La Argentina produce menos del 1% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

En 10 días empieza la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Glasgow. Cuál es la situación de la Argentina y cómo se prepara para la transición energética

La meta para que 2050 la temperatura del planeta no suba más de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales (1850-1900) fue establecida en el Acuerdo de París de 2015 (Europa Press)
La meta para que 2050 la temperatura del planeta no suba más de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales (1850-1900) fue establecida en el Acuerdo de París de 2015 (Europa Press)

En apenas 10 días, el 31 de octubre, comenzará la conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático en Glasgow, Escocia (COP 26). El encuentro se extenderá hasta el 12 de noviembre y será el epicentro donde van a confluir miles de delegados de países, asociaciones civiles, activistas y periodistas para tratar de poner en marcha, finalmente, el Acuerdo de París firmado a fines de 2015.

El acuerdo firmado por 190 países en Francia fue establecer el año 2050 como meta para que la temperatura global no suba más de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales (1850-1900). Para conseguirlo se comprometieron a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero.

El encuentro de Glasgow debe definir los mecanismos por los cuales los países deben empezar a cumplir con las metas de reducción de emisiones de gases contaminantes a las que se comprometieron. De hecho, el último reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) ya dejó claro que el tope de 1.5ºC de suba promedio global de la temperatura es inevitable y llegaría antes de fin de siglo, como se proyectaba. Estiman que sucederá en 2050.

En términos de transición energética y emisiones, Argentina se encuentra muy bien posicionada en el ranking global. Las emisiones argentinas de gases de efecto invernadero no llegan a representar el 1% de las emisiones globales, frente a Estados Unidos que emite el 15% o China que emite el 28%.

En diálogo con Infobae, el vicepresidente de Upstream (exploración y producción) No Convencional de YPF, Pablo Iuliano, explicó que “las emisiones de gases de efecto invernadero son un tema que nos preocupa y ocupa. Es necesario partir de la base que la Argentina tiene una matriz energética muy limpia, no generamos energía a partir de carbón, que es el principal responsable de estos gases; el 50% de nuestra matriz es gas natural y el 15% se reparte entre energía nuclear y otras renovables que no provocan gases de efecto invernadero”.

Una manifestación climática en Milán, Italia, antes de la reunión de la COP26 de Glasgow (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)
Una manifestación climática en Milán, Italia, antes de la reunión de la COP26 de Glasgow (REUTERS/Flavio Lo Scalzo)

Las dos ventajas de la Argentina

1- El carbón, que es el combustible más contaminante, solo representa el 1% de la matriz energética primaria del país.

2- El gas natural es el principal generador de energía con el 59% de la matriz primaria. Es necesario tener en cuenta que el gas natural es considerado el combustible de transición por ser el combustible fósil menos contaminante.

En contraposición, un país como los Estados Unidos tiene un 10% de carbón en su matriz y si bien tiene un desarrollo no convencional similar al de los yacimientos de Vaca Muerta, su matriz está compuesta por más petróleo que gas.

La matriz energética y su implicancia en la transición energética

En el caso de Argentina un 86% de su matriz depende de fuentes fósiles, pero el  gas natural representa un 59% de esa matriz contra un 34% que representa en la  matriz de EEUU ( REUTERS)
En el caso de Argentina un 86% de su matriz depende de fuentes fósiles, pero el gas natural representa un 59% de esa matriz contra un 34% que representa en la matriz de EEUU ( REUTERS)

“En cuanto a emisiones de dióxido de carbono per cápita, la Argentina está entre los más verdes del mundo en cuanto a los gases emitidos. Estamos en niveles mucho menores a los del hemisferio norte y Europa. Ya sea en las emisiones globales o por habitante, estamos muy bien posicionados gracias a nuestra matriz energética limpia”, detalló Iuliano.

La matriz energética primaria de EE. UU. está compuesta en su mayoría por energía proveniente de fuentes fósiles (69% petróleo y gas). La matriz tiene un alto componente de energía proveniente del carbón que casi iguala a la energía proveniente de fuentes renovables.

En el caso de Argentina un 86% de su matriz depende de fuentes fósiles, pero el gas natural representa un 59% de esa matriz contra un 34% que representa en la matriz estadounidense. La energía de fuentes renovables representaba en 2019 un 9% (hoy se estima que está en el orden del 12%), un porcentaje similar a EEUU, pero con solo 1% de energía proveniente de carbón (es una de las fuentes con mayores emisiones).

Siendo el gas natural la energía de transición fósil más limpia, la Argentina tiene una alta ventaja en este proceso frente a países como Estados Unidos, entre otros.

Los países con mayor emisión de CO2

Emisiones de CO2 por región y por país (fuente YPF)
Emisiones de CO2 por región y por país (fuente YPF)

- A nivel global, los principales emisores de gases de efecto invernadero son China (28%) y Estados Unidos (15%). Un dato interesante es que, si bien China es el mayor emisor de CO2 anual global, disminuye al 4° lugar si se toma el indicador de emisiones de CO2 per cápita. En este caso Estados Unidos se posiciona en primer lugar.

- En el caso de Argentina, sus emisiones no llegan a representar un 1% de las emisiones globales.

- En el caso de Estados Unidos sus emisiones de gases de efecto invernadero provienen de los siguientes segmentos: un 41% de las emisiones se generan por producción de hidrocarburos, generación de energía eléctrica y calefacción. (25% electricidad, 10% otra energía que incluye la producción de hidrocarburos y el 6% de edificios)

En el caso de Argentina, si se toma la división por sectores podría considerarse que la energía es el sector con mayor nivel de emisión pero hay que tener en cuenta que el transporte (que en Estados Unidos se toma como un segmento aparte) en la Argentina se considera parte del sector energético.

Si lo analizamos por subsectores, vemos que en realidad podría considerar que el sector energético es responsable por un 35% de las emisiones de la Argentina.

Gráfico de emisiones globales de gases de efecto invernadero por país (fuente YPF)
Gráfico de emisiones globales de gases de efecto invernadero por país (fuente YPF)

¿Cómo es la distribución de las emisiones de dióxido de carbono en el país? “Un 53% está relacionados con la producción de energía y un 40% con agricultura, ganadería y otros usos de la tierra. De ese 53% relacionado con la energía, en YPF genera 4.5% para fabricación de combustibles y 2.9 % son parte de las emisiones fugitivas en la producción de hidrocarburos” describió Iuliano.

En cuanto a cómo será el futuro energético en la Argentina, Iuliano explicó: “Estamos bien posicionados como país en relación al resto del mundo, pero es nuestra responsabilidad con nuestra sociedad reducir la huella de carbono. Por eso tenemos varios ejes de trabajo en YPF: la eficiencia energética (reducir la cantidad de energía que requiere cada unidad de producto que generamos), la reducción las emisiones fugitivas en la fabricación de combustibles, esto es identificar donde están esas pérdidas y encontrar opciones tecnológicas para disminuir o aprovechar el gas que se pierde, y la descarbonización de las operaciones, esto es usar cada vez más energía de fuentes renovables. Por esto estamos trabajando en hidrógeno, liderando un consorcio de 40 empresas en asociación con el Conicet, y estamos en etapa de factibilidad”.

En el último Coloquio de IDEA celebrado en Buenos Aires la semana pasada, los efectos del cambio climático fueron parte central de los debates. En uno de los paneles llamado El cambio climático en el centro”, referentes empresarios, de la militancia joven y de la investigación, coincidieron en remarcar la importancia de avanzar por este camino de forma urgente y en que se trata de un trabajo conjunto.

“En la comunidad científica, siempre éramos los voceros de las malas noticias, pero ahora queremos ser parte de la solución. Tenemos que apuntar a un manejo sustentable del suelo, ya que sabemos que tiene beneficios para la producción, el cuidado del agua, y además genera fuentes de trabajo. A su vez, en las ciudades, está confirmado que ir neutralizar las emisiones de carbono va a tener beneficios para la vida”, manifestó Carolina Vera, profesora de la UBA e investigadora del Conicet.

Por su parte, Mercedes Pombo, referente de “Jóvenes por el clima”, informó que el 71% de los gases de efecto invernadero lo producen 100 empresas, por lo que “no es posible salir de esta crisis sin un compromiso ético y de supervivencia del sector privado. Es un sector con el que hay que construir muchas alianzas”.

En conclusión, la Argentina emite mucho menos gases de efecto invernadero que Estados Unidos, China y los países de Europa, además tiene una matriz energética limpia, al usar poco carbón, pero en vistas a una nueva cumbre climática mundial, siguen vigentes los desafíos de reducir la huella de carbono.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR