Así luce la taquería del mexicano (Foto: Tribuna)
Así luce la taquería del mexicano (Foto: Tribuna)

De mole, lengua, tinga, al pastor y de suadero. En México existe un amor infinito por los tacos, tan grande con el que se tienen Luis y Leah, un chef mexicano y una israelí que se enamoraron en Nueva York y recién inauguraron una taquería en pleno Jerusalén.

Fue en noviembre pasado cuando ambos idearon este proyecto, primero lanzando una campaña de financiamiento con el objetivo de recaudar 140.000 shekels -unos 800.000 pesos- para poder comenzar el negocio, según cuenta el sitio Tribuna.

A cambio de las donaciones realizadas, Luis y Leah ofrecen diversos paquetes de comida en el restaurante. Fue así que la meta logró cumplirse esta semana con un total de 146.000 shekels recaudados, lo que representa la financiación completa y directa para el restaurante.

A tan solo unos metros de los mejores hoteles de esta ciudad fundaron Tacos Luis, un negocio que hoy es uno de los lugares más visitados por comensales que visitan Jerusalén.

Luis Cruz viste mandil rojo y contó a Dinero en Imagen su historia, que inició en 2007 cuando vivía en Oaxaca y su mamá rentaba un hostal al que llegaban turistas nacionales como extranjeros. Desde entonces le surgió la idea de emprender.

"Empecé a buscar a todas las personas que se habían quedado en el hostal. Estaba por terminar la carrera de gastronomía, así que comencé a mandarles mensajes sobre mi intención de probar suerte en otro país. Muchas personas me dijeron que me fuera, que sí había trabajo, una de ellas sería mi futura esposa", dijo.

Fue así que se fue a Nueva York para trabajar en una panadería, y aunque no tenía mucha experiencia, aprendió rápido y pudo sacar rápidamente su visa al tener su licenciatura en gastronomía.

"Empezamos a salir (su actual esposa y él), pero como ella es judía y yo soy católico, entonces la solución más fácil para que pudiéramos casarnos era convertirme al judaísmo", comentó sonriente.

Después de su boda y su primer hijo, nació la idea de irse a vivir a la tierra de su esposa para montar un restaurante, y qué mejor que uno mexicano, la mezcla perfecta entre ambas culturas unidas en una familia.

"La idea estaba entre mi esposa y mi cuñada desde hace tiempo, pero no sabían cuándo, ni cómo o en qué momento se daría. Así que un día vimos en Nueva York un puesto de tacos y pensamos que esa debería ser la opción", indicó.

Actualmente Tacos Luis tiene nueve meses de existencia, en donde Luis junto con su esposa, su cuñada y alrededor de cinco colaboradores más, buscan conquistar a los turistas a través de los sabores mexicanos.

"Nos ha ido muy bien. Los dos primeros días regalamos tacos para jalar a la gente, y el domingo ya teníamos una gran cola esperando. Estuvo brutal", aseguró.

Según Tribuna, en Tacos Luis, las tortillas serán hechas mediante el centenario proceso del nixtamal. Se usará cacao natural para preparar chocolate. Habrá bebidas preparadas a la manera tradicional. Salsas de diferentes tipos e incluso tamales, sin olvidar platillos para el público vegano, que también forman parte de su menú, todo con un sabor auténticamente mexicano.