Fraude de cuaresma: en muchos supermercados compras pescado, pero la mayor parte solo es hielo

Profeco no puede sancionar esta práctica por vacíos legales

Semana Santa 
Foto: DAMIAN DOPACIO/ARCHIVO
Semana Santa Foto: DAMIAN DOPACIO/ARCHIVO

La cuaresma es la temporada de mayor consumo de pescado en el país, debido a que por tradición católica se evita el consumo de carnes rojas durante ese periodo; sin embargo, los consumidores que compren productos del mar para su mesa podrían estar pagando más agua que proteína.

De acuerdo con Oceana, una organización internacional centrada en la conservación de los océanos, se trata de una práctica fraudulenta por la que no se dan kilos completos de pescado, ya que hasta el 50% del peso del producto empacado corresponde al glaseado, una capa de agua congelada que protege a los productos del mar para su distribución, pero de la cual se abusa para engañar al consumidor.

De todos los filetes de pescado y camarones congelados analizados se halló un porcentaje de glaseo de 16.37% dijo Renata Terrazas, directora de Campañas de Transparencia de Oceana.

Las diferencias de precios en el pescado son notorias segun el barrio donde este ubicado el comercio.
Foto NA: DAMIAN DOPACIO (ARCHIVO)
Las diferencias de precios en el pescado son notorias segun el barrio donde este ubicado el comercio. Foto NA: DAMIAN DOPACIO (ARCHIVO)

No hay ninguna regulación que diga cuánto porcentaje de glaseado se puede poner, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no puede aplicar sanciones. La directora señaló que esta práctica no está prohibida, pero las empresas que venden el producto no informan al consumidor sobre los porcentajes.

En entrevista con El Sol de México, Terrazas explicó cómo se realizó este estudio: “Tomamos 85 muestras en 10 marcas de supermercados diferentes en la Ciudad de México. Y luego si te digo que el 98% de las muestras tenían glaseado y no te informaban, te das cuenta que es una práctica generalizada”, mencionó.

Asimismo, menciona que “este fraude en la venta de pescados y mariscos es más grave en productos importados que en nacionales”, añadió.

La tilapia, basa y camarones congelados importados arrojaron un porcentaje de glaseo superior a un 30% en promedio, lo que significa que por cada kilo de producto el consumidor está pagando alrededor de 300 gramos de agua congelada.

La tilapia, basa y camarones congelados importados arrojaron un porcentaje de glaseo superior a un 30%.
Foto: Archivo
La tilapia, basa y camarones congelados importados arrojaron un porcentaje de glaseo superior a un 30%. Foto: Archivo

Por ejemplo, la experta señala que el camarón importado cuesta en promedio $290 por kilo en los supermercados, pero tiene 31% de glaseado, por lo que un kilo termina costando $427. Mientras que el camarón nacional en supermercados cuesta en promedio $386 por kilo, con un 13% de glaseado, así que termina costando $444; de tal forma ambos tienen casi el mismo precio, aunque la percepción para el consumidor es que los importados son mas baratos, pero termina defraudado al pagar más.

Pero hubo casos donde los paquetes tenían hasta 50% de glaseado.

"Claramente hay un engaño al consumidor, vamos a tener una cuaresma con personas yendo a los supermercados a comprar pescado que serán engañados... las autoridades no están haciendo nada”, afirmó Terrazas.

De igual manera, la ambientalista añadió que casi la mitad de las ventas de pescados en el año ocurren en la cuaresma, y señaló que la propuesta de la ONG es hacer la trazabilidad del pescado, es decir, rastrear todo lo que ocurre del puerto a la mesa, para lo cual ya trabajan con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Pescadores en el mar Caribe 
Foto: AFP (archivo)
Pescadores en el mar Caribe Foto: AFP (archivo)

Por su parte, esta semana la Profeco recomendó evitar pescados congelados “y, sobre todo, aquellos que notoriamente estén elevados en tamaño, ya que podrían estar inflados por agua inyectada y al cocinarse esa agua se pierde y se reduce el tamaño real del pescado”.

De ese modo, Oceana propone un etiquetado para los pescados y mariscos, en el que se incluya el nombre comercial y científico de la especie marina, el nombre de la embarcación, numero de identificación y permiso, dónde fue capturado, con qué arte de pesca, en qué fecha, así como información sobre los procedimientos realizados después de la captura como congelación, glaseo, empaque.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS

En cuaresma aumentó el fraude a los consumidores de pescados

Un estudio reveló el engaño al consumidor en la venta de pescado en Cancún, Mazatlán y CDMX


MAS NOTICIAS