Jovenes embozados se manifestaron por la libertad de los presos políticos de Chile y Ecuador sobre avenida Insurgentes (Foto: Cuartoscuro)
Jovenes embozados se manifestaron por la libertad de los presos políticos de Chile y Ecuador sobre avenida Insurgentes (Foto: Cuartoscuro)

Un grupo de encapuchados realizó este jueves un bloqueo en en el sur de la Ciudad de México para exigir la liberación de los presos en Chile y Ecuador.

El contingente, compuesto por una veintena de personas, bloqueó la avenida Insurgentes Sur en ambos sentidos, a la altura del Metrobús Ciudad Universitaria, en la alcaldía de Coyoacán. A modo de protesta, prendieron fuego a fantasmas y vallas de contención plásticas, además de grafitear la avenida y vandalizar dos camiones repartidores de dulces y refrescos.

Bloqueo de avenidas para exigir la liberación de presos políticos en Chile y Ecuador (Video: Especial)

Su protesta es para exigir la liberación de los presos políticos en Chile y Ecuador, donde desde hace semanas se viven semanas de intensas movilizaciones. Con enormes pancartas, los encapuchados se plantaron en una de las avenidas principales de la ciudad y cerraron el paso por horas.

Debido a su cercanía con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las autoridades de la institución realizaron labores de tránsito para desviar a los automovilistas y evitar el congestionamiento vial. Las autoridades capitalinas también advirtieron del bloqueo y recomendaron usar como alternativas viales Paseo del Pedregal, Antonio Delfín Madrigal, Periférico y avenida Aztecas.

“Sí estamos en guerra, Piñera. Contra el capital y tu estado de sitio”, “Presos de Chile y Ecuador libertad”, se leía en los carteles, en referencia a las protestas sociales que han acontecido en ambos países latinoamericanos.

¿Qué ocurre en Chile?

Las protestas comenzaron en la capital chilena después de que el gobierno decidiera subir el precio del billete de metro (Foto: Gustavo Gavotti)
Las protestas comenzaron en la capital chilena después de que el gobierno decidiera subir el precio del billete de metro (Foto: Gustavo Gavotti)

El día de ayer, miles de personas volvieron a salir a la calle en Chile para demostrar su rechazo en contra del presidente Sebastián Piñera y mostrarle su rechazo a las reformas sociales que había anunciado en la víspera para apaciguar a la población tras días de disturbios.

Las protestas comenzaron en la capital chilena después de que el gobierno decidiera subir el precio del billete de metro. Convocadas a través de las redes sociales bajo la consigna #EvasionMasivaTodoElDía (en referencia a evitar el pago del boleto), miles de personas, mayoritariamente estudiantes, se congregaron durante toda la primera semana para derribar las rejas de entrada a las estaciones, destruir los torniquetes y sobrepasar los controles de acceso para protestar por el alza del pasaje (de 3,75%) en las horas más congestionadas.

Los disturbios se fueron incrementando hasta que se convirtió en un verdadero estallido social. Lo que comenzó con un “cacerolazo” popular, con miles de familias haciendo sonar ollas y sartenes, derivó en enfrentamientos entre encapuchados y las fuerzas especiales de la policía y militares en varios puntos de Santiago.

Manifestantes marchan en Concepción, Chile (Foto: Reuters)
Manifestantes marchan en Concepción, Chile (Foto: Reuters)

Los chilenos se rebelaron contra el alto costo de vida y la desigualdad de sus ingresos. Algunos están enojados con Piñera, a quien acusan de estar fuera de contacto con la gente. Muchos se sienten atrapados con la combinación del incremento de costos y una desaceleración económica.

Las protestas masivas incluso han hecho que el presidente dijera que el país estaba en guerra, aunque posteriormente se disculpó. Ha decretado diversos toques de queda y la violencia desmedida de los militares en contra de la población civil ha cobrado la vida de más de una decena de personas.

El caos siguió a las protestas contra la austeridad y la corrupción en Haití, Ecuador, Perú, Argentina y Honduras, entre otros países. Pero se suponía que Chile era diferente. El país encabeza a Sudamérica en prácticamente todas las tablas: PIB per cápita, Índice de desarrollo humano de la ONU y múltiples clasificaciones en cuestión de libertad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: