“No podemos estar perpetuamente en confinamiento”: López-Gatell y el por qué se levantó la cuarentena a pesar del riesgo

El subsecretario de Salud aseguró que el cierre de actividades tiene consecuencias económicas muy graves para muchas familias mexicanas, sin embargo, indicó que existe el riesgo de un repunte de la epidemia del coronavirus COVID-19

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que no se puede estar en “perpetuo estado de confinamiento”, puesto que el cierre de actividades tiene consecuencias económicas muy graves para muchas familias mexicanas, sin embargo, indicó que existe el riesgo de un repunte de la epidemia del coronavirus COVID-19.

“Lo hemos dicho muchas veces, lo vuelvo a decir, en el momento en que empezamos a salir existe el riesgo de un repunte de la epidemia, lo vuelvo a decir, en el momento en que termine el desconfinamiento y empezamos a salir, existe el riesgo de un repunte de la epidemia”, dijo el funcionario de Salud en la conferencia del sábado por la tarde.

López-Gatell explicó que luego de la apertura de actividades económicas en varios estados del país podría presentarse un rebrote, pero esto no significa que se haya desbordado la epidemia. Aseveró que luego de tres meses en confinamiento, ya no se puede seguir así.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Al igual que otros temas, la curva plana, los cubrebocas, la epidemia larga, no me va a extrañar que en unos pocos días si se presentan repuntes de la epidemia en algunos medios de información que característicamente han sido los más tardíos en entender la realidad o en querer representar fielmente, verazmente la realidad, entonces venga una idea de desbordó la epidemia...

No podemos estar permanente y perpetuamente en el estado de confinamiento. Llevamos casi tres meses en ello, tres, de hecho, más de tres meses, no podemos, no se puede”, reiteró.

El funcionario de Salud expuso que el objetivo del confinamiento era reducir la velocidad de contagios en el país, para de esta manera poder tener los equipos e insumos necesarios para atender a todos los pacientes de COVID-19, cosa que, dijo, se logró y México destaca de otros países por tener la epidemia más lenta.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“La sociedad tiene una consecuencia positiva cuando reduce la movilidad pública, y ese el objetivo primario, la consecuencia positiva es que se hagan más lentos los contagios, que la cantidad de contagios diarios sea menor y, por lo tanto, la cantidad de casos y la cantidad de personas que se hospitalizan y la cantidad de personas que lamentablemente fallecen. Eso es lo deseable, para eso se hacen las medidas de mitigación.

Sin embargo, como también hemos dicho, las epidemias no se pueden parar de un día a otro, es completamente irreal suponer que la epidemia se puede parar de un día a otro, de hecho, es irreal pensar que se puede acelerar la extinción de la epidemia.

¿Por qué razón interesa tener una epidemia más lenta?, para que lleguemos a la posibilidad de atender a todas las personas de acuerdo a una capacidad que está instalada, que ya era precaria, producto de una mal ilimitada desarrollo del Sistema Nacional de Salud a lo largo de los últimos 30 años y que logramos expandir en el tiempo que lo hemos mostrado todos los días. Entonces, la epidemia sigue, la epidemia es lenta”, explicó.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El subsecretario de Salud advirtió de las graves consecuencias económicas, para gran parte de la población mexicana, de continuar con el confinamiento.

La restricción de movilidad, el cierre de los trabajos, el cierre de las actividades económicas, implica consecuencias no deseadas, nada quiere que quiebren los pequeños comercios, nadie quiere que las familias que viven al día, que son la mitad de las familias de México, que nos quede muy claro, la mitad de México vive al día, y nadie quiere que esas familias sufran hambre porque no tienen con que alimentarse, entren en una quiebra económica, estén en un problema de que no pueden pagar la renta de su vivienda, etcétera, etcétera, etcétera. Entonces tenemos que llegar a un punto de equilibrio apropiado”, recalcó.

Aseguró que en México ya se comienza a observar una reducción en el número de contagios e ingresos hospitalarios, por eso se decidió empezar con la apertura de una manera que debe ser ordenada, progresiva, cuidadosa y manteniendo una vigilancia estrecha”, pero aclaró que si hay riesgo de rebrote.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Pero, reitero, eso no quiere decir que estemos exentos de riesgo de que repunte la epidemia en cualquier lugar del país puede ocurrir, ha ocurrido en otros países, en otros países lo que han hecho es en el momento en que detectan que empieza a repuntar la epidemia dan marcha atrás en algunas de las medidas y se establecen restricciones, empezando por aquellas actividades que implican la mayor cantidad de personas en el espacio público.

Esa es la lógica del manejo de la mitigación de esta epidemia”, concluyó López-Gatell.

La Secretaría de Salud dio a conocer durante la conferencia vespertina sobre el avance de coronavirus en México que, al momento, ya son 212,802 casos positivos acumulados y 26,381 decesos por la enfermedad.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

En las últimas 24 horas, el país tuvo un total de 4,410 nuevos casos de COVID-19 y 602 decesos, convirtiéndolo en el segundo país con más muertes reportadas por la enfermedad, por debajo de Brasil, que acumuló 1,109.

A nivel nacional hay 25,700 casos confirmados activos, los cuales representan la epidemia activa en el país. Hay 271,151 casos negativos acumulados, 67,099 sospechosos, y un total de 551,052 personas estudiadas, de acuerdo con Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud.

Por entidad federativa, la Ciudad de México, quien este lunes cambiará a semáforo naranja de riesgo, ya acumuló 46,610 casos; el Estado de México 33,153 y Tabasco, 9,988. En tanto, los estados menos afectados son Baja California Sur con 1,389, Zacatecas con 825 y Colima con 502.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mapa del coronavirus: una mortalidad que avanza con la CDMX a punto de entrar a semáforo naranja

MAS NOTICIAS