró que no dimitirá “porque sería defraudar al Poder Legislativo y porque represento a una institución”.

Ante los cuestionamientos del diputado local de Morena, Ernesto Prieto Gallardo, quien le recriminó la falta de control de la Fiscalía ante el crimen e incluso recordó la sugerencia del presidente Andrés Manuel López Obrador de que es necesario “limpiar” las instituciones de justicia en esa entidad y, en particular, a la Fiscalía, Carlos Zamarripa insistió:

“No es un tema personal. Representó a una institución con un gran equipo de personas y profesionales”, aseguró Zamarripa Aguirre, quien tiene ya 11 años en el puesto.

El miércoles 2 de julio de 2002 fueron asesinados 27 jóvenes en un centro de rehabilitación ubicado el municipio de Irapuato, en el estado de Guanajuato. (Foto EFE/Str/Archivo)
El miércoles 2 de julio de 2002 fueron asesinados 27 jóvenes en un centro de rehabilitación ubicado el municipio de Irapuato, en el estado de Guanajuato. (Foto EFE/Str/Archivo)

A lo largo de su comparecencia, Carlos Zamarripa dijo que ya fueron entregados los apoyos económicos a familias de 13 de las víctimas, y en algunos casos, todavía no se localizan familiares de los fallecidos.

Aseguró que la investigación se encuentra con un significativo avance. “Estamos seguros de que en breve tiempo podremos dar un resultado que significará el esclarecimiento de este caso”, señaló.

Respecto a los otros tres ataques ocurridos en otros centros de rehabilitación ocurridos en diciembre del año pasado, febrero y junio de este año, también ubicados en Irapuato, el fiscal indicó que han sido detenidas 26 personas como presuntos responsables, a quienes se les imputan distintos delitos, entre ellos, el de homicidio doloso.

El funcionario remarcó que el nivel de violencia que se vive en Guanajuato, que de enero a mayo ha registrado la muerte de 1,903 personas, se debe a la disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), que se pelean la entidad para el trasiego de droga y el robo de combustible.

Destacó que del 2019 a la fecha han sido detenidos 662 integrantes del CJNG organización encabezada por Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

A este grupo también les han sido decomisadas 480 armas de fuego, entre ellas 77 de grueso calibre incluidas las tipo Barret y antiaéreas, 161 vehículos, 100 motocicletas, 7,000 cartuchos y 21 granadas.

FOTO: DIEGO COSTA/CUARTOSCURO
FOTO: DIEGO COSTA/CUARTOSCURO

Mientras que al Cártel de Santa Rosa de Lima que lidera José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, se le han asegurado 810 armas, 292 de ellas de uso exclusivo del Ejército, 351 automóviles, 200 motocicletas y han sido detenidas 662 personas.

Carlos Zamarripa Aguirre es conocido en la entidad como el “Fiscal carnal”. Llegó a la extinta Procuraduría General de Justicia de esa entidad en febrero de 2009, y fue nombrado por el entonces Gobernador, el panista Manuel Oliva.

Luego, fue ratificado por el también panista Miguel Márquez Márquez, y en 2018 el actual Gobierno de Diego Sinhue Rodríguez lo propuso como Fiscal General de Justicia del Estado –cuyo encargo tiene una duración de 9 años–, en medio de manifestaciones y severas críticas.

El estado de Guanajuato, ubicado en el centro de México y cuya población ronda los 6 millones de habitantes, es la entidad más violenta del país al registrar 14,631 homicidios dolosos de enero a mayo de este año, lo que representa el 13 % de las personas que han sido asesinadas en todo el país.

El pasado 1 de junio, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, realizar cambios en las instituciones encargadas de la procuración de justicia para evitar que la violencia afectando a la población y la liberación de presuntos delincuentes, como ocurrió con la madre del “Marro” quien fue detenida dentro de un inmueble en donde presuntamente se encontró dinero y droga.

“Entonces se dan casos como estas detenciones y luego jueces liberan a los presuntos delincuentes porque tardó en llegar la orden de cateo o tardó en llegar la orden de aprehensión y eso da motivo, pretexto para liberar a presuntos delincuentes. De modo que se tiene que llevar a cabo una limpia y la tienen que hacer las propias autoridades de Guanajuato porque no está bien. El pueblo de Guanajuato no merece vivir la zozobra en vilo por la violencia”, dijo.

El 30 de junio pasado, el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, aseguró en una entrevista radiofónica que las detenciones de la mamá, hermana y prima de José Antonio Yépez Ortíz, alias “El Marro” fueron un montaje orquestado por la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, por lo que, dijo, se iniciará una investigación.

MÁS DE ESTE TEMA:

Masacre en Irapuato: por qué los narcos atacan los centros de rehabilitación y anexos

Quién es Carlos Zamarripa, el cuestionado fiscal de Guanajuato al que investiga la FGR

La captura de la mamá del “Marro” fue un montaje: Gertz Manero

Madre de “El Marro” fue puesta en libertad por falta de pruebas

MAS NOTICIAS