Personal médico recurre al amparo ante la falta de equipo para atender a pacientes de COVID-19

De frente a la contingencia por coronavirus varios retos se han presentado para el sector médico en México, uno de ellos, paradójicamente es su derecho a la salud y la de sus familias

Actualmente, el mayor número de contagios en el sector salud se ha dado precisamente en el IMSS (Foto: AFP)
Actualmente, el mayor número de contagios en el sector salud se ha dado precisamente en el IMSS (Foto: AFP)

Insumos e instrumentos necesarios para llevar a cabo su labor en el plano de la salud pública, son herramientas básicas que los profesionales de la salud han solicitado a la autoridades sanitarias de frente a la pandemia por coronavirus en México.

Cuando en otras naciones se ha hecho conmemoración y honra de los profesionales de dicho sector por haber atendido casos de COVID-19, en el país, se sabe de los constantes ataques a las enfermeras, doctores, doctoras y personal que labora en el sector salud por parte de personas que los consideran un foco de infección, olvidando que son ellos el más valioso frente que se tiene para enfrentar a la pandemia.

Por si fuera poco, no solamente ha sido parte de la ciudadanía la que ha denigrado a quienes forman parte de la fuerza laboral médica en México, sino también sus mismas autoridades e instituciones al no sólo privarlos del material e insumos suficientes sino también de la vida, arriesgándolos incluso cuando éstos exponen causas de peso para ausentarse de sus trabajos ante la falta de medidas de protección adecuadas.

El amparo como herramienta contra la muerte

Por la misma situación pasa una especialista en Química que reside en el estado de Puebla y quien trabaja para un hospital del IMSS. Ella ha trascendido por la penuria de solicitar material para protegerse y evitar el contraer COVID-19, pues su trabajo implica que esté en constante contacto con muestras que se consideran focos de infección especialmente cuando no se cuenta con los insumos necesarios de protección y manejo de sustancias.

Se suma el hecho de que tiene un hijo que padece asma y que, por tal razón, ella cumple con el requisito del “ACUERDO por el que se establecen las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2”, publicado el 24 de marzo pasado. Éste establece que las madres de niños menores de 5 años no deben trabajar durante la pandemia, además de que implica el hecho de ser aplicable al sector salud.

Suspensión de Amparo a Química del IMSS (Foto: Haidée García Salazar, Coordinadora de abogados de médicos del IMSS)
Suspensión de Amparo a Química del IMSS (Foto: Haidée García Salazar, Coordinadora de abogados de médicos del IMSS)

El esposo de la profesional en Química también es hipertenso, situación que agrava más su caso y problema ante el que el juez resolvió que tan sólo con aconsejarla con el uso de cubre bocas y el lavado de manos en el cotidiano, sería suficiente.

Por otro lado, cuando el menor tiene complicaciones que disminuyen su probabilidad de vida, Pedro Soto Arroyo, Juez Octavo de Distrito en Materia de Amparo Civil decidió no darle la protección constitucional y obligar a su mamá a seguir trabajando en el IMSS.

Actualmente, el mayor número de contagios en el sector salud se ha dado precisamente en el IMSS. De los casos publicados de personal de salud que han muerto en sus instalaciones podemos recontar los siguientes: dos personas Veracruz, dos en Monclova, uno en Saltillo, uno en Cancún, uno en Zacatecas, dos en La Raza, tres médicos en Monterrey, un enfermero en la Clínica 72 de la Ciudad de México; esta última es el mejor ejemplo de caos de la institución que no es necesario repetir; y aún no se declaraba la fase 3. Ello sin contar casos como el hospital del IMSS en Tlalnepantla que se convirtió en una zona de riesgo para el personal médico por contagio de COVID-19.

Aunque este es un caso que sigue en pie por parte del grupo de abogados que apoyan a los médicos del IMSS, liderados por Eduardo Sánchez y coordinados por la abogada Haidée García Salazar, el amparo se ha complicado por el cambio de criterio y si hoy el hijo de la Química enfermara, no sería elegido para ser atendido. Conforme a los citados especialistas, es obligación del Poder Judicial de la Federación el hacer contrapeso hacia los demás poderes, en lugar de apoyarlos cuando merman el bienestar y la salud de los miembros de la sociedad al hacer una mala toma de decisiones.

Cuando en otras naciones se ha hecho conmemoración y honra de los profesionales de la salud que han muerto por COVID-19, en el país se sabe de los constantes ataques a las enfermeras, doctores, doctoras y personal que labora en el sector salud (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)
Cuando en otras naciones se ha hecho conmemoración y honra de los profesionales de la salud que han muerto por COVID-19, en el país se sabe de los constantes ataques a las enfermeras, doctores, doctoras y personal que labora en el sector salud (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

Un caso de éxito

El caso de la doctora que se amparó para no atender casos de COVID-19 y de cuya situación se supo hace poco más de una semana. El tema no residía en omisión de obligaciones, sino en evitar que ella y su hijo mejor que padece de artritis se contagiaran del virus. En retrospectiva, habría que recordarse que por el estado de salud del menor de edad, éste se encontraba dentro de la población de riesgo, especialmente cuando su madre trabajaba para el Instituto de Salud del Estado de México, ubicado en Naucalpan sin las menores medidas sanitarias que evitasen que contrajera el coronavirus. Afortunadamente, Gabriel Regis López, juez Decimosexto de Distrito en materia administrativa le otorgó el amparo a la doctora, además de establecer que éste se debía establecer sin descuentos por faltar al trabajo que, de no ser acatados, no podría repararse el derecho humano de la salud y de la vida.

La existencia de brotes hospitalarios en el sector público en México, se enfrenta no sólo ante la falta de insumos para dar atención a la población afectada, sino también a la indolencia de las autoridades al no corroborar que los insumos lleguen a cada centro de salud en donde se requieren con urgencia. En ese mismo sentido, gran parte del personal médico de las instituciones de salud pública en el país, se enfrenta también a la indiferencia del cuidado tanto de su salud, como la de sus familias y seres queridos al no protegerlos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

UIF investiga vínculos de Grupo Salinas en compra fraudulenta de la empresa Fertinal por parte de Pemex

Mapa del coronavirus en México: Tijuana, Mexicali y Cancún, las zonas con mayor incidencia de contagios después del Valle de México

Coronavirus en México: en 18 estados más del 50% de los casos confirmados padecen enfermedades crónicas

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos