El ex fiscal de Veracruz señaló de “ilegal” la decisión del Congreso del estado para separarlo de su cargo (Foto: Cuartoscuro)
El ex fiscal de Veracruz señaló de “ilegal” la decisión del Congreso del estado para separarlo de su cargo (Foto: Cuartoscuro)

Después de que el Congreso de Veracruz lo separara temporalmente de su cargo como fiscal del estado, Jorge Winckler señaló de "ilegal" dicha decisión, por lo que ya presentó recursos de inconstitucionalidad.

Afirma que la intención es "causar daño" a él y a su familia, pues los dejan "en situación de vulnerabilidad y en un riesgo creado por quien dio esa instrucción", según dijo en un comunicado.

El ex funcionario estatal denunció la violación de la suspensión definitiva otorgada por un juez federal", y añadió que, a través de recursos de control de constitucionalidad, inició una "estrategia legal de defensa de la autonomía de la Fiscalía General del Estado".

En una publicación en su cuenta de Facebook, Winckler estableció que la "decisión ilegal de un grupo de Diputados integrantes de la Comisión Permanente del H. Congreso Local del estado y que pertenecen al partido Morena y a otros de la coalición "Juntos Haremos Historia", viola una Suspensión Definitiva vigente, que prohíbe destituir al Fiscal General a través de mecanismos no contemplados en la Ley al momento de su designación. Además de una arbitrariedad, constituye un delito federal".

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Mi intención y la de muchísimos veracruzanos es defender una Institución que debe de ser Autónoma e independiente del Poder Ejecutivo del estado. Con esta ilegalidad no se ataca y perjudica a Jorge Winckler Ortiz, sino a la autonomía de las instituciones y a la independencia de los poderes.

Aseguró que en su vida privada y profesional se conduce con apego a la legalidad y al estado de Derecho, "y bajo esa premisa ha sido mi actuación como Fiscal General del estado de Veracruz".

Responsabilizó de lo que le pase a él y a su familia al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, pues resaltó la violencia con la que la Secretaría de Seguridad Pública cercó y tomó las oficinas de la Fiscalía General del Estado.

"A pesar de que la violencia impera en todo el estado de Veracruz, jamás se desplegaron los cerca de 1.300 elementos policiacos que tomaron por la fuerza las instalaciones de la Institución", dijo en su comunicado.

En conferencia de prensa horas después de que fue removido del cargo, dijo que existe una resolución emitida por el Poder Judicial Federal (PJF) en el que se hizo saber a los legisladores de Veracruz que el único procedimiento legal para poder ser separado del cargo, es mediante un juicio político.
La nueva fiscal

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

En la cuenta de Facebook oficial de la Fiscalía de Veracruz, se publicó un comunicado en el que aseguran que "es hora de acabar con la impunidad de Veracruz"

Verónica Hernández Giadáns tomó el cargo y se pronunció a sumar esfuerzos para restituir el Estado de Derecho y sanear la procuración de justicia en Veracruz.

En su primer mensaje ante medios de comunicación, enfatizó que asumió la responsabilidad con estricta observancia de la ley, las facultades de conducir el trabajo de la Fiscalía, sumando las capacidades y compromiso de mujeres y hombres que están dispuestos a dar resultados a los veracruzanos.

Al referirse al momento histórico en el que Veracruz requiere sanear la procuración de justicia, Hernández Giadáns hizo un llamado a los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, a sus familiares, a todos los sectores de la sociedad y contribuir a la restitución del Estado de Derecho.

"Es hora de acabar con la impunidad en Veracruz y lo que nos corresponde ahora es trabajar y alinear esfuerzos con el resto de las instituciones para cambiar la percepción de injusticia, a través de una Fiscalía renovada para el bien de nuestro estado".

Verónica Hernández Giadáns dijo que encontró al interior de la institución un ambiente de colaboración y buen ánimo, y que es hora de darle un nuevo rostro a la justicia veracruzana.