Para comprobar que estaba viva y poder cobrar su pensión, una mujer de 87 años tuvo que acudir en camilla a una sucursal del banco Citibanamex en Tonalá, Chiapas.

Esto ocurrió luego de que los familiares intentaron primero convencer a los empleados de salir del banco para comprobar que la mujer estaba viva pero con una pierna rota y en malas condiciones de salud. Los ejecutivos del banco se negaron y argumentaron que no podían realizar trámites en la calle.

La familia recurrió entonces a personal de Protección Civil, quien trasladó a la mujer, en la camilla de la ambulancia donde estaba, a las ventanillas del banco.

El hecho fue captado y difundido por el usuario de Twitter Rafael Paredes, quien escribió: "Así se las gastan en esa institución bancaria".

Tras la difusión del video, Citibanamex emitió un comunicado en el que "lamentó" lo sucedido y se disculpó por el "procedimiento de identificación" de una de sus clientes. La institución añadió que trabajará para evitar ese tipo de situaciones.

México no es el único país donde ocurren estos hechos. En mayo de 2014 una mujer de la tercera edad acudió en camilla y con tanque de oxígeno a un banco en la ciudad de Santa Marta, en Colombia.

Los vecinos de Ana María Martínez ayudaron a su hija Gladis Esther a juntar dinero para contratar una ambulancia con dos paramédicos y trasladar a su madre al banco.

Al llegar, los empleados le tomaron las huellas digitales y Ana María regresó a su casa después de media hora. Los clientes de la sucursal declararon al periódico El Heraldo que el trato hacia la mujer "no fue justo", todo para que "fuera a cobrar su plata".

LEA MÁS: