Qué fue de Alfredo Castillo, uno de los protagonistas en la investigación sobre el caso Paulette

El entonces subprocurador de justicia del Estado de México tuvo una carrera prominente durante la administración de Enrique Peña Nieto

Alfredo Castillo Cervantes, sub procurador de justicia durante caso Paulette (Foto: Cuartoscuro)
Alfredo Castillo Cervantes, sub procurador de justicia durante caso Paulette (Foto: Cuartoscuro)

Con el revuelo que cobró el caso de la niña Paulette, derivado de la serie de Netflix “Historia de un crimen: La Búsqueda”, cientos de usuarios de Twitter han manifestado su curiosidad por los involucrados principales.

Lizette Farah y Mauricio Gebara, padres de Paulette Gebara Farah; Alberto Bazbaz, procurador de justicia del Estado de México; y Alfredo Castillo, el subprocurador, son los personajes principales del caso, pues representan la familia más cercana de la pequeña de cuatro años y las autoridades competentes para resolver el caso.

En la serie del servicio de streaming, se insinúan una serie de irregularidades y numerosos claroscuros tanto de la familia de la niña que fue encontrada muerta entre las sábanas de su cama después de 9 días desaparecida, como de las autoridades mexiquenses; no obstante, se debe de señalar que es un producto de entretenimiento y a pesar de estar basado en un hecho real.

Niña Paulette Guebara, finada en 2010 (Foto: Captura de pantalla/YouTube@Paulettee)
Niña Paulette Guebara, finada en 2010 (Foto: Captura de pantalla/YouTube@Paulettee)

La desaparición de Paulette Gebara Farah ocurrió en marzo del 2010; sin embargo, la trayectoria de quien fue subprocurador durante ese periodo inicia desde años atrás. Egresado de la licenciatura de derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Azcapotzalco (UAM-A), se integró a la Procuraduría General de la República (PGR) en 2002 como asesor de Rafael Macedo de la Concha, ex titular de la dependencia.

El versado en derecho continuó creciendo en el sector de seguridad, para después fungir como director de Planeación Estratégica de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y como director de Concertación, Modernización y Profesionalización y luego director de Servicios de Seguridad Privada en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Fue la mano derecha de Alberto Bazbaz, titular de la Procuraduría General de Justicia estatal (PGJEM) y fue el agente encargado de la investigación de Paulette; de hecho, fue el primer elemento de alto perfil en llegar al lugar de los hechos.

Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, y Estanislao Beltrán Torres "Papá Pitufo", uno de los líderes y fundadores reconocidos por los autodefensa (Foto: Juan José Estrada Serafín / Cuartoscuro)
Alfredo Castillo, comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, y Estanislao Beltrán Torres "Papá Pitufo", uno de los líderes y fundadores reconocidos por los autodefensa (Foto: Juan José Estrada Serafín / Cuartoscuro)

Después de cerrar el caso, en mayo del 2010, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, lo volvió el nuevo titular de la PGJEM, tras aceptar la renuncia de Bazbaz, y mantuvo ese cargo hasta 2012.

Para cuando EPN consiguió la presidencia de la república, Castillo Cervantes continuó con su ascenso en el mundo de la política.

En 2013 tomó protesta como nuevo titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para sustituir a Humberto Benítez Treviño.

Castillo ha sido señalado por diversas vicisitudes en el presupuesto de la Conade (Foto: Notimex)
Castillo ha sido señalado por diversas vicisitudes en el presupuesto de la Conade (Foto: Notimex)

Al año siguiente, su carrera tuvo otro ascenso, pues cuando EPN lanzó el decreto de crear la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán, Alfredo Castillo toma la titularidad del órgano de la Secretaría de Gobernación (Segob). Tras el fracaso de la comisión, el egresado de la UAM tuvo otro puesto.

Para el mes de abril del 2015, tomó la titularidad de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), en sustitución del clavadista mexicano Jesús Mena Campos; sin embargo, distintos señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación (AFS) apuntan a operaciones fuera de la normativa de las Reglas de Operación del Programa de Cultura Física y Deporte al entregar apoyos sin previo análisis, duplicidad de apoyos, irregularidades en los procedimientos de adjudicación y formalización de contratos, y tampoco demostró los logros deportivos de 100 atletas y entrenadores beneficiarios.

Durante su gestión de la Conade, Alfredo Castillo no justificó 2.3 millones de pesos de apoyos especiales, correspondientes al 10% de apoyos ordinarios otorgados a 73 de los 100 beneficiarios. Asimismo, no pudo verificar la correcta determinación de los apoyos ordinarios que se entregaron a 31 atletas por 8.8 millones de pesos. Actualmente no ocupa ningún cargo público.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: