El sacerdote está en prisión preventiva y tiene 32 años (Foto: Pixabay)
El sacerdote está en prisión preventiva y tiene 32 años (Foto: Pixabay)

Un sacerdote que daba clases de catecismo en la parroquia Nuestra Señora de la Soledad, en Irapuato, Guanajuato, fue detenido acusado de abusar sexualmente de una niña de cuatro años que desde el mes de junio empezó a asistir a la instrucción religiosa como parte de su preparación para la Primera Comunión.

El sacerdote, de 32 años, también fue señalado por acosar a la menor a la que constantemente quería tener en el templo.

El cura identificado como Luis Esteban "N" fue detenido el 5 de agosto por la noche acusado de violación y corrupción de menores. Horas después se le dictó prisión preventiva oficiosa, para poder extender el periodo de detención más allá de las 72 horas reglamentarias con las intención de que la autoridad tenga más tiempo de investigar y darle protección a las víctimas.

El vocero de la Diócesis de Irapuato confirmó la detención del religioso que se sigue bajo la causa penal IP1619-1062.

Los abusos se habrían cometido mientras pequeña de 4 años asistía al catecismo a la parroquia Nuestra Señora de la Soledad (Foto: ocvirapuato.com)
Los abusos se habrían cometido mientras pequeña de 4 años asistía al catecismo a la parroquia Nuestra Señora de la Soledad (Foto: ocvirapuato.com)

La audiencia de imputación del delito se realizará el domingo a las 09:30 hora local, durante la misma, la defensa presentará pruebas, se ampliará la entrevista y se darán a conocer los dictámenes periciales.

En un comunicado, la Diócesis pidió disculpas a los feligreses por los posibles abusos cometidos por el sacerdote y aseguró que de parte de la institución existe disponibilidad para asumir la responsabilidad de los hechos y que se castigue al religioso en caso de ser encontrado culpable.

"Asumimos con dolor este hecho, y de antemano pedimos perdón a quienes se puedan sentir ofendidos por este caso y manifestamos nuestra disponibilidad de asumir con responsabilidad los hechos que nos correspondan", señala el comunicado.

"Comprometidos con la verdad y la justicia, en colaboración con las autoridades civiles, confiamos en que se actuará conforme a la ley y con transparencia, garantizando la defensa legal a la que tienen derecho las partes implicadas", finalizó.

En los últimos 9 años, 152 sacerdotes han sido suspendidos por la Iglesia Católica en México, luego de haber sido acusados de actos de pederastia, informó en febrero de este año el arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López.

De estos sacerdotes algunos están en la cárcel, otros cumplieron su condena y el resto simplemente fueron suspendidos. El número de víctimas se estima en la menos 150.

Sin embargo, reconoció que estas cifras corresponden sólo a los casos que llegaron al centro de recopilación de datos de la Nunciatura.

"Después de las medidas que la iglesia ha puesto de mayor exigencia, o como se llama tolerancia cero, disminuyan los casos de delitos y también que los obispos se pongan las pilas para poner en orden las situaciones".

La menor también habría sido víctma de acoso por parte del religioso quien constantemente buscaba tenerla en la parroquia (Foto: Archivo)
La menor también habría sido víctma de acoso por parte del religioso quien constantemente buscaba tenerla en la parroquia (Foto: Archivo)

En marzo, la CEM se reunió en el Vaticano con el Papa Francisco a quien le plantearon la necesidad de un cambio de perspectiva en el que se ponga a la víctima primero.

"Es necesario un cambio de perspectiva. Poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación", dijo Cabrera López.

Durante el Encuentro de Protección de Menores en Roma, pidió al pontífice exhortar a las víctimas para que denuncien y apoyar a las autoridades correspondientes en las investigaciones.