Fueron 14 víctimas aquella noche, incluido un bebé (Foto: Twitter)
Fueron 14 víctimas aquella noche, incluido un bebé (Foto: Twitter)

Adrián "N", mejor conocido como "El Pelón", fue señalado como el causante de la muerte de 14 personas durante una fiesta en Minatitlán, Veracruz. Luego de investigaciones, agentes ministeriales de la Fiscalía General de la República (FGR) lograron capturar al presunto asesino, quien el pasado 19 de abril habría cometido uno de los crímenes más sonados en lo que va del año en México.

"El Pelón", señalado como supuesto autor material del ataque, presuntamente es trabajador de Petróleos de México (Pemex). Las primeras versiones indican que fue detenido cuando salía del complejo industrial de Pajaritos, en Veracruz, luego de ser uno de los hombres más buscados en todo el territorio nacional desde lo ocurrido en la noche trágica del pasado 19 de abril.

El saldo de aquel ataque fue de 14 muertos, entre ellos un menor de edad de apenas un año de vida, una matanza que las autoridades investigan por la presunta relación de "El Pelón" y este hecho, debido a una posible disputa entre narcotraficantes de la zona.

Esto debido a que Fluvia Salinas festejaba sus 52 años cuando los hombres armados atacaron, según las versiones de los sobrevivientes, los sicarios, antes de rociar con balazos a los asistentes preguntaron por "La Beky", una mujer transgénero, dueña de la palapa y era administradora de "La esquina del Cha-KL", una antro en la zona centro  a unos metros de la palapa.

Familiares de las víctimas observan, desde el cordón policial, hacia el sitio donde un grupo armado ingreso a una fiesta y asesinó a 13 personas (Foto: EFE)
Familiares de las víctimas observan, desde el cordón policial, hacia el sitio donde un grupo armado ingreso a una fiesta y asesinó a 13 personas (Foto: EFE)

De acuerdo a los relatos que integran la investigación, fueron seis hombres encapuchados, todos con armas largas y cortas los que entraron al salón de fiestas, caminaron a la mesa en donde estaba "La Becky" y le advirtieron a gritos que: "con esto no se juega". Luego vino la lluvia de balas.

Es así que una de las líneas de investigación que se están siguiendo, según había informado la fiscalía, era la disputa de la plaza por la venta de drogas entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas.

Tan pronto se supo del multiasesinato, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que su gobierno daría un giro a la estrategia contra el crimen para garantizar la paz y serenidad en el país, pero además, se desmarcó al señalar que los hechos eran producto de la mala herencia y "cochinero" que dejaron los facilitadores del saqueo.