Durante la mañana de este sábado, el volcán Popocatépetl despertó con importante actividad, pues se registraron un par de exhalaciones, las cuales generaron dos columnas que alcanzaron una altura de dos kilómetros, informó la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

Por medio de su cuenta de Twitter, el organismo puntualizó que la primera emisión de gas comenzó a las 8:58 horas, mientras que la segunda se originó casi una hora después, a las 9:41 horas.

La actividad generó la expulsión de contenido moderado de ceniza, la cual se desplazó en dirección noroeste del coloso, puntualizó Protección Civil. Además, aclaró que el semáforo de alerta se mantienen en amarillo fase dos.

(Foto: JOAQUÍN SANLUIS /CUARTOSCURO)
(Foto: JOAQUÍN SANLUIS /CUARTOSCURO)

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) esta fase de alerta implica que puede presentarse actividad eruptiva con emisión de una pluma de vapor de agua y gas y lanzamiento de fragmentos incandescentes hasta algunos kilómetros de distancia del cráter.

Si bien esta etapa de la emergencia no significa que la población cercana deba evacuar, sí se deben estar alerta y tomar en cuenta algunas recomendaciones en el caso de la caída de ceniza.

Algunas de estas son cubrir la nariz y la boca con un pañuelo o cubreboca; limpiar los ojos y garganta con agua pura; utilizar lentes de armazón y evitar los lentes de contacto, esto con el fin de reducir la irritación ocular; y cerrar las ventanas de los hogares, así como permanecer dentro de casa.

La Coordinación Nacional de Protección Civil reporta que el volcán Popocatépetl produjo una exhalación a las 09:41 horas con contenido moderado de ceniza, la columna alcanzo una altura de dos kilómetros y se dirige al noreste. La imagen desde la capital del estado. (Foto: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO)
La Coordinación Nacional de Protección Civil reporta que el volcán Popocatépetl produjo una exhalación a las 09:41 horas con contenido moderado de ceniza, la columna alcanzo una altura de dos kilómetros y se dirige al noreste. La imagen desde la capital del estado. (Foto: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO)

El Cenapred también informó que en las últimas 24 horas se han registrado 64 exhalaciones, además de 52 minutos de tremos, que son movimientos de magma cerca de la superficie del volcán, así como una expulsión de material incandescente.

El mismo organismo ha exhortado a la población a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y en caso de que se presenten lluvias fuertes, instó a alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro.

Las zonas en donde se espera la caída de ceniza son los municipios de San Juan Tehuixtitlán, Atlautla, Ozumba, Amecameca de Juárez, y Juchitepec, en el Estado de México.

(Foto: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO)
(Foto: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO)

En Ciudad de México, únicamente se espera que los residuos caigan sobre la alcaldía Milpa Alta, mientras que en el estado de Morelos es posible que estas se precipiten en Totolapan, Nicolás Zapata y en San Felipe Neri.

En la última semana se ha registrado importante actividad del volcán Popocatéptl durante varios días seguidos. Una de las más relevantes fue el seis de noviembre cuando se produjo una explosión, que generó una columna de ceniza de 1.6 km de altura.

Aunque ahí no cesó la actividad, pues a las 20:00 horas también se registró una explosión del volcán con lanzamiento de material incandescente y una columna eruptiva.

(Foto: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO)
(Foto: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO)

En México hay 46 volcanes activos, pero sólo seis son considerados de alto riesgo: el Popocatépetl (conocido también popularmente como “Don Goyo”), ubicado en los límites del Estado de México, Morelos y Puebla; el Volcán de Fuego, en Colima; el Ceboruco, en Nayarit; el Pico de Orizaba; en los límites de Veracruz y Puebla; el Chichón, en Chiapas; y el Tacaná, situado en la frontera con Guatemala.

Ramón Espinasa Pereña, subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, mencionó en entrevista con Infobae México que todos los cerros que rodean al Valle de México son volcanes apagados que alguna vez tuvieron actividad, pero que ahora permanecen dentro del campo monogenético, en espera del surgimiento de un nuevo coloso.

"Todos son volcanes, todos los cerros que se ven en el Valle de México son volcanes, pero están apagados, excepto el Popocatépetl; sin embargo, las sierras del Valle de México y la que nos separa del Valle de Cuernavaca se conocen como campo volcánico monogenético, que está integrado por volcanes que sólo tuvieron una erupción en su vida, la cual pudo durar desde algunos días hasta muchos años”, explicó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA