Todo fue un pleito por un malentendido (Foto: Especial)
Todo fue un pleito por un malentendido (Foto: Especial)

Este fin de semana se viralizó un video en redes sociales donde se muestra a varios hombres en plena discusión aventando sillas de plástico de un local, algunos de ellos eran los meseros del lugar y estos se reconocían ya que llevaban mandiles.

Todo comenzó cuando un grupo de turistas de la Ciudad de México comenzó a pelear con los meseros de una famosa taquería de la costera llamada "Los Tarascos".

Esta se encuentra ubicada en plena carretera a un costado de la Universidad Americana de Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero.

Este incidente sucedió el pasado jueves a las 8:95 de la noche, mientas los visitantes, quienes llegaron en estado de ebriedad, comenzaron a discutir con uno de los meseros, porque sin querer uno de ellos había movido su silla, acto que uno de estos hombres registró como una agresión.

El mesero involucrado entró en la discusión y pronto comenzaron a volar sillas y mesas, que usaron ambos bandos unos para defenderse de la agresión del otro.

Al preguntarle a los trabajadores sobre quién inició la pelea y cuáles fueron los motivos por los cuales comenzó toda la trifulca, se negaron a responder al diario regional El Sur.

Sólo uno de ellos comentó que todo inició de manera accidental cuando uno de los meseros había golpeado sin querer la silla de uno de los comensales y estos se encolerizaron al instante porque lo sintieron como una afrenta.

Transeúntes y curiosos detenían su andar para poder ver con mayor atención el hecho.

Aún molestos, los visitantes se alejaron de la Costera peleando entre ellos todavía, en dirección a un parque público, señalan los testigos de la zona.

Pero antes de irse, uno de los clientes amenazó al mesero y le dijo que volvería por él para finalizar este asunto.

Estos hechos se registraron en pleno puente, las fechas de descanso que se dan en conmemoración del 20 de noviembre, fecha de inicio de la Revolución Mexicana en 1910, y en estas fechas familias enteras aprovechan para salir a lugares turísticos, como la costa de Acapulco en Guerrero.

Esta es una de las regiones que registra mayor ocupación en estas fechas, a pesar de ser uno de los estados con mayor índice delictivo y por la presencia de narcotraficantes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: