“Tardará más tiempo en encontrar un lugar de estacionamiento que en la corte”: abogado de Pablo Lyle

El defensor Philip Reizenstein, habló en exclusiva para Infobae México respecto al próximo encuentro del actor con la justicia de EEUU

Lyle permanecerá bajo arresto domiciliario (Foto: Especial)
Lyle permanecerá bajo arresto domiciliario (Foto: Especial)

Aunque existe la posibilidad de que el destino de Pablo Lyle pueda cambiar a partir del próximo 15 de enero, el actor tendrá que esperar para tener más información. Esto debido a que su proceso se alentó, según lo que su abogado Philip Reizenstein informó en exclusiva para Infobae México.

“Nada más pasará este mes, hay veces en las que el sistema se alenta bastante y no pasa mucho en algún tiempo y esa es la situación en la que nos encontramos ahora”, explicó Reizenstein.

El abogado también confirmó que el juez que estaba a cargo del caso de Lyle fue cambiado y ahora será la jueza Marlene Fernandez-Karavetsos la encargada de determinar que pasará con el actor.

“Alan Fine ya no estará a cargo del caso pues ha sido rotado a la división civil debido a que los jueces se cambian cada enero, así que no es una situación que tenga directamente que ver con el caso de Pablo. Dejó miles de casos”, explicó el defensor.

El juez Alan Fine ya no estará a cargo del caso de Lyle (Foto: Captura pantalla Telemundo)
El juez Alan Fine ya no estará a cargo del caso de Lyle (Foto: Captura pantalla Telemundo)

Por lo pronto, el jurista aseguró que será el próximo lunes cuando el equipo de Lyle se reporte con Fernandez-Karavetsos para presentar el caso.

“Le explicamos qué es lo que ha pasado con el caso y ya, tomará 30 segundos. Pablo podría estar presente pero porque queremos que la juez lo conozca. Se tardará más tiempo en encontrar un lugar de estacionamiento de lo que tardará en la corte”, añadió seguro respecto al próximo encuentro que tendrá el actor con la justicia americana.

También agregó que no será sentenciado este mes. “No habrá una sentencia ya que no ha sido condenado por ningún delito”, mencionó. Además, agregó que Pablo se encuentra de buenos ánimos.

El altercado

Pablo Lyle se encuentra en problemas con la ley estadounidense desde el pasado 31 de marzo cuando agredió a un hombre cubano de 63 años, llamado Juan Ricardo Hernández.

Juan Ricardo Hernández de 63 años murió tras el altercado (Foto: Especial)
Juan Ricardo Hernández de 63 años murió tras el altercado (Foto: Especial)

El conflicto comenzó cuando el cubano se acercó al auto donde viajaba el intérprete de “Mirreyes vs Godínez” para golpear a la ventana del conductor. El cuñado de Lyle, quien era el conductor descendió inmediatamente del automóvil para discutir con Hernández. Aunado a esto, también se observa como el actor se bajó del lado del copiloto.

Tras unos momentos Hernández se alejó del auto, sin embargo fue perseguido por Lyle, quien, al alcanzarlo le propinó un sólo golpe que lo dejó en el suelo, mientras que el actor corrió de regreso al auto.

Horas después Lyle fue arrestado en el aeropuerto de Miami, bajo el cargo de asalto agraviado, no obstante, un juez le fijó una fianza de USD 5,000 y le permitió regresar a México, donde los medios intentaron una declaración del actor, quien se negó a hablar del asunto.

El cubano de 63 años fue llevado al hospital Jackson Memorial, en donde se determinó que tenía una herida en el cráneo y un derrame interno y debido a “complicaciones de una herida contundente en la cabeza” la familia del cubano decidió desconectarlo, por lo que falleció el 4 de abril.

El actor fue visto con un look completamente diferente (Foto: captura de pantalla)
El actor fue visto con un look completamente diferente (Foto: captura de pantalla)

Días después Lyle compareció por primera vez ante un juez en Estados Unidos, y durante la audiencia el actor de declaró inocente, no obstante se dictaminó que tenía que pagar una fianza de USD 50,000. Además que le retiraron su pasaporte con la intención de que el actor no abandonara el país.

En defensa propia

En agosto, sus abogados trataron que su caso fuera desestimado bajo la ley de Stand Your Ground (defiende tu posición) para argumentar que el actor temió por la vida de su familia y trató de proteger a sus hijos, sin embargo el juez Alan Fine le notificó que no podrá emplear el argumento de defensa propia.

Ahora, el actor enfrentará los cargos de homicidio culposo en un juicio el próximo, en caso de ser encontrado culpable podría ser sentenciado hasta 10 años de prisión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA