La detención se llevó a cabo en el municipio de Cintalapa, en Chiapas (Foto: Twitter)
La detención se llevó a cabo en el municipio de Cintalapa, en Chiapas (Foto: Twitter)

La Policía Federal en coordinación con las autoridades estatales detuvieron un camión con los logos de la empresa multinacional PepsiCo, en el que viajaban 228 migrantes indocumentados.

De acuerdo con los primeros reportes, los agentes localizaron el vehículo en el tramo carretero Cintalapa-Lázaro Cárdenas a la altura del kilómetro 70+200 de la carretera 190, en el municipio de Cintalapa, Chiapas.

Medios locales reportaron una persecución previa a la detención. Presuntamente, los agentes le habían pedido al conductor que se detuviera, pero este hizo caso omiso y los agentes tuvieron que ir tras él. Una vez capturados, el conductor y su acompañante fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal.

El chofer responde al nombre de Domingo Gómez de la Cruz, tiene 41 años de edad y es originario de San Cristóbal de las Casas. Su acompañante fue identificado como Manuel López Díaz, de 45 años de edad y originario de San Juan Chamula.

El video fue compartido en redes sociales 

Según el reporte oficial, ambos sujetos intentaron sobornar a las autoridades con un pago de 80,000 pesos para que les permitieran seguir su trayecto.

Al revisar el tráiler, las autoridades descubrieron más de 200 migrantes hacinados en su interior, incluyendo mujeres y niños. Todos pertenecientes a países centroamericanos. Fueron trasladados a la estación migratoria Cupapé, en donde se les brindó atención médica y servicios de alimento e hidratación.

Tras darse a conocer la noticia, grupo PepsiCo y grupo GEPP negaron que la unidad perteneciera a alguna de las compañías y explicaron que los logos empleados en el camión eran falsos.

"La unidad detenida por las autoridades no pertenece a nuestra flota de distribución, ni es propiedad de ninguna empresa del grupo, por lo que es apócrifa", aseguró la empresa.

La compañía se deslindó del incidente (Foto: Especial)
La compañía se deslindó del incidente (Foto: Especial)

"Las personas detenidas que aparentemente operaban la unidad no son personal empleado por nuestra empresa, y el logo y la marca Pepsi falsos que están impresos en la unidad detenida fueron utilizados de manera indebida y sin autorización alguna", ahondaron.

En el comunicado conjunto, las empresas detallaron que los reportes emitidos señalan la unidad por las actividades ilícitas que se llevaban a cabo en su interior, sin embargo, aseguraron que ambas compañías son ajenas a los hechos suscitados, por lo que se han presentado las denuncias respectivas ante autoridades competentes y contra quien resulte responsable. "Se está en comunicación y brindando toda la cooperación a las autoridades competentes", concluyeron.

En menos de 24 horas se ha reportado la detención de otro camión del que rescataron a 51 migrantes, incluidos 21 menores de edad. El hecho ocurrió en Zacatecas.