El grupo eco extremista que se atribuye la colocación de bombas en centros comerciales del Estado de México

Policías del Grupo Antibombas de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), desactivaron un artefacto explosivo colocado dentro de la plaza comercial Mundo E (Foto: Archivo)
Policías del Grupo Antibombas de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), desactivaron un artefacto explosivo colocado dentro de la plaza comercial Mundo E (Foto: Archivo)

En los últimos meses, el Estado de México se ha convertido en el escenario de presuntos atentados terroristas, pero hasta el momento las autoridades mexicanas continúan investigando a un grupo que podría estar relacionado con los últimos eventos.

El más reciente ocurrió el pasado 14 de febrero en un centro comercial del municipio de Coacalco. Los empleados del lugar encontraron una caja de cartón envuelta con cinta adhesiva encima de una banca. En su interior había un reloj, un tubo de metal y cables que pusieron en alerta al Grupo Especial Antibombas del Estado de México.

Otro artefacto explosivo fue encontrado en los baños de hombres del centro comercial Mundo E, en el municipio de Tlalnepantla; el objeto contenía pólvora negra, monedas, clavos y rondanas. "Lo hicieron con la clara intención de infundir incertidumbre en la población", explicaron las autoridades aquel día.

Así lucía la bomba encontrada en un baño de Mundo E (Foto: Especial)
Así lucía la bomba encontrada en un baño de Mundo E (Foto: Especial)

Una semana después explotó una bomba en un puente peatonal de Ecatepec, y al poco tiempo un grupo de hombres le prendió fuego a dos unidades del transporte público.

Este último ataque se lo adjudicó un grupo de anarquistas que se hacen llamar así mismos como los Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), quienes a través de un comunicado expresaron que había sido "una lástima" que no se registraran heridos.

"Por medio de este breve comunicado, nos responsabilizamos del explosivo detonado a las afueras del centro comercial Power Center en Coacalco, Estado de México, el 26 de diciembre del presente año. Abandonamos la bomba en el puente peatonal al filo de las 20:00 horas, la detonación se escuchó a varios metros a la redonda y dañó una de las estructuras de concreto del puente sin que se registraran heridos, una lástima".

Esta misma organización, conformada por eco-extremistas que califican el progreso científico y tecnológico como el peor de los males de la civilización contemporánea, se acreditó el asesinato de José Jaime Barrera, un empleado de la facultad de Química de la UNAM que fue asesinado en las instalaciones de la universidad en 2016.

Los atentados en el Estado de México se los adjudicó una organización anarquista (Foto: Archivo)
Los atentados en el Estado de México se los adjudicó una organización anarquista (Foto: Archivo)

De acuerdo con sus integrantes, el asesinato del biotecnólogo Ernesto Méndez, ocurrido en 2011, también fue obra de la organización.

"Nuestro odio misantrópico se traduce en heridas y terror para los humanos que pululan por todos lados con esas asquerosas ansias de consumo desenfrenado, que se chinguen TODOS", decía en una parte el comunicado.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, a raíz de estos eventos se han iniciado varias carpetas de investigación, y la secretaria de Seguridad Pública del Estado de México, Maribel Cervantes, informó que hasta el momento no tienen claro si se trata de una organización delictiva, un grupo anarquista o una facción de una organización internacional.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) encontró que varios grupos anarquistas operan en estados como Oaxaca, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Veracruz, Zacatecas, Guerrero y Ciudad de México.

El artefacto hallado en Coacalco (Foto: Archivo)
El artefacto hallado en Coacalco (Foto: Archivo)

En sus archivos, la FGR tiene registrados 31 atentados terroristas entre 2014 y 2016. Sin embargo, en 2017 la cifra se elevó a 38 casos. Según las investigaciones estas acciones venían de parte de grupos como Individualidades Anárquicas Informales y FAI/FRI; Insurrecta Pocos Pero Locos y FAI/FRI; Célula Incendiaria Colmillos Negros y Federación Anarquista Informal (FAI)–Frente Revolucionario Internacional (FRI); Frente de Liberación de la Tierra; el Comando Feminista Informal de Acción Antiautoritaria, entre otros.

Los blancos de esos ataques fueron dependencias de gobierno, instalaciones bancarias y oficinas de empresas privadas.

Según el índice Global de Terrorismo 2015, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, en este rubro México ocupa el lugar número 44 de 162 países, principalmente por el impacto de su relación con Estados Unidos y América Latina.

"Creemos que el anarquismo, al menos aquí y ahora, debe ser antisocial. Los ciudadanos están del otro lado de la barricada, con su confort y consumo, defendiendo lo artificial. Sepan que no lamentamos si nuestros hechizos hieren a alguien, los terremotos y tsunamis se pitean a más gente. No pretendemos solucionar problemas, sino crearlos", escribió el ITS en uno de sus comunicados.

MAS NOTICIAS