En uno de los domicilios cateados fueron encontrados objetos de santería (Foto: Especial)
En uno de los domicilios cateados fueron encontrados objetos de santería (Foto: Especial)

La mañana del domingo 17 de junio, mientras México se preparaba para enfrentar a Alemania en el Mundial, la policía de la capital se topó con un escenario que nunca antes se había visto, o al menos no de esa manera tan evidente.

No muy lejos del centro, tirados sobre el puente de Nonoalco, en el cruce con Insurgentes, aparecieron los cadáveres de dos narcomenudistas que fueron torturados y cortados en pedazos. Desde ese día se supo que "El Betito" y su Unión Tepito, considerado hasta entonces como el cártel más poderoso de la ciudad, tenían un rival del mismo calibre: la Fuerza Anti-Unión, comandada por Jorge Flores Concha, alias "El Tortas". 

A casi un año de aquel suceso, y luego de múltiples ejecuciones y descuartizamientos, ambos líderes ya fueron capturados. El último fue Jorge Flores, detenido apenas este martes durante la madrugada, en el sur de Ciudad de México.

La manta apareció colgada del puente donde abandonaron los restos (Foto: Archivo)
La manta apareció colgada del puente donde abandonaron los restos (Foto: Archivo)

La policía ya lo tenía en su lista de objetivos prioritarios, pero fue hasta apenas hace unas semanas que lo ubicaron por primera vez en la zona de Tepepan. Llevaba una peluca (él sujeto es calvo), lentes oscuros y se movía en un Passat Volkswagen junto a su cuñado. Nunca usaba escoltas para su protección.

Al margen de la vida hogareña con su familia, "El Tortas" se reunía con sus socios en estacionamientos de plazas comerciales, desde donde daba las órdenes para llevar a cabo asesinatos y extorsiones. Utilizaba cinco celulares y una identificación falsa con el nombre de Héctor Acosta Hernández.

Luego de una temporada en la que no se sabía nada de su paradero, los oficiales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) lograron identificarlo un domingo en una sucursal del restaurante La Casa de Toño.

El tortas usaba un nombre falso para pasar desapercibido (Foto: C4Jiménez)
El tortas usaba un nombre falso para pasar desapercibido (Foto: C4Jiménez)

El martes a las 3:30 de la madrugada lo detuvieron en un fraccionamiento exclusivo, donde se presume que cada inmueble tiene un valor aproximado de USD 2.5 millones. "El Tortas" salió en ropa interior y con una submetralladora en la mano, pero cuando se dio cuenta que estaba rodeado de marinos solo alzó los brazos. El operativo de la Marina se llevó a cabo con un secretismo absoluto, sin decirle ni una sola palabra a la Secretaría de Seguridad Ciudadana o a la Procuraduría capitalina. No querían que nadie diera el "pitazo".

El secuestro y desaparición de uno de los hermanos de "El Tortas" a manos de La Unión fue lo que originó la guerra entre él y "El Betito". El día que ejecutaron a su hermano Jorge Flores aún estaba en prisión, pero cuando salió se alió con miembros del Cartel de Tepito, comerciantes e integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación. Así surgió la Fuerza Anti-Unión.

En la casa donde se ocultaba las autoridades encontraron un laboratorio de drogas sintéticas, vitroleros con marihuana y objetos que usualmente son utilizados en ritos de santería, entre ellos algunas muñecas y pulseras.