Las telenovelas coreanas alcanzan en México entre 7 y 10 putos de raiting
Las telenovelas coreanas alcanzan en México entre 7 y 10 putos de raiting

Pocos saben que "Mi Marido Tiene Familia", de la cadena Televisa, uno de los programas de mayor audiencia en el país, es una adaptación de una telenovela coreana. El éxito de la serie fue tal que el productor Juan Osorio tuvo que lanzar una segunda temporada que ha llegado a tener una audiencia superior a los 3 millones de personas.

Y es que las telenovelas coreanas, conocidas como K Dramas tienen más de una década conquistando al público mexicano para el que sus opciones de telenovelas se han reducido a refritos de éxitos pasados o narconovelas, lo que tiene a las principales cadenas televisivas del país, Televisa y Tv Azteca, en una crisis en la que en lugar de exportar  productos que los hicieron famosos en todo el mundo en la década de los 90, han empezado a importarlos de países como Turquía, Brasil, Colombia y Corea.

Esto sin mencionar la competencia que empezaron a representar opciones de streaming como Netflix y Amazon Prime, plataformas a las que también han llegado los KDramas o Doramas, como también les llaman.

En su análisis "La industria de la telenovela mexicana: Procesos de comunicación y comercialización", la investigadora Leticia Barrón Domínguez, señala que "Latinoamérica, España, Italia, Francia, Bélgica, Brasil, China, Inglaterra, Corea, Líbano, Singapur, Turquía, Túnez, Norte de África, Estados Unidos y Canadá, vieron, por efecto de las retransmisiones y la transmisión normal, cerca de 200 mil horas de telenovelas mexicanas", pero ahora la historia es distinta.

Todo sobre Eva fue uno de los primeros K Dramas en aterrizar en México, en 2001
Todo sobre Eva fue uno de los primeros K Dramas en aterrizar en México, en 2001

A partir de 1992, la compra de una serie de paquetes accionarios en canales latinoamericanos permitieron a Televisa exportar sus telenovelas y convertirlas en un fenómeno mundial. En 1996, con la llegada de la recién privatizada TV Azteca, la competencia empezó a transmitir dramas colombianos como la clásica "Café con aroma de mujer", pero en 1997 en asociación con Argos (una de las productoras del Señor de los Cielos) inició con la producción de una serie de telenovelas con corte distinto que amenazaban a la tradicional historia rosa.

La novedad no duró mucho y durante años no hubo nada nuevo en el mundo de las telenovelas hasta el año 2001 cuando como parte de un proyecto para promover su cultura en el país, Corea del Sur prestó a las televisoras públicas aztecas tres telenovelas: "Todo sobre Eva", "Escalera al Cielo" y "Sonata de Invierno".

"Fueron un éxito y como nosotros transmitíamos K Dramas con Arirang (televisora operada por Korea International Broadcasting Foundation, un grupo surcoreano sin fines de lucro), las televisoras nos buscaron para conseguirles más K Dramas", dijo a Infobae Alfonso Guerrero, CEO de Sat Marketing, representante de Arirang en México y El Caribe.

Sin sexo explícito y sin violencia

El hada de las pesas, uno de los estrenos más recientes
El hada de las pesas, uno de los estrenos más recientes

A partir de entonces, además de las tres telenovelas prestadas por la embajada, Sat Marketing ha traído al país otros 10 K Dramas que se han transmitido en televisoras publicas de los estados de México, Aguascalientes, Campeche, Chiapas y Sonora con una audiencia de entre 7 y 10 puntos de raiting, pero que se han visto reforzadas con el streaming y con YouTube donde se pueden encontrar algunas disponibles.

Alfonso Guerrero ve ahora una gran oportunidad para los K Dramas gracias a que "el gobierno mexicano ya abrió nuevas televisoras, aprovechando la tecnología digital, es por eso que ya contamos con mas oportunidades de transmisión, Imagen TV (una nueva señal de televisión abierta), transmite telenovelas turcas y religiosas; Azteca sigue con sus producciones, con formatos de TV Globo; Televisa esta realizando remakes de éxitos anteriores y algunos formatos coreanos, y va a salir una nueva (televisor) a fin de año, que va a transmitir mucho contenido coreano".

¿Pero cuál es la fórmula que le ha permitido a los dramas coreanos abrirse camino en un mercado donde alguna vez se dijo que se producían las mejores telenovelas del mundo?

"A mi me gustan porque son así, muy facilitas, son bonitas, respetan mucho a la mujer, manejan mucho ese tema del honor, son diferentes, no sabría decir por qué, sólo te gustan", comentó Rosita, una recepcionista de una negocio de superación personal en Ciudad de México, que ha seguid la trayectoria de los K Dramas desde que llegaron al país y que los ha visto a través del canal 34 de la Televisión Mexiquense, y más recientemente a través de Netflix y una aplicación especial que tiene en su Tablet sobre telenovelas coreanas.

Guerrero tiene la explicación desde el punto de vista del marketing: "la telenovela (mexicana) es de mas de 100 capítulos de 30 minutos, son mas melodramáticas no están exentas de violencia y sexo. Las novelas coreanas tienen muchos géneros, pero las que gustan en México son las llamadas 'rosas', o sea juveniles, románticas, sin sexo o violencia explícita y que también son de mas corta duración, 18 o 20 capítulos, pero de 60 minutos, aunque para México se editan en capítulos de 30 minutos".

La diferencia en costos es otro factor, pues la retransmisión de cada capítulo de un K Drama representa entre USD 1.500 y 2.000 mientras que de una telenovela mexicana ronda los USD 5.000.

En 2013, la comunicadora Soledad Victoria Cruz Realizó en la Universidad Mesoamericana, en Oaxaca, la investigación "Estudio recepción televisiva de novelas coreanas en público mexicano de 18 a 30 años", en la que según comenta a Infobae, la gente las prefiere porque son educativas, abordan temas de fondo y no de manera superficial, en los guiones es notorio que existe una documentación previa sobre el tema, lo que hace que los diálogos suenen más reales.

Una de las respuestas que mas recuerda durante su investigación es una en la que se señalaba que las telenovelas coreanas promovían a un ciudadano ideal con valores, que vive en la comunidad, mientras que las mexicanas buscaban a la persona ideal y fomentaban el egoísmo y el culto a la belleza.

Los K Dramas de corte juvenil son los de mayor audiencia
Los K Dramas de corte juvenil son los de mayor audiencia

"Mis entrevistadas mencionaban que en las telenovelas mexicanas no hay una verdadera apuesta por los valores, sino una lógica polar absurda. O sea, el bueno es infinita y estúpidamente bueno, y el malo es totalmente malo. No son humanos, no tienen acciones que reflejen sus valores, sino roles polarizados, se le da más peso a la imagen y a los estereotipos que a la verdadera construcción de un personaje", agregó.

"Algo en lo que coincidieron todos los entrevistados es que la ausencia de escenas sexuales o violentas no les molestaba, por el contrario gustaban de ello. Consideraban que en las novelas mexicanas se abusa de esos recursos, mientras que las novelas coreanas no los necesitan porque son interesantes en otros aspectos. Hay variedad, las novelas mexicanas suelen ser románticas, mientras que las coreanas se explotan otros géneros: suspenso, acción, drama, históricas… no siempre hay finales felices".

Su investigación concluye que al público le agrada que las telenovelas coreanas no tengan tantos comerciales porque hacen uso del product placement (muestran los productos con sus marcas).

La llegada del K Pop

El K-Con, que sirve como ventana a la cultura y a las bandas coreanas

Pero uno de los elementos de los dramas coreanos que han conquistado al público mexicano es su música, según la investigación de Soledad Victoria.

Algunos de los K Dramas, principalmente los juveniles, tienen como protagonistas a integrantes de bandas del llamado K-Pop (pop coreano), o también hacen acompañar sus bandas sonoras de los éxitos del momento, lo que ayudó a que paralelamente creciera en México este otro fenómeno.

La comunicadora y el CEO de Sat Marketing coinciden en que el crecimiento del K Drama y el K Pop ha ido casi de la mano.

Hay famosas bandas como Cnblue, Mblaq o SS501, cuyas melodías que cantan en sus conciertos fueron parte de un K Drama. La música puede gustar aunque no se haya visto la telenovela y eso lleva a la audiencia a verla o viceversa, la telenovela lleva al público a buscar las canciones.

Kim Jonghyun, de la banda SHINee, fue recientemente homenajeado en México (Foto: Facebook)
Kim Jonghyun, de la banda SHINee, fue recientemente homenajeado en México (Foto: Facebook)

Según Sat Marketing, al año se realizan en México entre 10 y 12 conciertos con bandas coreanas. Hace dos años se realizó el primero en América Latina. Las entradas pueden agotarse en horas, dependiendo del grupo.

Cada boleto tiene un costo de entre USD 100 y 500 y los recintos donde se presentan las bandas van de los 1.000 a 15.000 asientos.

En asociación con Cinépolis, la principal cadena de cines de México, Sat Marketing organiza conciertos y presentaciones de documentales de K- Pop.

Una muestra del éxito del K Drama y el K-Pop es el estreno en agosto de dos telenovelas en el Canal 34 de Televisión Mexiquense: "El hada de las pesas" y "El Romance de la suerte".

Asistentes a una exposición fotográfica sobre K-Pop en Ciudad de México (Foto. Facebook ELF Support Mx)
Asistentes a una exposición fotográfica sobre K-Pop en Ciudad de México (Foto. Facebook ELF Support Mx)

Mientras que en el mundo del K-Pop, el 11 de agosto, más de 3.500 personas se reunieron en la capital azteca en una exposición fotográfica llamada "K-Pop: Fenómeno Global Coreano", en el que los Kpopers (como se llaman) rindieron homenaje a Kim Jonghyun de la banda SHINee, fallecido en diciembre de 2017.

El 31 de agosto, el cumpleaños de uno de los integrantes de la popular banda BTS generó tres trending topics en el país.

Además de la ayuda de los K Dramas, las bandas se están consolidando en el mercado mexicano, gracias a que no han surgido nuevas boybands estaodunidenses, mientras que a nivel mundial hay una decena de grupos coreanos que están ganando seguidores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: