Por mayoría, los senadores mexicanos aprobaron un plan de austeridad para sí mismos.
Por mayoría, los senadores mexicanos aprobaron un plan de austeridad para sí mismos.

En un hecho inédito en la política en México, la Cámara de Senadores se ajustó el cinturón y aprobó un plan de austeridad que significa la eliminación de una serie de privilegios pagados con el presupuesto público.

A partir de esta Legislatura, que arrancó este martes con su primera sesión, los 128 senadores ya no recibirán un bono de "inicio de actividades", auto nuevo, teléfono celular gratuito ni computadora personal con cargo al erario, como en el pasado.

En adelante, cada legislador deberá transportarse en su propio vehículo, pagar su gasolina y gastos de mantenimiento –que antes cubrían con recursos presupuestales–, y cubrir los costos de su propia telefonía celular y sus comidas personales.

El plan de austeridad aprobado incluye además eliminar una serie de gastos suntuosos como la compra de bebidas especiales y "botanas" (o snacks) para sus sesiones, es decir, galletas, frutas y semillas que las edecanes a su disposición distribuían entre los senadores presentes en el pleno durante las sesiones legislativas.

Los senadores y funcionarios administrativos de esta cámara tampoco gozarán más de vales de despensa, seguro de gastos médicos mayores ni de separación individualizado que recibían al término del periodo de 6 años en el Congreso.

No contarán más con recursos –antes ilimitados– para comidas en el recinto legislativo o en restaurantes y tendrán un límite en la contratación de personal por honorarios.

También hubo recorte en el presupuesto de que disponía cada grupo parlamentario de los partidos representados en esa cámara.

De modo que habrá una reducción en sus asignaciones presupuestales, límite en el gasto de alimentos para sus reuniones y un techo presupuestal para la contratación de personal bajo el régimen de honorarios.

Además, se decidió reducir de 64 a 42 el número de comisiones de trabajo, que a su vez también reciben recursos.

Senadores del partido Morena, que llevó a López Obrador a la presidencia, dominan los órganos de gobierno del Senado.
Senadores del partido Morena, que llevó a López Obrador a la presidencia, dominan los órganos de gobierno del Senado.

Con estas medidas, entre otras, los senadores lograrán un ahorro de casi 500 millones de pesos (algo así como 26 millones de dólares), de un presupuesto total del que disponían de 1,500 millones de pesos (unos 78 millones de dólares) que ya había sido aprobado en la ley de gasto de 2018.

Esos recursos se devolverán al erario, así como el dinero del remate de 170 automóviles de los que disponían los senadores de la pasada Legislatura.

Estas medidas obedecen sobre todo a la política de austeridad que ha dictado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció una reducción de 60% de su salario al frente del Ejecutivo federal, y enviará una iniciativa para que ningún funcionario de la administración pública federal gane más que él.

López Obrador extendió la "invitación" para los poderes Legislativo y Judicial y aun los gobiernos de los estados apliquen medidas de austeridad que permitan disponer de más recursos para obras y programas de gobierno.

Los primeros en acatar "la invitación" han sido los integrantes del Senado porque su partido, Morena, es mayoría. Pero las mismas medidas se esperan también en la Cámara de Diputados, donde ese partido también domina.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: