Aunque Andrés Manuel López Obrador ha confiado a las mujeres importantes responsabilidades, los grupos feministas exigen un compromiso con su agenda.
Aunque Andrés Manuel López Obrador ha confiado a las mujeres importantes responsabilidades, los grupos feministas exigen un compromiso con su agenda.

El gabinete que anunció Andrés Manuel López Obrador, próximo presidente de México, será paritario por primera vez en la historia, es decir, prácticamente habrá el mismo número de hombres y mujeres: nueve y ocho, respectivamente.

Por primera vez en la historia de México, casi la mitad de las 500 diputaciones (48.6%) y de los 128 escaños (49.2%) en Senado serán ocupados por mujeres.

De esta manera, en el próximo gobierno federal y en el Congreso donde tiene mayoría el partido Morena que postuló a López Obrador, las mujeres tendrán una presentación política como nunca la había visto este país.

Esta composición llamaría a abrigar esperanzas entre las mujeres para impulsar reformas y leyes pendientes a su favor: como la legalización del aborto en todo el país para que ni una sola mujer más en México muera o llegue a la cárcel por la interrupción del embarazo.

Pero las feministas mexicanas nos son optimistas. Saben que para López Obrador esos temas no son prioridad y ya prevén que los irá relegando en la agenda legislativa, a pesar de la mayoría de mujeres diputadas en Morena, el partido que fundó en 2014.

Para contrarrestar estas opiniones Tatiana Clouthier, todavía como coordinadora de campaña de López Obrador, presentó la agenda de género del próximo gobierno.

La llamaron "Femsplaining" y Olga Sánchez Cordero, la próxima secretaria de Gobernación, la presentó como "un manual para hablarnos, para escucharnos, para dejar atrás nuestros miedos, nuestros complejos. Para salir adelante, para empoderarnos, para explicarle al mundo que existimos, para no estar invisibilizadas".

Tatiana Clouthier, quien coordinó la campaña de López Obrador, difundiendo “Femsplaining”
Tatiana Clouthier, quien coordinó la campaña de López Obrador, difundiendo “Femsplaining”

El "Femsplaining" aborda casi todos los temas de la agenda de mujeres, como feminicidio, brecha salarial, violencia obstétrica, acoso callejero, acceso a la educación y feminización de la pobreza. Pero nada dice del aborto. Cordero justifica que se trata de un tema "muy delicado".

Mujeres al poder, pero ¿sin poder?

Desde el gobierno del Distrito Federal y a la fecha, López Obrador ha encontrado en las mujeres un apoyo valioso a su proyecto político y un invaluable capital para llevarlo adelante, signándoles responsabilidades importantes.

Como sucede ahora que se encamina hacia la Presidencia de la República, al frente del Gobierno de la Ciudad de México también tuvo un gabinete paritario: de 12 posiciones, 6 estuvieron ocupadas por mujeres.

En la lista estaban Raquel Sosa, como secretaria de Desarrollo Social, Asa Cristina Laurell al frente de Salud, Jenny Saltiel en Transporte y Vialidad y luego Economía, Julieta Campos en Turismo, Laura Itzel Castillo en Obras y Claudia Sheinbaum –la próxima jefa de Gonierno de la Ciudad de México–, en Medio Ambiente.

En el segundo nivel de la estructura había otras dos mujeres en cargos de responsabilidaD: Bertha Luján como contralora y María Estela Ríos como consejera jurídica.

Algunas de ellas lo han acompañado desde entonces como parte de su primer círculo de influencia. La más visible, por supuesto, es Sheinbaum. A ella, que estaba al frente de Medio Ambiente, le confió la responsabilidad de la construcción del Segundo Piso de Periférico, que quizá debía recaer en el área de Obras.

Ella además fue su vocera en la difícil conyuntura del conflicto poselectoral de 2006 y la colocó al frente de un grupo de mujeres que llamó "Las Adelitas", responsables de organizar protestas y acciones en contra de una de los intentos de reforma energética en 2008.

De la mano de López Obrador, Sheinbaum ascendió hasta la candidatura de Morena para contender por la Ciudad de México, pese a los reclamos de Ricardo Monreal, otro aspirante y colaborador del próximo presidente, quien estuvo a punto de renunciar a su partido por esta diferencia.

La próxima jefa de Gobierno de la CDMX, una de las más cercanas colaboradoras de López Obrador.
La próxima jefa de Gobierno de la CDMX, una de las más cercanas colaboradoras de López Obrador.

Frente a estas evidencias, cualquiera pensaría que los temas de las mujeres no son ajenos al político tabasqueño. Pero hay antecedentes que lo condenan.

La periodista y feminista Sara Lovera recordaba que durante todo su gobierno en la Ciudad de México, López Obrador nunca habló con las organizaciones de mujeres. "No habló durante 6 años con las feministas en el Palacio de Gobierno de la Ciudad de México, aunque la gente se olvide", escribió en un artículo.

Recuerda además que durante su gestión al frente de la capital del país, quiso cerrar las Unidades de Atención y Prevención a la Violencia Familiar creadas por ley y a las que salvó la bancada feminista de entonces en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

También afirma que se opuso a la investigación sobre feminicidio que hizo la Cámara de Diputados para sustentar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida sin Violencia, y vetó la ley de convivencia entre personas del mismo sexo y luego el matrimonio Igualitario, así como la discusión sobre la interrupción legal del embarazo.

Frente a las evidencias de pasado, es comprensible la preocupación de los grupos feministas. Sobre todo ahora que Morena, de izquierda, se ha aliado con el Partido Encuentro Social (PES), de inspiración cristiana.

La confianza de las feministas, más que en las legisladoras de Morena, está puesta en dos mujeres de reconocida trayectoria feminista: Patricia Mercado en el Senado y Martha Tagle en la Cámara de Diputados, quienes se han comprometido a defender los temas de las mujeres en el Congreso.

Buen intento pero no suficiente

El equipo de campaña de López Obrador lanzó "Femsplaining" para revertir la percepción que hay de él entre las organizaciones de mujeres.

En comparación con los candidatos que fueron sus contrincantes –José Antonio Meade (PRI) y Ricardo Anaya (PAN)–, el documento aparecía como la más completa propuesta de campaña en temas de mujeres.

Las feministas exigen del próximo presidente de México una atención prioritaria a los temas de mujeres, entre ellos, el aborto.
Las feministas exigen del próximo presidente de México una atención prioritaria a los temas de mujeres, entre ellos, el aborto.

Pero no contentó a las mujeres. Para todas las involucradas en la defensa de sus derechos, el tema del aborto es prioritario.

Así se lo hizo saber Regina Tamez, directora de la organización civil GIRE (Grupo de Información en Reproducción Elegida), en un artículo en formato de carta que publicó en el sitio de Letras Libres.

Allí le explica a López Obrador: "Una de las consecuencias de la violencia sexual son las maternidades forzadas, por lo que es indispensable el acceso a la anticoncepción de emergencia y al aborto legal, gratuito y seguro. Te dejo un dato preocupante: entre 2009 y 2016 se recibieron 111.413 denuncias por violación en México; en contraste, el sistema de salud reporta haber realizado solo 63 abortos legales por violación en el mismo periodo".

Tamez además lo despoja de argumentos de defensa al advertirle: "Estoy cansada de oír que la defensa de los derechos de las mujeres no es un tema prioritario para México, que primero hay que resolver otros males o que la desigualdad social es distinta de la desigualdad que hay entre mujeres y hombres. Me niego a aceptar esos argumentos: la impunidad, la corrupción y la desigualdad también inciden en nuestras vidas, y si esto no se considera, llegaremos a soluciones incompletas".

La directora de GIRE celebra la publicación "Femsplaining" y la integración de un gabinete paritario, pero destaca  que no es sufuciente.

"Esperamos que sea apenas el primer paso de un gobierno que entenderá la importancia de incluir las voces y las experiencias de las mujeres en la agenda prioritaria de México, que sea un anuncio de que las mujeres no seremos segregradas de la política nacional".

Eso esperamos todas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: