(Foto: Archivo)

Luego de 18 años preso, con 71 años de edad y enfermo, el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, clama al presidente Andrés Manuel López Obrador su ayuda para salir de prisión.

Acusado por la administración del entonces presidente Ernesto Zedillo de lavado de dinero y delitos contra la salud; Mario Villanueva Madrid le envió una carta a López Obrador en donde le pide ayuda para que intervenga en su caso y pueda recuperar su libertad. Incluso asegura "en él estoy depositando toda mi fe".

En la carta, el ex mandatario estatal asegura que sólo hace falta un trámite para que le sea concedida su libertad, por lo que considera que el López Obrador "no permitirá que permanezcan inocentes en la cárcel, como es mi caso".

"Seguiré privado de mi libertad porque falta un trámite, el cual corresponde resolver al Presidente Andrés Manuel López Obrador. En él estoy depositando toda mi fe, con la esperanza de que se me otorgará la justicia que me ha sido negada por gobiernos anteriores", escribió.

De acuerdo con Villanueva Madrid, la prueba de su inocencia es una sentencia absolutoria que el Poder Judicial de la Federación otorgó a Alcides Ramón Magaña, alias "El Metro", supuesto líder de un grupo criminal que operaba en Cancún, y quien presuntamente fue protegido por el propio ex mandatario estatal.

El año pasado, Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del ex gobernador, le pidió a López Obrador liberar a su padre; el presidente de México aseguró que Villanueva Tenorio le dio una carta y comentó: "va a haber justicia".

En 2017, Mario Villanueva Madrid fue repatriado a México procedente de Estados Unidos. Actualmente, se encuentra preso en el Centro de Reinserción Social de Chetumal.

¿Quién es Mario Villanueva Madrid y cuáles son sus delitos?

Mario Villanueva, ex gobernador de Quintana Roo preso por lavado de dinero

Es originario de Chetumal, Quintana Roo, ingeniero agrónomo de profesión, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y actualmente tiene 71 años.

En 1993 fue electo gobernador de Quintana Roo; pero su administración estuvo llena de señalamientos por tener presuntos nexos con el narcotráfico en el estado.

En 1994 se documentó la entrada en operación del cártel de Amado Carrillo Fuentes "El Señor de los cielos" en el estado, ese mismo año Villanueva se habría coludido con la organización de Carrillo Fuentes.

De acuerdo con la investigación de la PGR, Villanueva Madrid recibió entre 400 mil y 500 mil dólares por permitir la libre manipulación de cargamentos de droga en la entidad.

El 4 de abril de 1999, dos días antes de concluir su administración, desapareció luego de que la PGR inició la investigación en su contra.

Villanueva Madrid escribió una carta: "Acosado por una investigación dirigida a incriminarme a toda costa en delitos de tráfico y consumo de drogas, me vi en la necesidad de abandonar mi terruño para no ser objeto del encarcelamiento en Almoloya".

Tras dos meses de permanecer prófugo, el 24 de mayo de 2001 fue detenido en Cancún, Quintana Roo, por lo que fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social número 1 "El Altiplano", conocido como "Almoloya" en donde estuvo preso hasta el 2007.

Al salir del penal, el 21 de junio de ese año, fue reaprendido e ingresado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México luego de que las autoridades de Estados Unidos reclamaron un proceso de extradición, luego de que las autoridades de ese país le aseguraron 19 millones de dólares, producto de actividades ilícitas.

Luego de que la PGR impugnara su liberación, en junio del 2008 se emitió una nueva sentencia de 36 años con 9 meses. Dos años después, el 8 de mayo del 2010, abandonó el Reclusorio para ser entregado a la justicia estadounidense.

El 28 de junio de 2013 fue sentenciado en Estados Unidos a 11 años de prisión por lavado de dinero, sin embargo, por el tiempo que ya tenía preso, sólo estaría tres años más tras las rejas.

(Foto: Internet)

El 22 de diciembre de 2016 fue liberado de la cárcel de Lexington, Estados Unidos y extraditado a México, para ser recluido en el Centro de Reinserción Social de Chetumal.

Como consecuencia de permanecer 18 años preso, Mario Villanueva Madrid sufre de varias enfermedades, la más grave: la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

En una entrevista televisiva, el ex gobernador recordó que enfermó de gripe durante su reclusión en Almoloya, (debido a las malas condiciones en las que lo tenían y al frío del lugar) que se fue complicando hasta derivar en asma ante la falta de una correcta atención médica.

Posteriormente, continuó su relato, lo trasladaron de celda (muy cerca de Joaquín "El Chapo" Guzmán) y justo a un lado, quemaron una celda "acolchada", el humo se extendió rápidamente por todo el penal, "sacaron a todos menos a mí… Yo me tiré al suelo con un trapo húmedo en la nariz y la boca, esperando que me sacaran." Pero el humo se metió a sus pulmones y a la larga desarrolló EPOC.

En la entrevista, Mario Villanueva reveló que ante las malas condiciones de su salud, le pidió al entonces Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el traslado de penal y luego a su casa (prisión domiciliaria). Osorio le dijo que sí era posible, lo que ocurriría en un mes. Pero no sucedió (el cambio a su casa).

Frente a las cámaras, Mario Villanueva denunció que el abogado Carlos Pratts le pidió 13 millones de pesos y luego 26 millones para lograr su cambio de prisión "Podía ser a la cárcel de Chetumal. Para estar cerca de mi familia y que atendieran mi salud… Y luego el trámite para la casa (prisión domiciliaria)".

En esa entrevista, realizada en 2018, Mario Villanueva Madrid aseguró que no recibió ayuda de ningún priista "todos los del PRI corrieron". Relató que buscó al ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, porque tenían "buena relación", pero el veracruzano le mandó decir con el enviado de Villanueva "dígale a Mario que me dé por muerto"; el único que lo ayudó fue el panista Diego Fernández de Cevallos.

"Quiero dejar clara esa palabra "ayudar". Quiero ser reiterativo. Ayudar es aplicar la ley. Nada más. Y de esto, Diego Fernández sabía mucho, porque Diego así lo quiso hacer, hasta que un día recibí un recado: 'No es posible ayudar, porque el presidente Calderón te quiere extraditar'. Y se acabó. Aun cuando se trataba de los mismos hechos y estaba prohibido", aseguró.

Por su edad, Mario Villanueva Madrid tendría el derecho a cumplir lo que resta de su sentencia en prisión domiciliaria, cosa que aún no ha sucedido.