Los diputados aprobaron el dictamen el último día del periodo extraordinarios. (Foto: Cuartoscuro)
Los diputados aprobaron el dictamen el último día del periodo extraordinarios. (Foto: Cuartoscuro)

La aprobación de la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional, que se votó este miércoles en la Cámara de Diputados, desató una serie de críticas.

Organizaciones civiles, diputados, politólogos han hecho público su rechazo a la formulación de este cuerpo de seguridad, que aseguran, significa la profundización de una política militar a nivel nacional.

Apenas unas horas antes de la votación, Artículo 19 difundió un comunicado emitido por el Parlamento Europeo en el que expresaba su preocupación ante un mando operativo de tipo militar, que le confiriera facultades de investigación de delitos y detención de personas a la Guardia Nacional.

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh) lamentó la aprobación de unas reformas que, desde su perspectiva, han provocado de manera sistemática violaciones a los derechos humanos.

El posicionamiento de ambas centros dedicados a la promoción de la libertad de expresión y la defensa de los derechos fundamentales, tiene gran parecido con el establecido en noviembre del año pasado por cientos de organizaciones, que rechazaron la creación de este grupo armado al considerarlo una salida fallida a la crisis de seguridad que se vive en México.

El colectivo Seguridad sin Guerra, integrado por representantes de la sociedad civil y analistas en temas de seguridad, reclamó a los legisladores que votaron a favor de la reforma porque "decidieron ignorar la evidencia" que se puso a disposición de los grupos parlamentarios.

Consideró que la creación de una corporación con una estructura y mando militar "es una salida falsa a los problemas de delito y violencia que afectan a varias regiones del país".

seguridadsinguerra-comunicadoLas bancadas de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), y Movimiento Ciudadano (MC) tampoco ocultaron su rechazo.  Marko Cortés, actual dirigente nacional del PAN publicó en Twitter su rechazo a una reforma "no integral".

Legisladores de oposición se manifestaron en contra del Proyecto de Decreto en materia de la Guardia Nacional (Foto: Mario Jasso/ Cuartoscuro)
Legisladores de oposición se manifestaron en contra del Proyecto de Decreto en materia de la Guardia Nacional (Foto: Mario Jasso/ Cuartoscuro)

Martha Tagle Martínez, diputada de Movimiento Ciudadano, compartió en redes sociales su desaprobación a la creación de la Guardia Nacional.  "Cabe mencionar que de los diputados de Morena sólo hubo 2 abstenciones, y el PRI/Verde les apoyó para darles la mayoría calificada", escribió.  La diputada Lucía Rojas, por su parte, enfatizó que hubo una serie de reformas al proyecto que el grupo de Morena se negó a discutir.

Ciudadanos evidenciaron su malestar tras haber confiado en la cuarta transformación, que, a su juicio, dejará como legado la militarización del país.  "Así es como muere la libertad, con un estruendoso aplauso", publicó una persona en Twitter.

En entrevista con Infobae México, el diputado por el PRD Antonio Ortega Martínez, explicó que el malestar de su partido proviene, al igual que la de los ciudadanos, del "Ilimitado poder que se le está concediendo al sector militar en el país".

El político señaló que actualmente existen cientos de cargos públicos que son ostentados por miembros del Ejército, lo que apunta a una militarización de la seguridad pública. Aseguró que el proyecto de López Obrador no significa un cambio de estrategia respecto a años anteriores y que busca solucionar la violencia con la implementación de políticas aún más punitivas.

"Lamentablemente, les hizo creer a los ciudadanos que el mando iba a quedar a cargo de un civil, pero su promesa se quedó en el discurso", sentenció.

Jaime López Aranda, especialista en Seguridad Pública, explicó en entrevista para este medio que, efectivamente, las reformas que se introdujeron este miércoles no alteran fundamentalmente el proyecto original de la Guardia Nacional.

"Algunos aspectos los va a llevar el jefe de seguridad pública y otros las fuerzas armadas, pero lo que pedían los civiles acerca de que no hubiera ningún mando militar al frente es imposible porque el personal militar tiene una estructura que no se puede alterar", dijo.

La votación durante la sesión (Foto: Mario Jasso /Cuartoscuro)
La votación durante la sesión (Foto: Mario Jasso /Cuartoscuro)

El analista  detalló que la Guardia Nacional significa la creación de un marco legal para una situación que viene ocurriendo desde hace años, lo que significa que operativamente, todo va a mantenerse igual. "No hay un cuerpo civil, es un híbrido, y en él los militares quedan a cargo."

A pesar del rechazo actual a la medida, Aranda no considera que vaya a evitar su puesta en marcha, pues hay una opinión divida en el público, y desde hace décadas, el Ejército cuenta con altos niveles de aprobación en ciertos sectores.

Aún falta su discusión en el Senado.