La policía acordonó la zona de un ataque para las investigaciones. (Foto: Especial)
La policía acordonó la zona de un ataque para las investigaciones. (Foto: Especial)

Durante su expansión para ganar territorio el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se diputa también la plaza de Acapulco, Guerrero, incluso lanzaron amenazas con cartulinas donde también dejaron un rostro humano cercenado dirigido a quienes lideran el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Los mensajes, supuestamente firmado por el CJNG, fueron dirigidos a "El Virus" Ulises Laredo Guerrero (tiene alrededor de 25 años) y su hermano Gustavo "El Virus 2", además a Fredy Santos alias "La Popis", que junto con Alexis Bustos, (encargado de las colonias Zapata y Simón), Sergio Navarrete "El Cheyo", Felipe Dominguez, Roberto Arellano y Carlos Ruiz, serían ubicados como quienes ejecutan la violencia en la zona turística.

Ulises Laredo estaría encargado de dirigir las operaciones criminales entre secuestros, extorsiones a empresarios y comerciantes y venta de droga en la zona, además recibiría órdenes de José Ángel Palacios Galeana "El Capuchino" o "El Culón", acusado de ser el líder de Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

El CIDA llevaría gestándose al menos ocho años, después de la caída del cártel de los Beltrán Leyva que controlaban la zona. Algunos reportes aseguran que fue en 2012 que fue constituido por José Alberto Quiroz Pérez, así como por José Leopoldo Buendía Domínguez "El Chilango" y por Javier Muñoz "El Cholo", siendo una extensión del abatido cartel de "Los Negros", y mientras en un principio fueron financiados por "Los Zetas", muy pronto de independizaron y se declararon autónomos.

Los mensajes dejados esta semana junto a un rostro humano cercenado son dirigidos a las autoridades locales y federales, así como directamente a “Los Virus”, los supuestos líderes de la mafia que controlaría los secuestros, robos y extorsiones en la exclusiva zona turística de Acapulco, Guerrero Fotos: (Twitter)
Los mensajes dejados esta semana junto a un rostro humano cercenado son dirigidos a las autoridades locales y federales, así como directamente a “Los Virus”, los supuestos líderes de la mafia que controlaría los secuestros, robos y extorsiones en la exclusiva zona turística de Acapulco, Guerrero Fotos: (Twitter)

En 2011 el testigo "Némesis" (sobrenombre que le dio la PGR a José Jorge Balderas Garza "El JJ"), afirmó que después de la detención del capo Édgar Valdez Villarreal "La Barbie", en ese mismo mes, la estructura que dejó en manos de su suegro Carlos Montemayor "El Charro" se fracturó, debido a que los operadores de Acapulco decidieron no asumir el mando y conformaron el CIDA, reportó en ese momento Proceso.

El CIDA, agregó el testigo, asumió el control "de toda la delincuencia" en Acapulco y los principales operadores eran Benjamín Flores Reyes "El Padrino" y Moisés Montero Álvarez "El Koreano", ambos detenidos por la Policía Federal, el 1 de marzo y 1 de agosto del 2011, respectivamente.

También operaba Víctor Aguirre Garzón, señalado como sobrino del ex gobernador Ángel Aguirre y detenido en marzo de 2015, así como Carlos Antonio Barragán Hernández "El Melón".

Desde 2010 se tiene registro de pancartas donde se menciona a Ulises Guerrero y su supuesta participación en asesinatos y extorsiones a taxistas y comerciantes, incluso "El Virus" fue detenido por la policía junto a Francisco Javier Arzeta Romero y Luis Antonio Salas en febrero de 2015, al dar seguimiento a la denuncia que presentó una profesora, a quien le exigían una cuota mensual, en principio de dos mil pesos, que luego alcanzó los 30,000 pesos, sin embargo salió libre.

En julio de 2018 un supuesto grupo armado colocó varias narcomantas en el puerto de Acapulco, en las cuales anuncia que una alianza delincuencial desplazó al gobierno estatal y asumió el control de la seguridad en el principal destino turístico de la entidad para desplazar a una facción del Cartel Independiente de Acapulco.

Reportes oficiales indicaron que se reportó el hallazgo de al menos 30 mantas colocadas en distintos puntos del puerto de Acapulco como: Ciudad Renacimiento, Pie de la Cuesta, el zócalo y toda la franja turística.

Usan a menores de edad para cobrar a sus víctimas

Una serie de testimonios de víctimas de extorsión arrojó que niños eran reclutados y usados para cobrar las cuotas, eran vigilados en todo momento y si se les detenía no se les podía imputar delito alguno por ser menores de edad.

Incluso el año pasado causó alarma la difusión de un video de un par de niños que jugaban a secuestrar y decapitar a dos niñas, uno de ellos simula que usa un arma y con ella apunta a la cabeza de las menores.

Autoridades locales bajo investigación por posible colusión

En julio de 2018 se llevó a cabo la detención de dos presuntos operadores del CIDA, lo que que desató una ola de violencia y señalamientos de presuntos nexos del gobernador priista Héctor Astudillo Flores y el jefe policíaco de la Fiscalía General del Estado (FGE), Esteban Maldonado Palacios, con el narco.

Agentes estatales realizaron un operativo en la zona poniente de Acapulco y detuvieron a dos jóvenes identificados como Bani El Samuel, de 20 años, y Luis Fernando "El Chilango", de 21, cuando se desplazaban a bordo de un auto compacto sobre la calle Gran Vía Tropical del fraccionamiento Las Playas, en las inmediaciones del balneario de Caleta, y portaban medio centenar de dosis de cocaína y cristal, indicaron reportes policíacos.

"Gobernador Héctor Astudillo vas a permitir que nuevamente tu director de la Policía Ministerial del estado Esteban Maldonado deje en libertad a Samuel, sicario y cobra cuotas al mando de 'El Capuchino, pues ya sabemos que él arregla todo para que les den la libertad a todas las lacras que maneja su compadre 'El Capuchino'. Atte. La Ciudadanía", advirtió un mensaje dejado en ese mes.

Posteriormente Roberto Álvarez Heredia vocero del Grupo coordinación de en Guerrero (GCG) informó sobre el operativo de seguridad implementado el 25 de septiembre donde se logró cumplir dos órdenes de aprehensión.

Reportes periodísticos detallaron que las detenciones se llevaron a cabo por homicidio calificado contra Brayan Antonio "N" alias "El Brayan" y Luis Fernando "N" alias "El Fénix", quienes se desempeñaban como mandos operativos de la Policía Municipal, y la renuncia de Max Lorenzo Sedano Romano, quien fungía como Secretario de Seguridad Pública del Municipio de Acapulco.

Este último, junto con el Alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre simularon la certificación de esa corporación policíaca y hacían posible la presunta protección de células del crimen organizado que desató la violencia, .

Unos 3 millones de pesos a la semana, según reportes periodísticos, recogía "El Brayan" por extorsión en comercios de Acapulco con los diversos grupos delincuenciales, quien reportaba las ganancias a su jefe inmediato "El Fénix", quien a su vez daba protección a capos y cárteles de la delincuencia organizada como José Ángel Palacios Galeana alias "El Capuchino" y "Los Virus": Ulises y Gustavo.