Mario Vargas Llosa siempre ha manifestado críticas contra los gobiernos autoritarios de América Latina (Foto: Archivo)
Mario Vargas Llosa siempre ha manifestado críticas contra los gobiernos autoritarios de América Latina (Foto: Archivo)

Mario Vargas Llosa, el premio Nobel de Literatura 2010 volvió a mirar hacia México. 19 años después de calificar al país como una “dictadura perfecta”, alertó sobre los riesgos de su resurgimiento.

En una entrevista publicada por el periódico Reforma, el famoso escritor que, ha sido un permanente crítico de gobiernos que considera autoritarios, sostuvo que la dictadura perfecta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ya cayó una vez, pero podría estar de regreso en México con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No era tan perfecta, porque finalmente la dictadura desapareció, pero lo que es terrible es que vaya a resucitar, ¿no? Porque yo tengo un poco la impresión de que López Obrador es como la resurrección del PRI, del PRI que formó parte de su juventud”, advirtió el autor de “La fiesta del Chivo”, novela que publicó en el año 2000 sobre la vida de Rafael Leónidas Trujillo, el dictador que gobernó República Dominicana y fue conocido como "El benefactor.

Mario Vargas Llosa, quien en 2011 recibió del rey Juan Carlos de España el título de “Marqués de Vargas Llosa”, agregó que el peligro político-social de los países de la región es el “populismo” de los líderes latinoamericanos, entre quienes incluyó a López Obrador.

Conferencia de prensa del presidente de México

En respuesta, AMLO expresó que respeta a Mario Vargas Llosa como un extraordinario escritor, pero consideró que el literato peruano ha involucionado en el terreno político, convirtiéndose en seguidor de las monarquías.

“Respeto a Mario Vargas Llosa, buen escritor, lo respeto”, pero “en lo político creo que ya es hasta monárquico, ha involucionado, pero eso es otro asunto, es un gran escritor, extraordinario”, apuntó en tono serio y con gesto adusto.

Otros rounds

No es la primera vez que el autor de “Los cuadernos de Don Rigoberto”, “La Tía Julia y "El escribidor” y “La ciudad de los perros” se refiere al perfil político de Andrés Manuel López Obrador.

Durante una entrevista con la cadena CNN, Mario Vargas Llosa le dijo a Andrés Oppenheimer que el mandatario mexicano tiene “una ceguera respecto a lo que es la modernidad, lo que es una verdadera democracia y eso se está viendo y ha comenzado a bajar su popularidad, afortunadamente. Ojalá esa declinación continúe muy rápidamente”, opinó en un video que el 28 de julio circuló en redes sociales.

Un mes antes, el 24 de junio, Vargas Llosa advirtió los riesgos de que Andrés Manuel López Obrador busque perpetuarse en el poder y destruir la democracia en México.

Me preocupa mucho México. Tiene hoy día en la presidencia a un populista, que además ha obtenido una mayoría absolutamente extraordinaria, lo que le da un poder también extraordinario, que podría llegar a destruir la democracia mexicana y perpetuarse en el poder si se lo planteara. Y perpetuarse en el poder a través de mecanismos perfectamente democráticos”, explicó durante su participación el foro “Iberoamérica de cara al futuro”, realizado en la Casa de América de Madrid.

“La elección de Andrés Manuel López Obrador para la Presidencia de México es grave para el país y para América Latina” y deseó que “los mexicanos comprendan que han cometido un gravísimo error al llevar a un populista a la presidencia”.

"No era tan perfecta, porque finalmente la dictadura desapareció, pero lo que es terrible es que vaya a resucitar": Mario Vargas Llosa (Foto: Archivo)

Vargas Llosa, un hombre de letras y de posiciones políticas

Mario Vargas Llosa nació en Perú en 1936 y obtuvo la nacionalidad española en 1993. Es uno de los grandes novelistas y ensayistas del siglo XX y ha obtenido numeroso premios, entre los que destacan el Nobel de Literatura 2010, el Rómulo Gallegos 1967 y El Príncipe de Asturias de las Letras 1986.

En la década de 1960, Vargas Llosa consiguió el reconocimiento internacional con novelas como “La ciudad y los perros”, “La casa verde” y “Conversación en La Catedral”. Ha escrito novelas históricas, políticas y policiacas, además de ensayos, cuentos y obras de teatro.

También incursionó en la política. Durante su juventud comulgó con el comunismo y en la década de 1979 se vinculó al liberalismo de la época. En 1990 fue candidato a la presidencia de Perú, abanderado por la coalición política de centro derecha Frente Democrático. En una segunda vuelta electoral perdió los comicios frente a Alberto Fujimori.

En el año 2000, cuando era inminente la alternancia política en México y crecía la popularidad de Vicente Fox, el candidato opositor al PRI, Vargas Llosa manifestó sus simpatías: “Vicente Fox significa la transición hacia la democracia, en oposición a la continuidad del sistema priísta que representa el priísta Francisco Labastida Ochoa”, expresó.

En la elección presidencial de 2006, el escritor también se refirió a México y al triunfo de Felipe Calderón en un artículo publicado en la prensa española: “De buena se libró México cuando su electorado en un rato de lucidez prefirió, aunque por un número relativamente pequeño de votos, a Felipe Calderón Hinojosa como futuro presidente”.

También en 2012 se manifestó a favor de la panista Josefina Vázquez Mota, a quien calificó como una “demócrata profunda”. Dijo que México necesitaba continuar la lucha contra la violencia y el narcotráfico emprendida por Calderón Hinojosa.

El escritor ya nacionalizado español también se ha manifestado en torno a la situación política de otras naciones. Apoyó la candidatura presidencial del empresario chileno de derecha, Sebastián Piñera. En las elecciones por la presidencia de Perú, en 2011, votó a favor de Alejandro Toledo; al conocer que Keiko Fujimori y Ollanta Humala disputarían la presidencia en una segunda vuelta, declaró que respaldaría a este último para impedir el “retorno de la dictadura que gobernó el país en la década de los noventa”. Tras el referéndum de independencia de Cataluña de 2017, Vargas Llosa se pronunció contra la independencia, junto con la Sociedad Civil Catalana.

El PRI ostentó el poder político de México durante 70 años (Foto: Especial)
El PRI ostentó el poder político de México durante 70 años (Foto: Especial)

México, la dictadura perfecta

El 30 de agosto de 1990, Carlos Salinas de Gortari era el presidente de México y Mario Vargas Llosa participó en el “Encuentro Vuelta”, una reunión de intelectuales organizado por el escritor y nobel mexicano Octavio Paz y moderado por Enrique Krauze. En ese escenario, Vargas Llosa se refirió a las más de 6 décadas del PRI al frente del poder presidencial.

“Espero no parecer demasiado inelegante por decir lo que voy a decir. Yo no creo que se pueda exonerar a México de esa tradición de dictaduras latinoamericanas. Creo que el caso de México, cuya democratización actual soy el primero en aplaudir, como todos los que creemos en la democracia, encaja en esa tradición con un matiz que es más bien el de un agravante”.

El rostro de Octavio Paz cambió, era evidente su molestia, pero Mario Vargas Llosa continuó: "México es la dictadura perfecta. La dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta es México. Tiene las características de la dictadura: la permanencia, no de un hombre, pero sí de un partido. Y de un partido que es inamovible”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: