Trabajar mucho y ganar poco: más de 10 millones de personas enfrentan precariedad laboral en México

Según datos de Inegi, la cifra aumentó más de dos millones en comparación con noviembre de 2018

Aumentó el número de trabajadores en precariedad en México (Cuartoscuro)
Aumentó el número de trabajadores en precariedad en México (Cuartoscuro)

El número de personas en precariedad laboral en México aumentó de 8,1 millones, en noviembre de 2018, a 10,6 millones al cierre del mismo mes, pero de 2019.

Según datos de la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENEO), publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), será precisamente la cifra de 10,6 millones de personas con la que cerrará este año.

Es decir que en el lapso de un año los trabajadores en condiciones precarias pasaron de 15 a 18.5% del total de la población ocupada en el país, indicó el periódico El Economista.

La precariedad laboral se refiere a la situación de inseguridad, incertidumbre y falta de garantías que enfrentan trabajadores.

A millones de personas les resulta insuficiente el sueldo que obtienen (Cuartoscuro)
A millones de personas les resulta insuficiente el sueldo que obtienen (Cuartoscuro)

Esas condiciones pueden manifestarse, por ejemplo, en un salario que resulta insuficiente para cubrir los costos mínimos de una vida autónoma para la persona o la necesidad de trabajar jornadas extensas porque el sueldo por hora resulta insuficiente.

El trabajar a tiempo parcial cuando se desearía laborar tiempo completo y mejorar los ingresos también es visto como una forma de precariedad laboral.

Con los datos publicados por Inegi, entonces se establece que actualmente en México hay más personas que trabajan 48 horas a la semana con un sueldo de no más de 3.000 pesos mensuales o empleados que laboran 35 horas por semana, pero que no alcanzan ni siquiera a ganar 3.000 pesos al mes e incluso personas que no cubren más de 35 horas a la semana de trabajo, pero no por decisión propia.

“Este es un indicador de condiciones inadecuadas de empleo desde el punto de vista del tiempo de trabajo, los ingresos o una combinación insatisfactoria de ambos y resulta particularmente sensible en las áreas rurales del país”, explicó Inegi.

Si bien es cierto que en cuanto al trabajo asalariado en el mismo periodo (noviembre de 2018 a noviembre de 2019) se incorporaron 2.2 millones de personas, las cifras de precariedad indican que se han creado empleos de mala calidad.

Ya en el primer trimestre de 2019 se alertó por el aumento en empleos precarios en el país.

El empleo informal también ha crecido (Foto: Cuartoscuro)
El empleo informal también ha crecido (Foto: Cuartoscuro)

También según datos de Inegi, entre enero y marzo de 2019 la población empleada en condiciones críticas (bajo salario o jornada laboral extensa, o ambas) era de 10.2 millones de personas, lo que comparado con el mismo periodo del año anterior significaba un aumento de 3.5 porcentuales.

Según Inegi se trataba de la cifra más alta de la que se tuviera registro en el rubro desde 2005. Además, de acuerdo con El Economista, el dato representaba también el nivel más alto de precarización laboral para un arranque de administración si se comparaba con los primeros meses de gobierno de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto.

El Instituto dio a conocer que en el mismo trimestre aumentó la informalidad entre la población ocupada, llegando a 57%, es decir, 30.8 millones de personas trabajando en la informalidad, por arriba del 56.3% que había en el mismo mes de 2018.

El Inegi, que considera empleadas a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto, situó la tasa de ocupación en 96,2% de la PEA en septiembre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:


TE PUEDE INTERESAR