La leyenda de La Planchada es muy famosa en la zona centro del país azteca (Foto: Facebook)
La leyenda de La Planchada es muy famosa en la zona centro del país azteca (Foto: Facebook)

Quienes dicen haberla visto rondar por los pasillos del Hospital Juárez, la describen como una mujer bien parecida, de ojos azules y cabello rubio. "La Planchada" es una de las leyendas urbanas más famosas en la Ciudad de México y no es sino la historia del espíritu de una mujer que tras sufrir el desamor, vela por los pacientes de esta clínica.

Alrededor de esta leyenda, hay cientos de historias de pacientes en estado delicado o que requieren de atención urgente. Ellos reciben la visita de una enfermera vestida con su atuendo perfectamente planchado y almidonado. 

Después de suministrarles su medicamento, se dirige al familiar del enfermo para decirle que todo está bajo control.

El Hospital Juárez de México en la actualidad (Foto: Cuartoscuro)
El Hospital Juárez de México en la actualidad (Foto: Cuartoscuro)

La enfermera aprovecha esos momentos con los pacientes o familiares para contarles la pena que la acongoja: un mal de amores provocado por un doctor que la dejó plantada para casarse con otra mujer

Según concuerdan las versiones, a la mañana siguiente, cuando los pacientes o familiares preguntan dónde y cómo está la atenta y guapa enfermera del corazón roto del horario nocturno, personal del hospital tiene que revelarles la horrible verdad. No existe tal trabajadora y sus características encajan con las que describe el mito de "La Planchada".

Pero, ¿quién es "La Planchada" y cómo fue que ocurrió su infortunio? La versión más conocida es que era una enfermera de nombre Eulalia, quien entró a trabajar en el Hospital Juárez de la Ciudad de México a mediados del Siglo XX. 

El Hospital Juárez de México es uno de los más antiguos del país, por lo que es propicio para historias míticas (Foto: Cuartoscuro)
El Hospital Juárez de México es uno de los más antiguos del país, por lo que es propicio para historias míticas (Foto: Cuartoscuro)

A Eulalia le gustaba atender pacientes, era su pasión el servir a la salud de la sociedad. Fue así que se ganó la simpatía del personal del hospital, pero sobre todo, de los pacientes. Según la historia, siempre estaba impecable, llevaba su uniforme blanco muy almidonado, perfectamente planchado.

 Pero la tragedia llegó a la vida de Eulalia tan pronto el doctor Joaquín cruzó por primera vez la puerta del Hospital Juárez. Era un joven apuesto que comenzaba su carrera de medicina y que cautivó a la joven enfermera tan pronto sus miradas coincidieron.

Eulalia cayó rendida a sus pies hasta que se hicieron novios. Finalmente, el doctor le propuso matrimonio a Eulalia y ella estaba extremadamente emocionada.

La mujer atendía con mucho gusto a los enfermos (Foto: Facebook)
La mujer atendía con mucho gusto a los enfermos (Foto: Facebook)

Estaba tan enamorada, que no notó el detalle de que Joaquín había empacado un traje de etiqueta para ir a un seminario fuera de la ciudad, un atuendo que solamente se estilaba para celebraciones importantes y no eventos académicos.

La ilusa enfermera se quedó en la ciudad alistando los preparativos para la boda, hasta que un día, otro doctor la invitó a salir. Confiada de que su amado volvería para unir sus vidas en matrimonio, le negó la invitación, a lo que el médico le respondió que Joaquín ya había renunciado y no volvería más, pues se había casado con su verdadera novia.

Eulalia indagó y notó que era verdad. No soportó la noticia y entró en una severa crisis de depresión, de la que no pudo salir. Desde entonces dejó de atender a sus pacientes, se descuidó por completo en todos los sentidos y murió lentamente con el tiempo.

La internaron en el mismo Hospital Juárez para intentar salvarle la vida, sin embargo, no resistió. Murió en la clínica donde había pasado sus últimos años y donde un hombre le quitó las ganas de vivir. Fue entonces que surgió la leyenda de "La Planchada".