Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; William Barr, fiscal general de EEUU; Alfonso Durazo, de Seguridad y Protección Ciudadana y el almirante José Rafael Ojeda Durán, Titular de la Secretaría de de Marina, participaron en una reunión en el edificio sede de la Cancillería (Foto: SRE)
Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; William Barr, fiscal general de EEUU; Alfonso Durazo, de Seguridad y Protección Ciudadana y el almirante José Rafael Ojeda Durán, Titular de la Secretaría de de Marina, participaron en una reunión en el edificio sede de la Cancillería (Foto: SRE)

Los Gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y de Donald Trump acordaron fortalecer la cooperación en materia de seguridad, para combatir a la delincuencia organizada y al crimen que opera de forma transfronteriza.

El pacto bilateral México-Estados Unidos tuvo lugar una semana después de que el presidente Trump anunció su intención de considerar a los cárteles de la droga mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, como resultado del ataque criminal que provocó la masacre de nueve integrantes de la familia LeBarón.

Un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores asegura que durante los encuentros, los funcionarios de ambos países acordaron fortalecer al Grupo de Alto Nivel de Seguridad México-Estados Unidos (Ganseg), integrado el pasado 27 de agosto, con el propósito de combatir a la delincuencia organizada y al crimen que opera de forma transfronteriza.

En la reunión los funcionarios intercambiaron puntos de vista y conversaron, de forma cordial y respetuosa, sobre las prioridades en materia de seguridad para ambas partes. Entre otros puntos, conversaron sobre cooperación en materia de tráfico de armas, lavado de dinero, trasiego internacional de drogas y cómo hacer frente en conjunto al crimen transnacional y al tráfico internacional de drogas

En los encuentros participaron Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores, Alfonso Durazo Montaño, de Seguridad y Protección Ciudadana, y el almirante José Rafael Ojeda Durán, titular de la Secretaría de de Marina, con la representación del gobierno mexicano. En la delegación de EEUU participaron el fiscal General William Barr y el embajador Christopher Landau.

Fuentes de la Cancillería aseguraron que las conversaciones entre los funcionarios de ambas naciones se llevaron a cabo de forma cordial y respetuosa. Ambas delegaciones expusieron sus prioridades en materia de seguridad.

Por la mañana, William Barr sostuvo un encuentro privado con su homólogo mexicano, Alejandro Gertz Manero, en el edificio sede de la Fiscalía General de la República (FGR).

Más tarde, William Barr se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional. En dicho encuentro, también estuvo presente el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval González.

Como abogado comprende con exactitud que nuestra Constitución, nos obliga a ceñirnos a los principios de cooperación para el desarrollo y a la no intervención en materia de política exterior. De este modo que siempre podremos trabajar juntos

La Cancillería mexicana fue el escenario de la reunión bilateral que ambas delegaciones sostuvieron con el propósito de mejorar la cooperación en materia de seguridad. En ese encuentro, también de carácter privado, participaron los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; el de Marina, José Rafael Ojeda, y el Embajador Christopher Landau por parte de los Estados Unidos.

El Gobierno de México tuvo una deferencia con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr. al organizarle una visita especial a la Basílica de Guadalupe. Durante el recorrido por uno de los santuarios emblemáticos de la Iglesia Católica en América Latina, Barr estuvo acompañado por Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México.

Barr realizó un recorrido por las capillas de la Basílica, acompañado por el rector del Santuario, Salvador Martínez Avila, y el sacristán Mayor Raymundo Maya Paz, quienes lo acompañaron en sus oraciones. Al término de su visita, el fiscal general se dirigió al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para regresar a Estados Unidos.

MÁS SOBRE ESE TEMA: