(Foto: Twitter/@Martisima_SoyYo)
(Foto: Twitter/@Martisima_SoyYo)

La cantante española Marta Sánchez vivió momentos muy incómodos durante su actuación en un concierto contra la LGBTI-fobia, celebrado en la plaza del Centenari de Badalona, en Barcelona.

La artista madrileña, quien el pasado mes de febrero estrenó una versión con letra del himno de España, subió al escenario y apenas comenzó su actuación, tuvo que retirarse a consecuencia de la lluvia de huevos que recibió por parte del público.

Aún no terminaba su primera canción cuando Sánchez tuvo que salir del escenario a causa de los abucheos y las agresiones que estaba recibiendo. Según señalaron medios españoles, incluso la tacharon de "fascista".

"Pues me voy, ya está", dijo la famosa justo antes de cancelar su participación en el concierto por la diversidad sexual. Posteriormente, emitió un comunicado en el que dijo lo siguiente:

El momento de la agresión

"No merece la pena entrar a responder a cobardes que sólo buscan publicidad". "Ha sido sin duda, el peor trato que he sufrido en un escenario".

Además, señaló que había sufrido daño físico. "¿La próxima vez qué serán? ¿Piedras? ¿A dónde vamos a llegar señores? Pensemos en eso y no me usen más de cabeza de turco ante un problema que nos afecta realmente a todos. Gracias siempre a aquellos que me apoyan y respetan", concluyó.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Álex Pastor, expresóa través de Twiter su rechazo a lo ocurrido. "Acabamos de vivir una vergüenza en el concierto contra la #LGTBIfobia. Todo iba genial, hasta que algunos indeseables han lanzado huevos poniendo en peligro a los artistas. La intolerancia y los extremismos de algunos retrógrados es justo lo que tenemos que combatir", escribió.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

El ex alcalde Xavier García Albiol también condenó los hechos, calificándolos de "inadmisibles".

"No recuerdo en la ciudad haber vivido un espectáculo igual. Si se confirma que han sido miembros de las juventudes de la CUP, el PSC debería reflexionar, una vez más, sobre a quién 'regaló' la alcaldía de Badalona en 2015", escribió.

(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)

El incidente ocurrió el viernes pasado y al final el concierto se canceló por completo. Hasta el momento los individuos que agredieron a la cantante no han sido identificados, sin embargo, los medios españoles señalan que fueron independentistas. 

Distintas personas en redes sociales han catalogado de intolerantes a los agresores. La discusión incluso ha derivado en un debate sobre el creciente nacionalismo en España, y sobre el supuesto odio que ciertas comunidades tienen a "todo lo que suena como español".

En respuesta, otros cibernautas han señalado que aunque el ataque a la cantante no se puede asumir con resignación, es desproporcionado catalogarlo de fascismo cuando en las últimas consultas populares las autoridades utilizaron la fuerza para evitar que éstas se llevaran a cabo.