La cantante mexicana demostró ante la cámara lo que hace en sus ratos libres (Foto: Instagram Thalia)
La cantante mexicana demostró ante la cámara lo que hace en sus ratos libres (Foto: Instagram Thalia)

El acercarse a los 50 años no le ha impedido a la cantante mexicana Thalía divertirse con sus ocurrencias, y para gracia de sus fans, lo hace frente a la cámara para compartirlo en redes sociales.

La nueva puntada de la actriz ocurrió cuando viajaba en familia en Nueva York. En un video publicado en su cuenta de Instagram, se escucha la voz de su esposo Tommy Mottola mientras abre una caja con donas.

La creatividad de Thalía la llevó en ese momento a inventar un nuevo reto viral que consiste en imitar sus talentos.

No le dio tiempo ni de degustar la dona (Foto: Instagram Thalia)
No le dio tiempo ni de degustar la dona (Foto: Instagram Thalia)

Primero parecía que haría algo inocente, pero de pronto y para sorpresa de todos, devoró de un bocado la dona glaseada.

Nadie sabe si verdaderamente la tragó, pues la cámara la deja de enfocar y la cantante no vuelve a decir más.

Pero la situación fue compartida por Thalía con la etiqueta #ElDonaChallenge para fomentar que sus seguidores replicaran el reto.

View this post on Instagram

Vamos con #eldonachallenge 🍩👅💦

A post shared by Thalia (@thalia) on

Y para no perder la costumbre, sus fans la imitaron. En Instagram ya circulan los primeros videos de personas intentando devorar la dona de un solo bocado.

Entre los primeros en probar estuvo un fanático de Thalía, quien logró el reto. De hecho, la cantante opinó en su video y le dijo que lo amaba.

¿El nuevo #ThalíaChallenge?

Al parecer, Thalía quiso volver a dar de qué hablar con un reto viral, como lo hizo el año pasado con el #ThalíaChallenge, que consistía en preguntar ante la cámara: "¿Me oyen? ¿Me escuchan?".

El clip tuvo tal alcance, que se fabricaron piñatas con su figura y hasta provocó una canción que mezcló la voz de Thalía con un ritmo pegajoso.

Semanas después Thalía contó que todo fue producto de la casualidad. Ese día se sentía triste y decidió hablarle a la cámara.

"Me dio mucha alegría porque me di cuenta que no soy la única loca suelta en la vida, no soy la única que anda sin correa, que camina en contracorriente, no soy la única sino que hay millones que hicieron click en esa locura y se aquello se descontroló", dijo en aquel momento.