El Bank of America previó una baja de 2% a 1% para la economía mexicana este año. (Foto: iStock)
El Bank of America previó una baja de 2% a 1% para la economía mexicana este año. (Foto: iStock)

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó las previsiones de crecimiento para México en 2019, que algunos organismos financieros han ajustado a la baja.

Este martes Bank of America recortó de 2% a 1% su previsión de crecimiento para México, y al mismo tiempo subió ligeramente su pronóstico para la inflación de 3.9% a 4.0%.

Frente a esta previsión, López Obrador respondió con un reto: "Yo digo que (vamos a crecer) al doble; ellos dicen 1% y yo digo 2, acepto el desafío".

El presidente dijo que una muestra de la buena salud financiera de México es el comportamiento del peso, que lleva dos días seguidos de avance frente al dólar y en los 45 días de su gobierno subió 1.30 pesos.

"Es una de las monedas que más se ha apreciado en el mundo y por eso estamos resistiendo esta crisis que significa el robo de combustible", afirmó López Obrador.

El presidente atribuyó este avance a su política contra la corrupción, a la que confió también mejores resultados económicos para este año. "Como dicen los tecnócratas, vamos a quitarle toda la variable de corrupción al crecimiento y vamos a ver el resultado".

Confiado en las medidas que ha aplicado su gobierno en este mes y medio, López Obrador pidió "seriedad" a los analistas, porque sus propios pronósticos luego "los desprestigian y eso les afecta".

No obstante, Bank of América respaldó el combate al robo de combustible y aseguró que no tendrá mayores afectaciones en la economía ni en la inflación de México.

"Es un paso en la dirección correcta para fortalecer el Estado de derecho y eso es en lo que todos nos debemos de concentrar", dijo el  economista en jefe para México y Canadá de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán.

En conferencia de prensa dijo que la estrategia, que ha tenido como consecuencia retrasos en el suministro de combustible en varios estados de la República, podrían tener un costo económico según el tiempo que dure.

Sin embargo, descartó un daño mayor a la economía. "No estimamos en este momento una afectación mayor, ni a la economía ni a la inflación". De hecho, dijo, "es sin duda una estrategia muy bienvenida".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: