El grupo de 43 personas vivía en condiciones deplorables (Foto: Ontario Provincial Police)
El grupo de 43 personas vivía en condiciones deplorables (Foto: Ontario Provincial Police)

Un grupo de 43 mexicanos fueron liberados en Canadá después de haber sido obligados a trabajar de manera casi gratuita en hoteles como "esclavos modernos", informó el lunes la Policía de Barrie, en Ontario.

El grupo, en su mayoría hombres, llegó a Canadá atraído por ofertas de traficantes de personas que a mediante el pago de una suma, les prometieron estudios, una visa de trabajo y la residencia permanente.

Sin embargo, una vez que llegaron a Ontario fueron alojados en lugares donde estaban hacinados, sin comida ni lugares para asearse, y después obligados a trabajar en labores de limpieza en distintos hoteles del área de Barrie.

El grupo era obligado a pagar por sus gastos (Foto: Ontario Provincial Police)
El grupo era obligado a pagar por sus gastos (Foto: Ontario Provincial Police)

Una de las víctimas dijo a los investigadores: "Anoche cuando me fui a la cama era un esclavo. Esta mañana desperté como un hombre libre", según un testimonio publicado por la Canadian Broadcasting Corporation (CBC).

Hasta el momento no hay ningún detenido. Sin embargo, la policía ha centrado sus investigaciones en dos responsables de una empresa de limpieza que da servicio a distintos hoteles de la zona de Barrie.

Se buscan a más sospechosos y en los próximos días podrían anunciarse cargos. Las personas rescatadas tienen entre 20 y 46 años y fueron encontradas viviendo en condiciones deplorables.

"El tráfico de seres humanos es una forma moderna de esclavitud", explicó a la prensa el comisario adjunto Rick Barnum. "La explotación está en el corazón de este delito".

La mayoría trabajaba en el servicio de limpieza de distintos hoteles (Foto: Ontario Provincial Police)
La mayoría trabajaba en el servicio de limpieza de distintos hoteles (Foto: Ontario Provincial Police)

Además de haberles quitado todos sus documentos, los traficantes obligaban a los trabajadores a pagarles por su vivienda, la comida y el transporte a los lugares donde hacían labores de limpieza. Generalmente les daban entre USD 33 y 50 y de ahí tenían que hacer todos los gastos.

"Es impensable que esto haya ocurrido en nuestra comunidad", agregó el jefe de la policía de Barrie, Kimberley Greenwood.

Después de una investigación que movilizó a unos 250 policías, los mexicanos pudieron recuperar su libertad la semana pasada.

Todos estos trabajadores estaban en una situación irregular, dijo la policía. En los últimos días, se les ofreció un trabajo y fueron realojados en al área de Barrie.

La policía no proporcionó el nombre de los hoteles ni de los particulares para los que el grupo de mexicanos realizaba labores de limpieza.

Con información de AFP