Secretaría de Salud actualizó protocolo de manejo de cadáveres por Covid-19 y recomendó su cremación

En caso de que los familiares lo soliciten, se podría llevar a cabo los procesos de sepultura, pero no se realizarían procedimientos de conservación

El personal público o privado debe acatar las normativas de bioseguridad en los procesos como el manejo, transportación y cuidados mortuorios. (Foto: Cuartoscuro)
El personal público o privado debe acatar las normativas de bioseguridad en los procesos como el manejo, transportación y cuidados mortuorios. (Foto: Cuartoscuro)

Ante el crecimiento de los casos de fallecimientos por Covid-19, la Secretaría de Salud (Ssa) decidió actualizar los protocolos en el manejo de cadáveres por esta causa y recomendó que los cuerpos deben ser cremados; no obstante, en caso de no poderse llevar a cabo este proceso puede optarse por la sepultura, aunque no se realizarían técnicas de conservación.

Por medio del documento Guía de manejo de cadáveres Covid-19 (SARS-CoV-2), la dependencia federal estableció que ante un fallecimiento por el nuevo coronavirus todo el personal público o privado debe acatar las normativas de bioseguridad en los procesos como el manejo, transportación y cuidados mortuorios.

De esta manera, es obligatorio aplicar el lavado de manos, además de usar guantes no estériles, bata impermeable con manga larga, cubrebocas quirúrgico y protección ocular. En el caso de que se requiera realizar una necropsia será indispensable la utilización de una mascarilla N95.

Tabla del protocolo de manejo de cadáveres por COVID-19 (Foto: Cortesía Secretaría de Salud y Gobierno Federal)
Tabla del protocolo de manejo de cadáveres por COVID-19 (Foto: Cortesía Secretaría de Salud y Gobierno Federal)

Durante el traslado a la morgue, las recomendaciones de la normativa permiten que se dé acceso a los familiares más cercanos, quienes deberán usar todas las protecciones mencionadas y no podrán tocar el cuerpo ni las superficies que podrían estar contaminadas. Posteriormente, el cadáver deberá ser introducido en una bolsa biodegradable resistente a la presión de los gases del cuerpo.

Este proceso debe realizarse en la misma habitación donde se encontraba la persona y después de que se haya llevado a cabo, la bolsa también debe ser desinfectada por el exterior con una solución de hipoclorito.

Dentro del área hospitalaria donde ocurrió el deceso, el personal de aseo debe realizar la limpieza y desinfección de toda la zona y elementos (cama, equipos de la cabecera, colchonetas, puertas, cerraduras, etc.) siguiendo la técnica del triple balde conforme a los lineamientos de prevención y control de infecciones

La bolsa del traslado también deberá ser desinfectada por parte del personal. (Foto: Thomas Khazki)
La bolsa del traslado también deberá ser desinfectada por parte del personal. (Foto: Thomas Khazki)

En el documento también se puntualiza que el personal de la Ssa debe respetar tanto al cadáver como a los seres queridos de la persona y “no se debe tolerar cualquier actitud que discrimine o estigmatice al fallecido, su familia, amigos o contactos por el diagnóstico”.

La dependencia federal ha recomendado que se lleve a cabo la cremación de los cuerpos, aunque también ha dicho que pueden llevarse a cabo los procesos más tradicionales como el entierro, el cual se daría “en las condiciones habituales”. Un punto que es de suma relevancia respecto a la cremación es que las cenizas podrán ser objeto de manipulación sin que supongan riesgo alguno.

En relación a la familia, cada uno de los integrantes podrá recibir el pésame por parte de sus seres queridos en casa, siempre y cuando no estén contagiados de coronavirus o tengan sospechas de estarlo. Ello no debe de implicar la gran concentración de personas en áreas pequeñas, además de asegurar la adecuada ventilación del área de recepción y se tomen en cuenta los lineamientos de la Jornada de Sana Distancia.

En el manejo de cadáveres por Covid-19 se debe aplicar el lavado de manos, además de usar guantes no estériles, bata impermeable con manga larga, cubrebocas quirúrgico y protección ocular. (Foto: Marco Ugarte/AP)
En el manejo de cadáveres por Covid-19 se debe aplicar el lavado de manos, además de usar guantes no estériles, bata impermeable con manga larga, cubrebocas quirúrgico y protección ocular. (Foto: Marco Ugarte/AP)

En caso de que se vele al cuerpo, no se aconseja que éste permanezca en el sitio más de cuatro horas y mientras suceda, el ataúd deberá permanecer cerrado y con menos de 20 personas a su alrededor, siempre y cuando se pueda asegurar la sana distancia.

Si un familiar muere en casa por Covid-19 o sospechen de una infección respiratoria no determinada deberán coordinarse con las autoridades forenses para que se le asignen el equipo correspondiente y desplazarse al domicilio. Se garantizará la documentación de las circunstancias del deceso, sus posibles causas, así como la respectiva toma de muestras y la remisión inmediata al Laboratorio de Vigilancia Epidemiológica.

Respecto a una muerte en el extranjero a razón del nuevo coronavirus, la familia deberá esperar las disposiciones de la ciudad donde se encontraba y puede recibir orientación y ayuda es la Dirección de Protección a Mexicanos en el Exterior, específicamente en la Dirección de Protección para Estados Unidos, Teléfono: +52 (55) 3686 5100, extensión 5880 http://www.sre.gob.mx/acerca/directorio/oficinas/dgpac.htm

MÁS SOBRE ESTE TEMA