Luis Fonsi junto a Daddy Yankee (Getty Images)
Luis Fonsi junto a Daddy Yankee (Getty Images)

El fenómeno imparable de "Despacito", el éxito firmado por Luis Fonsi y Daddy Yankee que ha hecho historia en la escena latina y en la música global, arrasó el jueves en los Grammy Latino al llevarse cuatro galardones y ser coronada como la mejor canción y la mejor grabación del año.

Sin embargo, pese a que Daddy Yankee estuvo en Las Vegas esta semana trabajando en la promoción del video "Vuelve" junto a Bad Bunny, decidió no asistir a la ceremonia porque quería presentar música nueva y no solo interpretar "Despacito".

Luis Fonsi y Daddy Yankee en una captura del video de “Despacito” (Universal Music Latin)
Luis Fonsi y Daddy Yankee en una captura del video de “Despacito” (Universal Music Latin)

"Las canciones tienen su momento y hay que evolucionar. Eso no quiere decir que vamos a dejar de cantarlas, pero una canción como esta tiene que evolucionar, y en mi caso, es lo que pienso", dijo la figura mundial del reggaeton en una entrevista concedida al diario El Nuevo Día. "Hubiera querido que mi presentación girara hacia algo nuevo y al no ponernos de acuerdo, decidí pasar la página esta vez".

Aunque el cantante aseguró que "ya pasé la página, pasé la página rapidito", no descartó la posibilidad de cantar la canción a futuro: "Nunca dejaré de cantarla, pero tiene su momento y a mi no me gusta drenar al público, no me gusta", afirmó.

Sin la presencia de Daddy Yankee, Luis Fonsi recibió los premios a la canción “Despacito”
Sin la presencia de Daddy Yankee, Luis Fonsi recibió los premios a la canción “Despacito”

Sin contar con la presencia de Daddy Yankee, la producción del evento decidió presentar una versión muy especial de "Despacito" que brindó un broche perfecto a la noche soñada del hit y fue interpretada por Luis Fonsi junto a Bomba Estéreo, Víctor Manuelle y Diplo.

LEA MÁS: