(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Distintas instituciones financieras han previsto un escenario negativo para la economía de México durante el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, no todos los analistas comparten los pronósticos.

El martes, Bank of America recortó de 2% a 1% su previsión de crecimiento para 2019, y al mismo tiempo subió ligeramente su estimado de inflación de 3.9% a 4.0 por ciento.

Carlos Capistrán, economista en jefe de la institución, argumentó que el ajuste fue por la desaceleración de la economía de Estados Unidos y las finanzas públicas más ajustadas del gobierno mexicano.

El pronóstico tampoco fue muy bueno para Credit Suisse, el segundo banco más grande de Suiza, que estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) de México aumentará 1.2% durante el año.

El Bank of America bajó de 2% a 1% para la economía mexicana este año. (Foto: iStock)
El Bank of America bajó de 2% a 1% para la economía mexicana este año. (Foto: iStock)

Algunos medios mexicanos afirmaron que de cumplirse estas previsiones, la economía presentará su peor desempeño en la última década.

Frente a esta previsión, López Obrador respondió con un reto: "Yo digo que (vamos a crecer) al doble; ellos dicen 1% y yo digo 2, acepto el desafío".

Infobae México platicó con Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen), un think tank, quien señaló que el primer punto que hay que tomar en cuenta es que las instituciones financieras como el Bank of America y el Credit Suisse dicen las cosas en función de la cartera de clientes que tienen y/o los proyectos que quieren impulsar.

El presidente retó a las instituciones financieras (Foto: lopezobrador.org.mx)
El presidente retó a las instituciones financieras (Foto: lopezobrador.org.mx)

"Hay que tomar con pinzas todo lo que dicen las corredurías, porque mucho tienen que ver los proyectos o la cartera de clientes que tienen… Sus clientes son los que se han visto afectados por la cuestión de la gasolina", señaló, y agregó que "si la economía se estuviera cayendo el Fondo Monetario (FMI) ya lo estaría diciendo a más no poder, pero no es el caso".

Ignacio Martínez, quien también es profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recordó que las principales fuentes sobre análisis económicos de todos los países, como el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), tiene una perspectiva diferente.

Recordó el caso de Alejandro Werner, director de la oficina para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien respaldó al gobierno mexicano en su lucha contra el robo de combustible.

"No vemos riesgos inflacionarios ni en la actividad económica del primer trimestre del año; obviamente en su instrumentación puede generar problemas de varios días, pero de corregirse no tendrá impactos negativos en las finanzas de Pemex y en las finanzas públicas y sobre todo como una señal clara para fortalecer el estado de derecho", expresó Warner en una entrevista con el diario mexicano El Universal.

Alejandro Warner, director de la oficina para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (Foto: Archivo)
Alejandro Warner, director de la oficina para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (Foto: Archivo)

Martínez señaló que también es importante tener en cuenta el Índice de Confianza del Consumidor, el cual registró un repunte de 22.4% respecto al mismo mes del 2017. De esta manera, pasó de 86.3 puntos en diciembre del 2017 a 105.6 puntos al cierre del año pasado, según lo informado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

"Otros aspectos a tomar en consideración son el incentivo fiscal que el gobierno está otorgando a la franja norte del país. Cuarenta y tres municipios se van a ver beneficiados por la reducción del IVA a un 50 por ciento. En estos municipios se alberga el 87% de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación, y a su vez representa el 17% del PIB", agregó.

Para Ignacio Martínez, el panorama que se podría esperar durante el primer año de gobierno de la nueva administración, no va ser tan malo como algunos medios mencionan.

LACEN estimó que México tendrá un crecimiento de 1.5%. Explicó que primero se va contraer la economía (en un estimado de 1.5%), pero en 2020 tendrá un crecimiento de 2.9 por ciento.

Según el analista, México no registrará graves episodios económicos (Foto: Archivo)
Según el analista, México no registrará graves episodios económicos (Foto: Archivo)

Esto quiere decir que su análisis prevé una situación positiva para el bolsillo de los mexicanos. Aclaró que es algo paradójico porque habrá una contracción, pero también habrá un gasto y un incentivo.

"Se contrae la economía por cuestiones de tasa de interés de la reserva federal; por cuestiones de que el comercio internacional de mercancías se reduce; a raíz de que la economía en Estados Unidos deja de crecer a un ritmo que tuvo en 2018; y también porque la economía de China está reduciendo su ritmo de crecimiento. Pero a pesar de todo esto, no se cae", enfatizó.

"Paradójicamente hay mayor gasto en inversión pública hacia el sureste, como es el caso de los trenes y la refinería, pero también hay un incentivo fiscal. Es decir, se reducen los impuestos para que la empresa invierta más. Estamos caminando a dos ritmos, se contrae la economía pero también marcha", concluyó.

A pesar de que sus previsiones no son negativas, destacó que habría que poner especial atención en puntos frágiles como las exportaciones, ya que si cae la economía en EEUU, país en el que colocamos el 81.1% de las exportaciones, le vamos a dejar de vender y caerá la economía de México. En ese caso, señaló, habría que atender estrategias de diversificación para prevenir una caída.

"Otro punto importante sería no perder el "boom" turístico que actualmente se vive en México", concluyó.