El ganador del Oscar Colin Firth y la productora italiana Livia Giuggioli, casados desde 1997 y con dos hijos en común, denunciaron al periodista italiano de la agencia Ansa Marco Brancaccia por presunto acoso y amenazas.

Todo comenzó en septiembre de 2016, cuando el reportero, un antiguo conocido de Giuggioli, comenzó, al parecer, a acosarla con una serie de llamadas, mensajes y amenazas que fueron en aumento y duraron al menos ocho meses, hasta mayo de 2017.

Durante ese tiempo, según los documentos de la investigación a los que ha tenido acceso el diario La Repubblica, Brancaccia hizo todo lo posible por no salir de la vida de la pareja.

"Si rompes nuestra amistad, te arruino la vida", asegura la mujer que llegó a decirle el periodista. Y añade que la amenazó con destruir no solo su matrimonio, sino también su reputación, utilizando su poder mediático como periodista.

La pareja guardó silencio durante meses, esperando que las intimidaciones terminaran algún día, pero todo empeoró. Aparentemente, el periodista envió por correo electrónico al intérprete de El Discurso del rey unas fotos de su mujer en las que aparecía desnuda. Ante esta nueva amenaza, el matrimonio lo denunció ante la fiscalía de Roma.

En su declaración, Giuggioli habla de llamadas constantes, mensajes intimidatorios a cualquier hora del día y amenazas que la obligaron a cambiar su ritmo de vida y a "vivir en el terror", según cuenta el citado periódico italiano.

La investigación concluyó y están a la espera de juicio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: