La muerte de los jóvenes conmocionó al mundo de alpinismo en México
La muerte de los jóvenes conmocionó al mundo de alpinismo en México

Los montañistas mexicanos Daniel Araiza y Enrique González murieron en la llamada Cordillera Blanca de los Andes Peruanos, luego de que un bloque de hielo se desprendiera del pico Artesonraju, confirmó la empresa Deporte Hábitat, patrocinadora de Araiza.

"Daniel Araiza impulsó la divulgación de las actividades de montaña entre los jóvenes mexicanos, liderando e inspirando a una nueva generación de montañistas a través de sus hazañas de relevancia técnica siendo el Manaslu, el ochomil que llevaría su carrera en continuo ascenso. Por otra parte, Enrique González, joven guía de montaña en preparación contribuyó con sus actividades al desarrollo del deporte y la cultura de montaña en México", comunicó la empresa.

Los dos formaban parte de una de tres expediciones mexicanas a los Andes Peruanos que coincidieron en la región para realizar un ascenso al Artesonraju por la cara norte, considerada una de las vías normales ante las condiciones de hielo y nieve constantes que caracterizan la montaña. Los grupos concretaron previamente en este viaje numerosas cumbres peruanas, entre ellas el Ishinca y el Tocllaraju.

Araiza estaba considerado uno de los montañistas y guías profesionales con mayor proyección en el estado de Jalisco.

En 2016, entrevistado por medios mexicanos, expresó que la montaña le había enseñado "lo pequeño e insignificante que eres ante este gran mundo. La montaña siempre me ha llamado la atención por ser un lugar místico y sagrado, el ser y estar por un momento parte de ellas es una oportunidad que agradezco mucho y que provoca en mí sentimientos y sensaciones únicas que me hacen auto explorarme y conocerme. Al estar escalando una montaña siento armonía y fluidez, me siento protegido por su espíritu pero a la vez amenazado por los riesgos existentes".

Diego Wyner, quien también formaba parte de la expedición, señaló al sitio Freeman, especializado en alpinismo, que "les tocó la mala suerte y no cometieron un error hasta donde es evidente. Las condiciones de la montaña pueden ser impredecibles y ocurrió en esta ocasión".

Araiza estaba considerado una promesa de la disciplina
Araiza estaba considerado una promesa de la disciplina

La muerte de los dos alpinistas, cuyos cuerpos ya fueron rescatados, conmocionó al círculo de quienes se dedican a este deporte en México.

"Toda la comunidad se suma a la despedida de dos promesas del montañismo reconociendo su gran aportación al alpinismo nacional. Descansen en paz", señaló Hábitat.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: