(Foto: Especial/ Cuartoscuro)
(Foto: Especial/ Cuartoscuro)

La política mexicana Rosario Robles y el empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz se conocieron en 2001, cuando ambos, en sus respectivas áreas, eran figuras en ascenso en la escena pública mexicana. Ahora, 18 años después, tras un amorío, una separación y varios enfrentamientos, sus caminos se han vuelto a cruzar.

Y es que la Fiscalía General de la República (FGR) determinó que cuenta con los elementos necesarios para ejercer acción penal contra Ahumada por su presunta responsabilidad en delitos de extorsión, fraude específico, falsificación de documentos y uso de papeles falsos.

La investigación de las autoridades mexicanas ocurrió gracias a la denuncia que presentó Robles por el delito de extorsión en agosto de 2013, cuando era Secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Enrique Peña Nieto, uno de los puestos más importantes del gabinete, ya que entre sus tareas está la distribución de los programas sociales.

Robles y López Obrador fueron jefes de gobierno de la Ciudad de México y dirigentes nacionales del PRD (Foto: Especial)
Robles y López Obrador fueron jefes de gobierno de la Ciudad de México y dirigentes nacionales del PRD (Foto: Especial)

Sin embargo, este nuevo frente entre dos viejos conocidos es apenas un nuevo acto en una relación que comenzó gracias a la política y continuó en el plano personal.

Robles y Ahumada, una relación "especial"

Robles, de 63 años, se encontró por primera vez con Ahumada en marzo de 2001. En aquel momento, la política ya había sido la segunda al  mando del primer gobierno electo en la Ciudad de México, el cual encabezaba Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Además, había sustituido al entonces jefe de gobierno en el cargo durante unos meses entre 1999 y el año 2000, ya que Cárdenas se embarcó en una nueva candidatura presidencial.

Robles era, a principios del siglo, considerada una de las principales figuras de la izquierda en el país (Foto: Cuartoscuro)
Robles era, a principios del siglo, considerada una de las principales figuras de la izquierda en el país (Foto: Cuartoscuro)

El argentino, por su parte, estaba casado con su segunda esposa, Cecilia Gurza González, y tras conseguir la nacionalidad mexicana, comenzó a relacionarse con autoridades de la capital mexicana a finales de los años 80 del siglo pasado.

Ahumada, de 55 años, era cercano del entonces procurador del país, Ignacio Morales Lechuga, que lo presentó con el alcalde de Iztapalapa, Ramón Sosamontes, y que a su vez lo llevó con Robles, con quien inició una relación profesional.

Tras su breve gobierno interino, Robles pasó a dirigir el Partido de la Revolución Democrática (PRD) entre 2002 y 2003, en ese momento la principal organización de izquierda en el país, y le abrió las puertas a Ahumada para llevar sus negocios de construcción a diferentes alcaldías de la Ciudad de México.

El empresario argentino Carlos Ahumada publicaría años después un libro en el que detalló su relación con Robles Berlanga (Foto: archivo)
El empresario argentino Carlos Ahumada publicaría años después un libro en el que detalló su relación con Robles Berlanga (Foto: archivo)

Sin embargo, la relación se volvió más cercana entre la dirigente del PRD y el empresario argentino, que para entonces había comprado dos equipos del fútbol mexicano (León y Santos Laguna), y el plano profesional invadió también el personal.

Robles y Ahumada tuvieron una relación de la que ambos se arrepintieron con el tiempo y tras los escándalos que sufrieron. "Cometí el error de relacionar lo personal con lo político. El amor y la vida privada son cosa de dos", escribió la política en su libro de 2005 "Con todo corazón".

El empresario coincide con su ex amante. "Fue un error garrafal haber mezclado mis sentimientos con los negocios, fue suicidio", relató en "Derecho de réplica", de 2009, donde además reclamó que Robles lo extorsionó y chantajeó emocionalmente.

Los "videoescándalos"

Carlos Ahumada fue exhibido en actos de corrupción (Foto: Sandra Perdomo/ Cuartoscuro)
Carlos Ahumada fue exhibido en actos de corrupción (Foto: Sandra Perdomo/ Cuartoscuro)

En 2004, salieron a la luz pública una serie de grabaciones en las que se observa a Ahumada entregar fajos de billetes a René Bejarano, entonces secretario particular de Andrés Manuel López Obrador, jefe de gobierno capitalino (2000-2005) y ahora presidente del país.

Bejarano aceptó haber recibido el dinero y señaló que éste iría a campañas del PRD. Robles, a pesar de negar cualquier conocimiento sobre lo sucedido, fue señalada como la persona que presentó al empresario argentino a ese círculo político y su carrera parecía terminar de la peor manera, a pesar de que era considerada una de las posibles candidatas a la Presidencia de México para las elecciones de 2006.

Tras la publicación del video, Ahumada huyó a Cuba, aunque fue atrapado y extraditado a México, donde estuvo preso hasta 2007. Por su parte, Rosario Robles renunció a la presidencia del PRD y fundó la consultoría Sostén, aunque principalmente salió del ojo público y de la vida política durante varios años.

(Foto:Moisés Pablo/ Cuartoscuro)
Robles, durante una visita al Reclusorio Norte para declarar en el caso de Ahumada (Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)

De acuerdo con Ahumada, Robles estaba obsesionada con llegar a la Presidencia de México. Sin embargo, tras la polémica, fue López Obrador quien no encontró oposición para presentarse como candidato en 2006 y en 2012 con el PRD, y luego en 2018 con Morena, su propio partido, cuando por fin pudo ganar los comicios nacionales.

Según medios locales, la última vez que Robles visitó a Ahumada en la cárcel fue en mayo de 2004, acompañada por Gurza, esposa del argentino.

El segundo aire de Robles y las demandas de Ahumada

La ex funcionaria fue ocupó dos secretarías distintas durante la administración de Enrique Peña Nieto (Foto: Cuartoscuro)
La ex funcionaria ocupó dos secretarías distintas durante la administración de Enrique Peña Nieto (Foto: Cuartoscuro)

La ex jefa de gobierno capitalina, tras varios años en el ostracismo, regresó a la vida política de la mano de Peña Nieto, que la incorporó a su equipo de transición tras ganar las elecciones de 2012 y después le dio el mando de Sedesol.

Pero el regreso de Robles no fue del todo grato. Después de una serie de escándalos por el aumento en el número de pobres en el país, pasó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en 2015 y hasta el final del mandato de Peña Nieto, a finales de 2018.

El empresario argentino, por su parte, demandó tras salir de la cárcel al PRD y a Rosario Robles por cientos de millones de pesos, ya que, de acuerdo con Ahumada, Robles le había firmado un pagaré multimillonario en 2003, antes de los videoescándalos.

Sin embargo, la reyerta legal nunca le fue favorable a Ahumada, que intentó seguir el caso tanto en México como en su país natal, aunque siempre con resultados negativos para su parte.

Las acusaciones contra Robles

La ex funcionaria está citada para el 8 de agosto (Foto: Twitter Ilich Valdez)
La ex funcionaria está citada para el 8 de agosto (Foto: Twitter Ilich Valdez)

La ex titular de la Sedatu se encuentra nuevamente en medio de la polémica: luego de haberle sido dictada prisión preventiva por actos relacionados con el ejercicio indebido del servicio público.

Como titular de Desarrollo Social fue la responsable de la llamada “Cruzada contra el hambre”, uno de los programas emblemáticos del sexenio de Peña  Nieto y a cuyo lanzamiento fue invitado el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

En 2017, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró en la sección de Cuentas por Liquidar de la Sedatu un posible daño a la hacienda pública por 2,039 millones 512 mil 453 pesos.

LEE MÁS: Cómo y por qué empezó la enemistad entre Andrés Manuel López Obrador y Rosario Robles

Entre las anomalías que encontró la auditoría están la falta de comprobación de gastos a proveedores, proyectos de los que tampoco se encontró documentación, falta de comprobantes de pagos por expropiación de terrenos y pagos a proveedores por servicios que no existieron.

La conexión con Juan Collado

El abogado Juan Collado fue detenido el 9 de julio en Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)
El abogado Juan Collado fue detenido el 9 de julio en Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)

A principios de junio, la FGR detuvo en la capital mexicana al abogado Juan Collado, quien ha tenido entre sus clientes a personas tan influyentes como Peña Nieto, entre otros.

Collado, de larga relación con el PRI, será procesado por los delitos de delincuencia organizada y recursos de procedencia ilícita. Como medida cautelar, se le impuso prisión preventiva oficiosa y se decretó un período de seis meses de investigación, por lo que permanecerá preso en el Reclusorio Norte durante todo el tiempo que dure el proceso y por un máximo de dos años.

El abogado ha representado en diferentes momentos de su carrera a Ahumada e incluso a Robles, de acuerdo con medios locales.

CIUDAD DE MÉXICO, 23NOVIEMBRE2017.- El ex presidente Carlos Salinas de Gortari, presentó su libro "Aliados y Adversarios, TLCAN 1998-2017", en el Club de Ingenieros al sur de la Ciudad de México. FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM
El ex presidente Salinas, uno de los de los presuntos responsables detrás de los “videoescándalos” (Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro)

El empresario argentino aseguró en su libro que, antes de publicar los videos de Bejarano en 2004, se había reunido antes con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, uno de los supuestos responsables de la publicación de las grabaciones y con Collado, que era defensor de Raúl Salinas, hermano del ex mandatario, además de otras figuras como Diego Fernández de Cevallos.

LEE MÁS: Caja Libertad: el negocio de Juan Collado y ex presidentes mexicanos que llevó a la cárcel al abogado

Todos ellos se han deslindando desde entonces de las acusaciones de Ahumada. Sin embargo, el empresario señaló en su momento que incluso el ex presidente Salinas le hizo vestir a Robles una de sus bandas presidenciales en una de las visitas a su casa.

Para el argentino, la ambición por llegar a la presidencia, y no los “videoescándalos”, fue lo que distanció a Robles de López Obrador.

Ahumada Kurtz fue detenido este viernes en Argentina ante los cargos que enfrenta en México.