El Instituto Nacional de Migración suspendió temporalmente el ingreso de organizaciones de la sociedad civil y asociaciones religiosas a las estaciones migratorias (Foto: Cuartoscuro)
El Instituto Nacional de Migración suspendió temporalmente el ingreso de organizaciones de la sociedad civil y asociaciones religiosas a las estaciones migratorias (Foto: Cuartoscuro)

El Instituto Nacional de Migración (INM) suspendió este martes temporalmente el ingreso de organizaciones de la sociedad civil y asociaciones religiosas a las estaciones migratorias y estancias provisionales para observar las condiciones en que permanecen los migrantes que fueron trasladados a sus instalaciones tras cruzar la frontera.

“Este Instituto reconoce la importante labor que realizan estas asociaciones y organizaciones en favor de las personas migrantes; sin embargo, debido a la contingencia, resulta necesario que el personal migratorio enfoque todos sus esfuerzos en atender a la población migrante, respetando en todo momento sus derechos humanos”, se lee en la notificación firmada por la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de Migración.

La suspensión estará vigente hasta nuevo aviso. Sin embargo, las autoridades precisaron que el miércoles se les notificará a los integrantes de las diversas organizaciones sobre las nuevas fechas para su ingreso a los inmuebles.

La reprogramación, según explicaron las autoridades, dependerá de la agenda de trabajo de cada estación migratoria, "con el objetivo de que los servicios para la población migrante se desahoguen sin interrupción”.

Migrantes centroamericanos al interior de una estación migratoria (Foto: Cuartoscuro)
Migrantes centroamericanos al interior de una estación migratoria (Foto: Cuartoscuro)

El INM recordó que el pasado viernes, representantes de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH); del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF); la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ingresaron a las Estación Migratoria Siglo XXI.

Sin embargo, integrantes de estas organizaciones han señalado que la visita a la estación duró apenas dos horas y que en ese tiempo, los oficiales solo pudieron estar 20 minutos en la zona en la que los migrantes se encuentran recluidos.

Previo a esta cierre, las organizaciones ya habían denunciado que el gobierno de México les estaba impidiendo el acceso a los centros de detención. Las organizaciones han asegurado que el problema afecta principalmente a la frontera sur, a los dos centros de detención de Tuxtla, en Chiapas y a los de Tenosique y Villahermosa, en Tabasco.

Los activistas han señalado que ningún gobierno anterior les había prohibido el monitoreo de la condición de los migrantes (Foto: Reuters)
Los activistas han señalado que ningún gobierno anterior les había prohibido el monitoreo de la condición de los migrantes (Foto: Reuters)

Organizaciones como Amnistía Internacional instaron la semana pasada al gobierno a permitir el acceso a las estaciones migratorias, pues se trata de un permiso que cada año las organizaciones tramitan para poder acceder y ofrecer ayuda a los migrantes. Además, no depende del encargado del centro o del delegado del instituto.

Ante las dificultades que han tenido para acceder, los activistas han señalado que ningún gobierno anterior les había prohibido el monitoreo de la condición de los migrantes.

"Eso nunca había pasado antes. Nosotros monitoreamos desde hace años y nunca. Ni siquiera en 2018, con la gran caravana”, dice, en referencia al grupo de miles de migrantes que llegó a Chiapas en octubre de 2018. “Ni cuando estaba Peña Nieto pasó, ni cuando fue el cambio con la política migratoria en junio y julio”, le dijo David Tobasura, del Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos del Sureste Mexicano, al diario El País.

La suspensión llega en un momento crítico. Desde mediados de enero, miles de centroamericanos iniciaron una caravana para llegar hacia Estados Unidos (Foto: Cuartoscuro)
La suspensión llega en un momento crítico. Desde mediados de enero, miles de centroamericanos iniciaron una caravana para llegar hacia Estados Unidos (Foto: Cuartoscuro)

Pese a que el INM ha dicho que se encuentra comprometido con la transparencia y el respeto a los derechos humanos al cumplir con las obligaciones del Estado mexicano en materia de refugio, así como en el apego a la legislación mexicana y tratados internacionales de los que es parte, las ONGs opinan diferente.

Y es que en algunos casos la confrontación por la negativa a los accesos ha sido frontal. El Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, con sede en Tapachula, ha señalado que el Instituto Nacional de Migración les canceló su permiso sin justificación.

La suspensión llega en un momento crítico. Desde mediados de enero, miles de centroamericanos iniciaron una caravana para llegar hacia Estados Unidos, y llegaron a la frontera entre Guatemala y México días después. Tras su llegada, la Guardia Nacional les cerró el paso y detuvo a la mayoría de sus integrantes para posteriormente deportarlos o llevarlos a una estación migratoria donde permanecen encerrados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: