La violencia se ha vuelto parte de la comunidad universitaria (Foto: Facebook UNAM)
La violencia se ha vuelto parte de la comunidad universitaria (Foto: Facebook UNAM)

El segundo periodo de Enrique Graue como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) inició con la huella de violencia de género en sus facultades, escuelas e institutos.

Alumnas de las facultades de Ciencias, Ingeniería, Medicina, y Filosofía denunciaron ser víctimas de amenazas de muerte y violación, por el sólo hecho de pertenecer a colectivos feministas.

Múltiples mantas y cartulinas montadas en las paredes de las instalaciones universitarias dieron cuenta de testimonios donde exhiben las diversas expresiones de acoso, violencia sexual y de género que todos los días sufren de parte de trabajadores, estudiantes y profesores de la UNAM.

Amenazas de muerte y de violación publicaron presuntos alumnos de la UNAM contra universitarias que pertenecen a colectivos feministas (Foto: Facebook)
Amenazas de muerte y de violación publicaron presuntos alumnos de la UNAM contra universitarias que pertenecen a colectivos feministas (Foto: Facebook)

Macho no se nace, la Facultad de Ingeniería los hace”, se lee en una de las pancartas que las estudiantes pegaron en los muros de la facultad que forma parte de la Ciudad Universitaria.

La jóvenes universitarias también mostraron las publicaciones en redes sociales, con las que sus agresores intentan amedrentarlas para suspender su activismo en la defensa de los derechos humanos de las mujeres.

Se te caen los calzones de miedo, lárgate a trapear”, “A eso le llamo poner la basura en su lugar”, son algunas de las publicaciones que presuntos estudiantes varones han publicado en las plataformas de Twitter y Facebook.

Las alumnas universitarias cuestionaron la omisión de las autoridades universitarias para investigar, sancionar y erradicar la violencia de género en la máxima Casa de estudios.

No olvidamos sus omisiones y criminalizaciones en acosos, feminicidios y desapariciones”, contestaron las jóvenes en otra pancarta pegada también en Ingeniería.

Desde hace una semana, justo cuando el proceso de designación del nuevo Titular de la Rectoría de la UNAM estaba en su punto culminante, las universitarias han realizado protestas y promovido la paralización de actividades académicas, para exigir una respuesta expedita a las denuncias de acoso y violencia sexual que han presentado.

La Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) ya cumplió cinco días sin actividades académicas, el plantel fue cerrado hasta que las autoridades reacciones con hechos contra la violencia de género.

En respuesta, la UNAM publicó un tuit en su cuenta institucional de Twitter en el que dice compartir la indignación de las jóvenes estudiantes por los actos de violencia de género que han sufrido en las instalaciones universitarias.

“Expresen sus propuestas para mejorar los mecanismos institucionales encaminados a erradicar ese tipo de conductas. Todas las propuestas serán analizadas y sistematizadas por un grupo de universitarias comprometidas y expertas en el tema", prometió la Universidad Nacional, cuyos destinos estarán en manos de Graue hasta 2023.

En septiembre de 2018 se registraron escenarios similares, cuando alumnos de diversas facultades de la UNAM denunciaron amenazas por participar en el movimiento estudiantil contra el porrismo.

Las niñas bonitas de Conta amanecen muertas. Bájale a tu movimiento”, le dijeron estudiantes de la Facultad de Contaduría y Administración a una joven universitaria que participó en las primeras asambleas encaminadas a convertir el espacio universitario en un sitio libre de porros.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: