(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El pago de colegiatura es uno de los gastos más fuertes del regreso a clases, pero no es el único, los padres también desembolsan en útiles y uniformes. Para conocer cuánto destinarán los mexicanos para el regreso a clases y cómo lo solventarán, la comparadora de servicios financieros, Coru, y la empresa de estudios de mercado, Brad Engagment, realizaron un sondeo.

El calendario de la Secretaría de Educación Pública (SEP) marca como fecha de inicio del ciclo escolar  2019-2020 el 26 de agosto, es decir, los padres tienen menos de tres semanas para comprar útiles, uniformes y pagar la primera colegiatura o, en su caso, la cuota de inscripción.

De acuerdo con el sondeo realizado en julio por Coru y Brad Engagment, donde participaron 303 personas mayores de 18 años, el 53.2% de los padres cuyos hijos asisten a escuelas de educación básica (preescolar, primaria, secundaria) destinarán hasta 3,000 pesos en la inscripción o en la primera colegiatura.

Los mexicanos destinarán hasta el 18.14% de sus ingresos, de acuerdo con el promedio mensual que ganan (Foto: Cuartoscuro)
Los mexicanos destinarán hasta el 18.14% de sus ingresos, de acuerdo con el promedio mensual que ganan (Foto: Cuartoscuro)

Si se toma en cuenta la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde dice que ingreso promedio de las familias en 2018 era de 49,610 pesos, unos 16,536 pesos al mes, entonces los mexicanos ocuparán hasta el 18.14% de su entrada mensual sólo a pagar la primera colegiatura.

El 25.3% tendrá un gasto de 3,000 a 5,000 pesos, hasta un 30.23% de sus ingresos promedio; el 10.7%, calcula un monto de 5,000 a 10,000 pesos; sólo el 1.7 pagará de 10,000 a 15,000 pesos; el restante 7.8%  respondieron que no pagarán este concepto.

Sebastián Medrano, director de Coru, dijo que el pago de colegiaturas es uno de los gastos más fuertes del regreso a clases, por eso recomienda averiguar si la escuela admite pagos bancarios o vía transferencia, porque sólo estos son facturables y deducibles de impuestos.

El 75.1% de los encuestados dijeron tener hijos inscritos a escuelas públicas, el 25.9 los manda a instituciones privadas. Para liquidar la colegiatura, el 65.7% respondió que lo hace en efectivo, el 15% realiza una transferencia bancaria, el 11.2% paga con tarjeta de crédito o débito y el 8.1% no hace pagos.

En la Ciudad de México, padres de familia acuden a la calle de Mesones del Centro Histórico para surtir la lista de útiles escolares por los precios económicos que ofrecen (Foto: Cuartoscuro)
En la Ciudad de México, padres de familia acuden a la calle de Mesones del Centro Histórico para surtir la lista de útiles escolares por los precios económicos que ofrecen (Foto: Cuartoscuro)

Una de las claves para no endeudarse a corto o largo plazo en el regreso a clases es tener un presupuesto, explica Medrano. El director de Coru aconseja anticipar la compra de algunos útiles para la temporada de ofertas; comparar precios antes de comprar; buscar tres opciones diferentes y tiendas en línea para evaluar costos y promociones.

El 74.7% de los padres reportaron contar con un presupuesto para el regreso a clases. Entre los hábitos de compras para surtir la lista de útiles escolares, resalta que el 67.8% de los encuestados aprovechan las ofertas de supermercados y papelerías; en el otro extremo, el 12.7% no acostumbra utilizar ningún tipo de oferta para adquirir artículos escolares.

Los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria regresarán a clases el 26 de agosto, de acuerdo con el calendario de la SEP (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)
Los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria regresarán a clases el 26 de agosto, de acuerdo con el calendario de la SEP (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

De los participantes restantes, el 17.3% utiliza los vales escolares y/o de uniformes, un 2.1% usa los puntos recompensa de su cuenta bancaria.

Los mexicanos pagan los útiles, uniformes y cuotas con el dinero que tienen al día (33.2%) o bien ahorran durante el verano (32.2%). Los menos economizan durante todo el ciclo escolar (24.4%), recurren a las tarjetas de crédito (6.7%) o solicitan un préstamo (3.5%).