El fiscal regional de Tecámac fue atacado por dos supuestos sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación (Foto: Especial)
El fiscal regional de Tecámac fue atacado por dos supuestos sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación (Foto: Especial)

El Fiscal regional de Tecámac, Estado de México,, resultó lesionado al ser atacado por dos sujetos armados, mientras comía en un restaurante en la colonia Matilde, en los límites de Zempoala y Pachuca, en Hidalgo.

Los hechos se produjeron la tarde de ayer, en un negocio de mariscos, cuando dos personas dispararon contra el funcionario y sus dos escoltas de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México. Lamentablemente, ambos agentes perdieron la vida instantáneamente.

Sánchez Bravo fue trasladado al hospital para su atención médica. En tanto, las autoridades estatales desplegaron un operativo con el objetivo de localizar y detener a los responsables de esta cobarde agresión.

Una grabación que circula en redes sociales, muestra el momento en que dos sujetos armados sentados en el restaurante, se levantan y se acercan a otra mesa que se encuentra a unos metros de la suya.

Uno de los supuestos criminales habla por teléfono, cuando saca un arma y comienza a disparar a quemarropa contra los oficiales.

Durante el ataque armado, el fiscal regional de Tecámac pudo resguardarse por lo que sólo resultó lesionado.

(Video: Twitter)

De manera extraoficial se dio a conocer que los agresores viajaban en una camioneta compás color gris.

Erick "N" y Marco Antonio "N" fueron los agentes asesinados. El primero se desempeñaba como escolta del Fiscal, y el segundo como jefe de la Unidad.

La Fiscalía de Justicia del Estado de México ya trabaja en coordinación con la Procuraduría de Justicia de Hidalgo para identificar y detener  a los agresores para lo cual no se escatimarán recursos humanos y materiales", señaló la FJEM.

En julio, en redes sociales publicaron una narcomanta dirigida a Joel Sánchez y colocada en un puente peatonal de la carretera Lechería-Texcococ, Estado de México. 

El mensaje amenazantes estaba firmado por supuestos miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación, en el que advertían que irían por el fiscal, su familia y colaboradores. "Caiga quien caiga vamos por usted "Joel". La plaza de Acolman no está sola. ATT CJNG" [sic].

Joel Sánchez Bravo fue designado como titular de la Fiscalía regional de Tecámac, en 2018. Su subalterno lo han denunciado por abuso de autoridad, por presuntamente fabricar delitos y desaparecer autos con reporte de robo para su beneficio personal. 

Joel Sánchez, fiscal regional de Tecámac (Foto: Twitter)
Joel Sánchez, fiscal regional de Tecámac (Foto: Twitter)

La Fiscalía a su cargo se dedica a la investigación de robo de vehículos en Ecatepec, Coacalco y Cuautitlán.

Hace dos meses, el fiscal regional de Jalisco, Gonzalo Huitrón fue asesinado en un ataque armado cuando viajaba por carretera.

Al igual que Sánchez Bravo, el funcionario jalisciense viajaba con dos de sus escoltas, quienes resultaron lesionados de gravedad.

Según los reportes, una camioneta solor negro se emparejó al vehículo del funcionarios para luego disparar contra Huitrón.

El sitio del asesinato fue acordonado por las autoridades que investigan el caso.

En el lugar del crimen se encontraron al menos 200 caquillos de bala.

Manual de torturas del CJNG  

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) empezó a marcar una línea entre los otros cárteles del narco en México a través del uso constante de explosivos, principalmente para realizar bloqueos en vías de comunicación, pero a partir de 2017, cuando dos de sus sicarios fueron capturados, se empezaron a conocer los escalofriantes métodos de tortura que aplica a sus rivales.

 
Una de las prácticas comunes de la organización es marcar a sus víctimas con cuchillos (Foto: archivo)
Una de las prácticas comunes de la organización es marcar a sus víctimas con cuchillos (Foto: archivo)

Comer la carne de sus rivales como parte parte sus rituales de iniciación es sólo una de las tantas atrocidades que comete la organización criminal. Medios mexicanos analizaron distintos videos difundidos a través de redes sociales en los que muestra cómo asesina a sus enemigos para infundir terror.

Una de sus prácticas comunes es marcar con cuchillos a sus rivales, como lo mostró el hallazgo, en San Juan de los Lagos Jalisco, de cuatro cuerpos semidesnudos, todos marcados con la leyenda "x-rata".

Las mujeres no quedan ajenas a las venganzas, en julio se difundió un video en el que un grupo de escorts fueron desnudadas, torturadas y algunas rapadas, por no "entender" que el grupo delictivo tenía el control de los sexo servidoras en la ciudad de Querétaro.

A otras mujeres las torturan con toques eléctricos mientras que a una le apuntaban la cabeza con un arma de fuego. La "plaza de Querétaro ya está ocupada", se escucha decir a uno de los sicarios.

Días antes, medios locales reportaron la aparición de narcomantas firmadas por el Cártel Jalisco Nueva Generación, en las cuales anunciaban su llegada a la entidad y con ello una "limpia" de criminales.En la grabación se observa a un hombre encapuchado gritando: "Ya hay plaza en Querétaro", mientras golpea y amenaza con un arma a una mujer.

Con los cuerpos de sus víctimas suele dejar los llamados narcomensajes (Foto: Twitter/l4d3t4)
Con los cuerpos de sus víctimas suele dejar los llamados narcomensajes (Foto: Twitter/l4d3t4)

Una constante en los videos es que despojan a las víctimas de sus prendas de vestir y las exponen desnudas ya sea parcial o completamente.

En abril, cinco jóvenes que aparecieron en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en Jalisco, con los dedos índices amputados, de acuerdo a las investigaciones, el CJNG fue quien los secuestró y torturó.

En esa ocasión, las víctimas revelaron que los mantuvieron casi seis días secuestrados en un lugar desconocido y ahí los tuvieron maniatados y con los ojos cubiertos mientras los torturaron y luego les mutilaron el dedo índice a cada uno de ellos.

Para posicionarse en el mundo de las drogas, la organización recurrió a mensajes amenazantes a través de narcomantas, decapitaciones y mutilaciones de cadáveres de sus rivales.