(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no comparte la visión de los colectivos feministas que se oponen a la moralización del país.

El mandatario federal expuso que durante las protestas de colectivos feministas la semana pasada le fue entregado un pliego donde se pedía abandonar este postulado.

“El otro día vinieron de un colectivo feminista, que nosotros respetamos mucho, pero su texto, su planteamiento en contra nuestra era que se oponían a la moralización que nosotros promovemos", dijo.

López Obrador aclaró que respeta su punto de vista pero son concepciones distinas.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

"Yo respeto su punto de vista, no lo comparto. Yo creo que hay que moralizar al país, que hay que purificar la vida pública y que hay que fortalecer valores culturales, morales, espirituales. Son concepciones distintas”.

Además sostuvo que no renunciará a sus convciiones por que “hayan ido hacerle una manifestación”.

“No porque vinieron a hacer una manifestación yo voy a renunciar a mis convicciones de siempre, si por eso luchamos, luchamos para lograr un cambio en lo material y un cambio en lo espiritual; y si tienen otra visión, pues respetamos esa otra visión, pero nosotros vamos a seguir sosteniendo lo que creemos”, manifestó el presidente mexicano.

López Obrador aseguró que no se va a reprimir a nadie , ni habrá censura en medios de comunicación, lo que no aceptará es la “hipocresía”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Y no le hacemos daño a nadie, o sea, no vamos a reprimir. Si el Reforma un día sí y el otro también nos ataca, ni modo que ya vamos a perseguir a los de Reforma. No, es su derecho de manifestarse, es una concepción, es un periodismo conservador que no comparte nuestro proyecto, eso es dominio público. Lo que no aceptamos es la hipocresía de ser conservadores y aparentar que son liberales. Eso no. Entonces, ese es el problema de fondo, ese es el asunto de fondo”, explicó el presidente mexicano.

López Obrador, este lunes en su conferencia de prensa matutina, pidió, con todo respeto, a los colectivos feministas que han protestado en días anteriores por los feminicidios, que no pinten las puertas ni paredes, porque su gobierno está trabajando para erradicarlos.

"Le pido a las feministas, con todo respeto, que no nos pinten las puertas, las paredes, que estamos trabajando para que no haya feminicidios, que no somos simuladores y que no esperen que nosotros actuemos como represores, que no nos confundan, sabemos, porque llevamos años luchando, cómo sacarle la vuelta a la provocación y que respetamos el derecho de todos a la manifestación, pero ojalá y se ejerza ese derecho de manera pacífica, sin violencia”, indicó el mandatario mexicano.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El pasado viernes 14 de febrero colectivos de mujeres se manifestaron frente a Palacio Nacional en protesta por los feminicidios, como el de Ingrid Escamilla, realizado presuntamente por su pareja, Erick Francisco, el fin de semana pasado.

La jornada inició con una manifestación afuera de Palacio Nacional desde las 06:00 horas, en donde diariamente el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, realiza su conferencia matutina y donde también habita y duerme.

Decenas de mujeres realizaron pintas con consignas en contra de la violencia a las mujeres que se mantiene a la alza. Arrojaron globos llenos de pintura roja a la puerta del Palacio Nacional.

Tu silencio es cómplice”, “Nos están matando” o “Presidente indiferente” fueron algunas de las reivindicaciones estampadas en la pared de la vivienda del mandatario mexicano.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

En declaraciones a medios, una manifestante acusó al presidente de llevar a cabo un “feminicidio de Estado” y pidió “acciones concretas” contra la violencia contra la mujer.

“Estamos pidiendo que cumpla sus obligaciones”, acabó el comunicado de las manifestantes, mientras el resto de mujeres pedía al presidente que diera la cara y le reprochaban sus prioridades políticas al grito de “Justicia sí, rifa no”, en referencia al polémico sorteo especial del avión presidencial.

También quedaron en las paredes y pisos más reclamos como “No nos van a callar”, “Regrésame”, “No más feminicidios”, “No a la impunidad”. Posteriormente la tensión creció y prendieron fuego a cubiertas de las estatuas que se encuentran frente a Palacio Nacional, de inmediato intervinieron guardias de seguridad con extintores para apagarlos.

En declaraciones a medios, una manifestante acusó al presidente de llevar a cabo un “feminicidio de Estado” y pidió “acciones concretas” contra la violencia contra la mujer.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: