Trigo Figueroa, el hijo de Joan Sebastian que fue asesinado por sus fans

El “Poeta del Pueblo” tuvo que afrontar la muerte de sus hijos mayores. En 2006 tuvo que sostener a su primogénito mientras veía cómo se desangraba después de que este fue atacado por sus fans

Joan Sebastián perdió a sus dos hijos mayores por ataques de personas armadas (Foto: @josemanfigueroa/ Instagram)
Joan Sebastián perdió a sus dos hijos mayores por ataques de personas armadas (Foto: @josemanfigueroa/ Instagram)

Joan Sebastian gozó de una vida llena de éxitos en su carrera musical, pero también rodeada de momentos trágicos, como lo fue la muerte de dos de sus hijos Trigo de Jesús y Juan Sebastián, quienes vieron el final de sus días a manos de personas armadas.

Trigo de Jesús Figueroa, nacido en 1979, fue el primer hijo del primer matrimonio que tuvo Joan Sebastian. Su madre fue Teresa Gonzáles, de esa relación también nacieron Juan Sebastián y José Manuel.

El mayor de los hijos del cantante fue muy cercano a su padre, esto lo llevó a ser de los colaboradores de los eventos que realizaba el intérprete de Me gustas. Trigo se desempeñó como coordinador de la seguridad y viajes de Joan Sebastian, lo que lo obligaba a estar presente en la mayoría de los eventos en que se presentaba el artista.

De los hermanos que surgieron del matrimonio Figueroa González, José Manuel es el único vivo (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)
De los hermanos que surgieron del matrimonio Figueroa González, José Manuel es el único vivo (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)

Fue el 27 de agosto de 2006 cuando se llevó a cabo un concierto en Plaza del Valle, en Hidalgo, Texas, Estados Unidos. Parecía que sería una presentación más, sin embargo, fue ahí en donde Trigo fue atacado por un grupo de seguidores de su papá.

El evento se estaba llevando a cabo de forma normal y Trigo, quien entonces tenía 27 años, estaba encargado de la seguridad de Joan Sebastian y se encontraba entre el público, protegiendo a aquellos que se querían acercar demasiado al escenario.

En la localidad el consumo de alcohol tendría que haber sido restringido, pero no lo fue así y gran parte de los presentes no se encontraba sobrio ya para la mitad del concierto, pero también eso era, en parte, algo común. Todos sabían cómo lidiar con fans ebrios, pero no con los que también portaban armas.

Trigo acompañaba a su padre a la mayoría de sus eventos al ser parte de su equipo de trabajo (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)
Trigo acompañaba a su padre a la mayoría de sus eventos al ser parte de su equipo de trabajo (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)

Cuando el intérprete de Juliantla terminó de cantar, un grupo de aproximadamente 30 personas intentó acercarse Joan con el fin de obtener un autógrafo, pero el personal negó este tipo de interacción por su bien. Sin embargo, había tres fans que se molestaron ante la prohibición y mostraban un comportamiento demasiado brusco, como si hubieran bebido mucho.

Uno de ellos sacó una pistola y molesto disparó hacia el suelo en búsqueda de atención. Figueroa se encontraba entre el personal que estaba conteniendo a la gente aglomerada, con él estaba su amigo y compañero Antonio Navarro. Ambos, asustados igual que el resto de los asistentes al concierto, corrieron para alejarse de donde provenían los balazos.

Los agresores no estaban dispuestos a dejarlo ir y fueron detrás de ellos. Al alcanzarlo, le pegaron con la pistola en la cabeza y, después, le dispararon el parte posterior de la cabeza.

Joan Sebastian fue quien recogió a su hijo del suelo y lo mantuvo en sus brazos desangrando hasta que llegó ayuda, ninguna autoridad lo habría apoyado en ese momento.

En agosto de 2018, José Manuel Figueroa compartió esta foto en Instagram para recordar a Trigo a 12 años de su muerte (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)
En agosto de 2018, José Manuel Figueroa compartió esta foto en Instagram para recordar a Trigo a 12 años de su muerte (Foto: Facebook/José Manuel Figueroa)

El joven fue inmediatamente llevado al Hospital Medical Center de McAllen y ahí fue sometido a una operación que pretendía extraer la bala y salvarle la vida, sin embargo, murió en el proceso. El médico que lo trató reportó su muerte a las 18:00 horas de ese domingo.

Según informaron los medios locales, el asesino, en cuanto disparó a Trigo, salió corriendo del lugar, brincando los cercos que delimitaban a la Plaza. Sus acompañantes se dispersaron y escondieron entre los asistentes al concierto.

Joan Sebastian compuso entonces el tema Trigo en honor a su hijo.

Cuatro años después, Juan Sebastián, de 30 años, fue asesinado en un club nocturno en Cuernavaca, Morelos. Fue José Manuel el encargado de darle la noticia a su padre de que su otro hermano mayor también había fallecido tras un ataque.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR