De su cocina a “Venga la Alegría”: la travesía de Mariano Sandoval hasta convertirse en uno de los chefs más queridos

El carismático cocinero encabeza dos exitosos proyectos en TV Azteca, uno de ellos “El gran chef”, en el que cada semana se enfrentan dos famosos conductores en la cocina

infobae-image

Mariano Sandoval tiene claro el poder de su mente. Con tan sólo cinco años ya jugaba a preparar sus alimentos favoritos rodeado de cámaras y ahora gracias a su constancia y talento es el chef consentido de las mañanas en Venga la Alegría, además del conductor del exitoso segmento que ha enfrentado a famosos presentadores con recetas inspiradas en sus propias vivencias.

Siempre sincero, carismático y comprometido con su labor frente a las cámaras, el famoso cocinero ha establecido una relación cercana con sus seguidores, a quienes ha apoyado durante el aislamiento con decenas de recetas, su actitud ante el ejercicio y la conducción del segmento El gran chef, un exitoso proyecto que ha enfrentado a más de un presentador de TV Azteca.

El mismo Sandoval reconoció para Infobae México que para llegar a Venga la Alegría recorrió un duro camino, que pronto olvida cuando recibe el cariño de su público, escribe algún nuevo proyecto para la tv o percibe el impacto que ha tenido su participación al frente del espacio que cada viernes pone a cocinar a Laura G, Patricio Borguetti, Anette Cuburu, Flor Rubio y más recientemente a Daniel Bisogno y Carmen Muñoz.

"El gran chef es un segmento que escribí hace un par de años cuando en el matutino de Azteca me di cuenta que en las hornillas había espacio para dos concursantes distintos y qué mejor que mis compañeros para que entraran en duelo semana tras semana y así fue como nació, con la intención de crear un escenario divertido para celebrar principalmente la cocina mexicana

infobae-image

Con dos temporadas al aire, la aceptación rotunda y el reto de alargar el proyecto, El gran chef se ha convertido en uno de los segmentos más exitosos dentro de Venga la Alegría, el cual logra reunir cada semana tanto al espectador como al staff de producción, para deliberar quien será el ganador de la mejor sazón, que inicialmente se decidía entre los presentadores del mismo programa de revista y ahora, ante la demanda, se integraron nuevos rostros como el de Daniel Bisogno y Carmen Muñoz.

El formato parece sencillo. Dos conductores se enfrentan durante tres minutos y en vivo para desarrollar una receta impregnada con su esencia y su creatividad, lo cual debe ser dirigido por Mariano Sandoval y valorado por un chef reconocido elegido al azar.

Es quizá esta mecánica la que permite al público engancharse a un contenido para el que el mismo elenco interactúa lleno de emoción toda la semana: “Es un proyecto que generó una dinámica muy atractiva internamente. A mí me sorprendió mucho a nivel interno porque la plática de la semana está vinculada principalmente a El gran chef... todo ha sido muy sorprendente, (los concursantes) hacen cosas muy increíbles, hacen recetas muy dignas y que a mí como profesional de la cocina, como chef me hacen sentir muy orgulloso”.

El chef reconoce que su creación tiene varios elementos que le permiten alcanzar el éxito, principalmente que es una sección que saca el lado más endeble de los concursantes, ya reconocidos como consagrados conductores.

Uno de ellos es mostrar a mis compañeros vulnerables, porque son estos gigantes de la televisión que tú los ves conducir y no se les mueve un pelo saben perfectamente qué responder ante todas las situaciones, pero en el único momento en el que los he visto temblar ha sido cuando cocinan, luego la cámara logra detectar como la mano les está temblando cuando intentan colocar una banderilla, cuando están decorando, para mí eso es muy sorprendente y es muy divertido verlos nerviosos”, comentó.

(Foto: Instagram de Mariano Sandoval)
(Foto: Instagram de Mariano Sandoval)

Mariano no sólo conduce el segmento, también apoya a sus compañeros con consejos y tips para armar sus presentaciones, aunque reconoció que los ganadores consiguen el triunfo porque a sus recetas le imprimen su estilo muy particular e incluso destacan sus raíces familiares.

“Han enfatizado su vida, su región, su familia, su pasado dentro de la receta. Como decía el chef José Manuel Fajardo ‘Es cocinar un pedacito de ti y dejar que se cuele en lo más profundo de aquellos que quieres’ y qué mejor cariño que el del público”, reconoció.

Destacó que no tiene un favorito en la competencia, pero sí hay dos concursantes que lo han sorprendido por sus habilidades: Patricio Borguetti y Anette Cuburu. El primero porque su creatividad, desempeño y talento le han dado la victoria en todas y cada una de sus batallas; mientras que la segunda hizo unos chilaquiles que atraparon su atención aunque no pudo probarlos.

Más allá de Venga la Alegría

Mariano Sandoval soñaba desde niño con cocinar para un programa de televisión. Le costó dos años conseguir su ingreso al matutino de TV Azteca y desde entonces tiene una exposición constante en la televisora mexicana.

También conduce el programa Cocinísima desde hace cinco años para el canal internacional de Azteca, que también es muy exitoso y le ha dado gran presencia al chef en toda América y el mundo, ya que incluso se ve en Rusia, donde se transmite en español.

infobae-image

Aunado a esto trabaja de la mano de varias marcas, con quienes elabora campañas digitales o una serie de video recetas que le permiten estar más cerca de sus seguidores.

La cocina le ha permitido además apoyar a sus seguidores en medio de la crisis sanitaria por coronavirus, ya que durante el aislamiento se dedicó a publicar varias recetas para entretener a su público más cercano.

“Me he dedicado hacer muchas recetas, muchos videos, me ha tocado generar mucho contenido gastronómico, así es que para mí la pandemia ha sido un espacio de enorme trabajo de acercamiento al público que lo está viviendo”, detalló.

Mariano Sandoval también ha ganado muchos adeptos de manera deportiva. Desde hace unos meses ha acaparado la atención en redes sociales porque se han identificado con la particular forma que tiene para ejercitarse.

“Tengo un coach que viene todos los días a mi casa y yo veo a todos en redes sociales que hacen ejercicio y se ven espectaculares haciendo ejercicio y cargan mucho peso y yo me veía cargando una pesa del tamaño de una melubrina y resultó que a mis seguidores les gustó. Le llamé entrenamiento perruno porque mi profe tiene una pelota que me avienta porque buscaba que mis reflejos mejoren, porque no sólo busca que yo me sienta bien, sino que siga manteniendo sano y pueda funcionar”, aseguró.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS

“Siempre fue como un sueño el ser papá”: Mauricio Ochmann y su motivación detrás de “Ahí te encargo” de Netflix

Angélica Celaya con Infobae: Jenni Rivera tuvo el coraje de afrontar tragedias como la violación de Chiquis

Alyssa Díaz: el reto de revivir el asesinato de Kiki Camarena y su nuevo rol como una mujer en busca de justicia