A lo largo de la historia del cine, ha habido escenas de sexo muy románticas y esperadas por los espectadores pero también otras que fueron muy comentadas por lo extrañas, cómicas o innecesarias que fueron.

Hay ocasiones en que la secuencias íntimas se convierten en situaciones absurdas, que no aportan nada y, lo que puede ser peor, solo hunden más a una film.

Un recuento por las escenas de "amor" que generaron risas o  incredulidad en los espectadores.

Matar o Morir (2007)

La escena se desarrolla en un motel donde Clive Owen y Monica Bellucci están teniendo sexo desenfrenado. De repente entran unos sicarios dispuestos a matarlos, y el personaje de Owen aniquila uno a uno. Nada de especial si no fuera porque todo ello lo consigue mientras sigue dándole placer a su compañera.

Bajos Instintos 2 (2006)

La continuación de  Bajos Instintos fue una decepción, incluso sus escenas eróticas fueron cuestionables. La película inicia con una escena de sexo sin sentido en un auto a toda velocidad, lo que generó una mala impresión al inicio del film. Nadie duda que Sharon Stone lo hace más que bien, pero esta vez no funcionó.

Team America: la policía del mundo (2004) 

Película animada del mismo creador de South Park, por lo que no es de extrañar que encontremos una escena de sexo entre muñecos. Es tan gráfica como absurda.

American Pie (1999)

Todos recuerdan la escena en que Jim (Jason Biggs), que está empezando a descubrir el sexo, no tiene mejor idea que utilizar una tarta de manzana para saciar sus instintos sexuales.

Crank 2: Alto voltaje (2009)

El protagonista Jason Statham necesita constantes momentos de adrenalina en su organismo para seguir con vida y qué mejor que sexo en público con su compañera de elenco, Amy Smart.

Damas en guerra (2011)

La secuencia sexual de esta comedia se volvió tan absurda que incluso la cara del protagonista, Jon Hamm, se convirtió en un meme que muchos utilizan en  Twitter.

El regreso del monstruo del pantano (1989)

El largometraje de ciencia ficción – con dirección de Jim Wynorski-tiene una recordada escena de "amor" por lo absurda y extraña que resulta. Ganó un premio Razzie en 1990.

La Pistola Desnuda (1988)

Esta película de comedia protagonizada por Leslie Nielsen tiene muchas escenas absurdas, como cuando se estaciona un auto chocando lo que tiene enfrente o cuando los protagonistas tienen sexo disfrazados de condones.