Los restos de 63 mineros que murieron en el accidente permaneces bajo los escombros. (Foto: Archivo)
Los restos de 63 mineros que murieron en el accidente permaneces bajo los escombros. (Foto: Archivo)

A 14 años de la tragedia, la empresa Grupo México, anunció este martes que entregará al gobierno federal la concesión llamada “El Olivo”, en la cual se localiza la mina de Pasta de Conchos para que puedan rescatar los restos de los 63 de los 65 trabajadores que, después de una explosión accidental, quedaron atrapados en la mina de carbón en 2006.

Lo anterior, derivado de una solicitud que el presidente Andrés Manuel López Obrador emitió. La empresa que preside Germán Larrea Mota Velasco -considerado uno de los hombres más ricos del país- expresó a través de un comunicado que tiene apertura para facilitar la búsqueda; señaló que el proyecto ubicado en San Juan de Sabinas, Coahuila, se devuelve en respuesta a la solicitud del Presidente.

"A partir de la determinación del Presidente de intentar un nuevo rescate de los cuerpos de los mineros fallecidos, la empresa ha tenido plena apertura para facilitar las actividades de los expertos nacionales y extranjeros convocados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para analizar y decidir sobre la viabilidad de dicha tarea”, declaró.

La empresa refirió que luego del “lamentable accidente ocurrido la madrugada del 19 de febrero de 2006”, activó recursos humanos y técnicos a su alcance para intentar rescatar a los mineros, aclarando que en aquel entonces, los esfuerzos por encontrar a los mineros se prolongaron 14 meses y participaron en ellos 270 rescatistas expertos, autoridades, mineros, técnicos y la comunidad de Pasta de Conchos.

En los esfuerzos por encontrar a los mineros participaron 270 rescatistas expertos y la comunidad de Pasta de Conchos. (Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro)
En los esfuerzos por encontrar a los mineros participaron 270 rescatistas expertos y la comunidad de Pasta de Conchos. (Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro)

“Los intentos de rescate continuaron sin interrupción, incluso después de tener certeza de que los mineros no podían continuar con vida, hasta que las evidencias científicas y técnicas disponibles en ese momento indicaron que seguir con la búsqueda significaba un serio riesgo para la integridad y la vida de los rescatistas. Ante ello, las autoridades ordenaron la suspensión de esas labores”, aseguró la empresa.

Gracias al empeño, aunque en el accidente fallecieron 65 mineros, se lograron recuperar los cuerpos de dos de ellos: José Manuel Peña Saucedo y Felipe de Jesús Torres Reyna.

En contraparte, a pesar de lo que el englomerado dijo en aquel momento, hay colectivos que aseguran que no fue así. Ante tal situación, se empezó a especular que el empresario Germán Larrea y su compañía se estaban beneficiando de la tragedia para ocultar actos de negligencia y malas condiciones laborales, ya que existen reportes de inspecciones que señalan que la mina operaba en condiciones poco seguras, con desperfectos eléctricos y presencia de gas por encima de la permitida.

Al respecto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México emitió una recomendación en la que señaló que en la muerte de los mineros hay responsabilidad de autoridades, empresa y sindicato minero. El organismo concluyó que existieron violaciones a los derechos humanos ya que funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social permitieron a la empresa trabajar en condiciones de riesgo para la vida de los empleados.

San Juan de Sabinas, Coahuila, 21 de Febrero 2006, mucho dolor, tristeza de familiares de los 65 mineros que se quedaron atrapados. (Foto: Cuartoscuro - archivo)
San Juan de Sabinas, Coahuila, 21 de Febrero 2006, mucho dolor, tristeza de familiares de los 65 mineros que se quedaron atrapados. (Foto: Cuartoscuro - archivo)

Apoyo internacional

14 años después y siendo una de las promesas durante la campaña de Andrés Manuel López Obrador, el mandatario respalda una nueva búsqueda con expertos y especialistas, inclusive internacionales para recuperar los restos de los mineros en Coahuila.

El pasado 21 de noviembre, María Luisa Alcalde, secretaria del Trabajo, dijo que había comenzado los trabajos para la recuperación de los restos de mineros muertos en Pasta de Conchos.

San Juan de Sabinas, Coahuila, 23 de Febrero 2006, un minero llega a Pasta de Conchos para continuar con los trabajos de rescate. (Foto: Cuartoscuro - archivo)
San Juan de Sabinas, Coahuila, 23 de Febrero 2006, un minero llega a Pasta de Conchos para continuar con los trabajos de rescate. (Foto: Cuartoscuro - archivo)

“Se conformó un grupo de expertos nacional y extranjeros conformado por los mejores del mundo en minas de carbón. Estuvieron a cargo de estas tareas y del análisis de los expedientes gente de Alemania, de China de Estados Unidos, de Australia y expertos mexicanos que determinaron por unanimidad la viabilidad del rescate”, mencionó la funcionaria.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS