Así describió su estado de salud Andrés Manuel López Obrador (Video: Presidencia de México)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró que se encuentra en perfecto estado de salud y no está en riesgo a pesar de la intensa agenda de trabajo que mantiene y el infarto que sufrió hace algunos años.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario reiteró: "estoy muy bien, estoy al 100", además de que se ha practicado estudios recientemente para descartar cualquier enfermedad.

"Ayer vi a quien me atiende y todo: electrocardiograma, análisis en mi casa; me hacen el favor de irme a tomar sangre a las 05:00 de la mañana para los análisis y al 100, hasta les puedo dar los resultados de los análisis, estoy muy bien, estoy al 100", declaró frente a los medios de comunicación.

"Tengo el compromiso de entregarme, de consagrarme a esta causa mientras viva", reiteró el mandatario de 65 años, quien señaló que debe cuidarse para cumplir con todos los pendientes que debe terminar junto con su gestión en septiembre de 2024.

López Obrador recordó que hace seis años, cuando sufrió un infarto, tuvo suerte y pudo recuperar su salud. (Foto: captura de pantalla)
López Obrador recordó que hace seis años, cuando sufrió un infarto, tuvo suerte y pudo recuperar su salud. (Foto: captura de pantalla)

AMLO fue internado en el Hospital Médica Sur alrededor a finales del 2013. Presentó dolor intenso en el pecho y sudor frío. Los médicos informaron que sufría un infarto agudo al miocardio y lo sometieron a "una intervención coronaria cutánea" de la que salió bien librado.

Fue sometido a varios procedimientos y un tratamiento riguroso, conforme al protocolo, lo que ayudó al entonces candidato a la Presidencia de México a sobrevivir a su padecimiento.

Durante su encuentro matutino, López Obrador recordó que hace seis años, cuando sufrió un infarto, tuvo suerte y pudo recuperar su salud para hoy comprometerse con el país.

"Yo tuve la suerte de que a mí me dio el infarto en la Ciudad de México a 15 minutos de un hospital y por eso lo puedo contar. Pero hay muy buenos médicos en el país, buenos especialistas, si se atiende el infarto y se es cuidadoso con alimentación, con hacer el ejercicio, las pastillas que es como un cóctel diario para estar bien y retoma todas las actividades", señaló.

El mandatario reiteró: “estoy muy bien, estoy al 100” (Foto: EFE)
El mandatario reiteró: “estoy muy bien, estoy al 100” (Foto: EFE)

Reiteró que busca incrementar el nivel de atención en los estados de la República, para que más personas logren recuperarse de ataques cardíacos y otras enfermedades.

"Me interesa mucho que puedan salvarse las vidas de quienes padecen infartos. En los hospitales que estoy visitando, llevo 17, sólo en dos hay equipo y medicina para atender a infartados; no para intervenirlos, no cardiólogos, intervencionistas para salvarles las vida, sino para prepararlos ante un infarto y que puedan llegar a un clínica en donde los intervengan", mencionó.

De acuerdo con el medio mexicano, Excélsior, a López Obrador le practicaron cuando le dio el infarto una angioplastia con colocación de un stent, que es un dispositivo introducido por la arteria coronaria para mantenerla abierta y restaurar el flujo sanguíneo.

El Patricio Ortiz informó tras la operación que se encontraba estable y su estado de salud era favorable.

"El licenciado López Obrador se presentó al servicio de Urgencias del Hospital Médica Sur aproximadamente a las 2:30 de la madrugada y con evidencia clínica de infarto al miocardio en evolución. López Obrador fue llevado a la Sala de Cateterismo en los primeros 30 minutos, como corresponde a este evento, y hasta el momento la evolución es satisfactoria", declaró para el mismo rotativo.

"Se atendió a tiempo, afortunadamente. (El tiempo de recuperación) es variable, tenemos que esperar para saber cómo va y ya se determinará. El infarto es para cualquier persona, habitualmente (se debe) a placas de colesterol y coágulos en las arterias", agregó.